AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

lunes, 24/11/14 - 15: 19 h

huelga

Huelga General 14N: un millón y medio de nuevos parados puede marcar la diferencia

Ruth Ugalde

martes, 13/11/12 - 06:00

[ ]
  • En lo que llevamos de crisis económica, los grandes sindicatos han convocado tres huelgas generales para protestar contra la reforma laboral y los ajustes.
  • Entre la primera, celebrada el 29 de septiembre de 2010, y la que tendrá lugar mañana, 14 de noviembre, el paro se ha incrementado en 1,5 millones de personas.
Las huelgas generales en España en imágenes  -Foto: B.P.V.

¿Tendrá éxito la huelga general de mañana? Es la pregunta que sobrevuela el ambiente y el gran interrogante que deberá despejarse en las próximas 48 horas. Pero su respuesta no es única, sino doble, ya que dos son los frentes donde se va a medir el termómetro del descontento social.

Por una parte están las empresas y la decisión de los trabajadores de secundar, o no, el llamamiento de los grandes sindicatos a no acudir al puesto de trabajo. Por otra, está la calle, con las manifestaciones y concentraciones convocadas a lo largo y ancho de todo el país.

De hecho, cuando se ofrecen cifras sobre el éxito de estas convocatorias se habla tanto del porcentaje de trabajadores que han declinado acudir a su empresa, como de los asistentes a las manifestaciones.

Y un millón y medio de nuevos parados pueden hacer que la temparatura de un termómetro y otro sea muy distinta.

Desde que comenzó la crisis económica, hace cinco años, se han convocado tres huelgas generales: la celebrada el 29 de septiembre de 2010, bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero; la del pasado 29 de marzo, ya con Mariano Rajoy en el poder, y la que tendrá lugar mañana.

Entre la primera y la última, el paro se ha disparado en 1,5 millones de personas, al haber pasado de 4,12 millones a 5,77 millones de desempleados, según las cifras de la Encuesta de Población Activa.

Estos números hacen que haya una mayor bolsa social de desencantados y víctimas de la crisis dispuestos a salir a la calle a manifestarse. Sin embargo, como explica el profesor de IESE, Sandalio Gómez, eso no significa que el paro en las empresas vaya a ser masivo.

"Esta huelga va a tener más seguimiento que la anterior, porque hay más gente incómoda y con problemas, y va a haber más gente dispuesta a manifestarse, porque las cifras de paro están ahí. Pero eso no significa que vaya a ser como las huelgas de hace años, porque la gente tampoco apoya a los sindicatos, su imagen está por los suelos", señala.

Más manifestantes que huelguistas

Dicho con otras palabras, la convocatoria de mañana puede tener más éxito en las calles, gracias al descontento social y a ese millón y medio de nuevos parados dispuestos a mostrar su indignación, que en las oficinas, donde el seguimiento probablemente será más importante que en la última, pero quedará lejos de los éxitos sindicales vividos en las décadas de los 80 y 90, e incluso en 2002.

De hecho, ya en la huelga general del pasado marzo se vio como tuvo un mayor seguimiento la manifestación en la calle que en la empresas. Así, las cifras finales, según los sindicatos, fue un seguimiento del 70% en las empresas, frente a una horquilla de entre el 9% y el 16% según los gobiernos regionales, y casi un millón de manifestantes sólo en Madrid.

Entonces ya se apuntó a que varios trabajadores acudieron a su puesto de trabajo, ya fuera por miedo o porque la situación económica familiar no les permitía renunciar a un día de sueldo, y luego acudieron a las manifestaciones; y a que muchos jóvenes, el colectivo que con mayor dureza está sufriendo la incapcidad de los gobiernos para crear empleo, también asistieron masivamente a las convocatorias.

Y es que, del mismo modo que la lacra del paro y el aumento de la precaridad laboral está generando un mayor descontento social, también es cierto que estos dos factores juegan en contra de que se secunde el paro.

"La gente no está para huelgas, y las empresas no están para perder dinero. Con tanto desempleo, los trabajadores no van a ir de manera masiva a la huelga y, además, muchos no pueden perder un día de sueldo", señala el Economista de IE Business School, Rafael Pampillón.

No obstante, también admite que "llevamos cinco años de crisis y cinco años de destrucción de empleo, ante lo que es evidente que la gente irá a manifestarse". Por eso, el termómetro de Huelga General del 14N puede terminar dando dos temparaturas distintas: la de las empresas y la de la calle.

Irán y el G5+1 acuerdan extender las conversaciones nucleares hasta junio

Irán y el G5+1 acuerdan extender las conversaciones nucleares hasta junio

Hace 43 minutos |

Teherán y el G5+1 se encontraban reunidos en Viena y tenían que haber alcanzado un acuerdo este lunes.

El comercio electrónico se expande en España y se va a notar en las compras navideñas

El comercio electrónico se expande en España y se va a notar en las compras navideñas

Hoy, 13:51 h. |

Las compras navideñas de este año se adelantarán hasta tres semanas. Cada vez son más los que apuestan por la compra online y la media de lo que consumirá cada uno

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel