La Huelga General del 14-N fue secundada por el 21,4% de los trabajadores


  • Uno de cada cinco trabajadores admite que no hizo huelga porque no quería perder dinero.

  • La encuesta del CIS revela que las situaciones de trabajadores que no hicieron huelga por miedo al despido y de los que la hicieron por miedo a los piquetes son marginales.

(Ampl.) Miles de personas se rebelan en Madrid contra los ajustes de Rajoy y urgen medidas 'antiparo'

(Ampl.) Miles de personas se rebelan en Madrid contra los ajustes de Rajoy y urgen medidas 'antiparo'

El 21,4% de los trabajadores secundó la huelga general del 14-N según la encuesta realizada en el último barómetro de diciembre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El estudio demoscópico del instituto público revela que un 57,6% de los españoles acudió ese día al trabajo, un 11,6% estaba de vacaciones, día libre o se encontraba de baja por enfermedad, el 4,9% no la pudo secundar aún queriendo hacerla y un 2,5% quizo trabajar ese día sin poder conseguirlo.

El 22,2 % de los trabajadores que secundaron la huelga general del pasado 14 de noviembre decidieron respaldarla porque no estaban de acuerdo con los recortes del Gobierno, mientras que el 22,6 % de los que no pararon ese día, adoptaron esa decisión porque no podían o no querían perder dinero.

Entre los que fueron a la huelga, el 16,7 % lo hizo porque estaba de acuerdo con los motivos de la convocatoria, el 14,7 % porque la situación estaba muy mal y había que intentar solucionarla de algún modo y el 13,9 % para protestar contra el Ejecutivo.

Además, el 11,1 % lo hicieron por solidaridad con los trabajadores, el 6 % porque la empresa decidió secundarla, el 4 % por miedo a los piquetes sindicales y otro 4 % por no compartir la reforma laboral.

Por lo que respecta a los que no secundaron el paro de 24 horas, el 15,8 % tomó esta decisión porque no estaba de acuerdo con la protesta, el 14,4 % porque no podía dejar de ir a trabajar, el 13,2 % por ser empresario y el 11,3 % porque entiende que las huelgas no sirven para nada.

El 4,7 % de los encuestados no fue a la huelga por no estar de acuerdo con los sindicatos, el 4,5 % por miedo al despido, el 3,7 % porque estaba incluido en servicios mínimos y el 3 % por ser una protesta política.

Para el 2 % no había razones para no ir a trabajar debido a que la huelga llegaba demasiado tarde.