AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 26/12/14 - 17: 48 h

seguridad social

El Comité de Sabios plantea que las pensiones dejen de actualizarse con el IPC

Bruno Pérez

viernes, 07/06/13 - 17:29

[ ]
  • La actualización anual de las prestaciones tendrá en cuenta tres factores: el coste de la vida, los ingresos por cotizaciones y el déficit o superávit de la Seguridad Social
  • Plantean un blindaje para que las prestaciones de los actuales pensionistas no se reduzcan por la aplicación del nuevo modelo, que entraría en vigor en 2014

 

Fotografía de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y del secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos (7d), con el comité de expertos.

El Comité de Sabios reunido por el Gobierno para realizar una propuesta de sostenibilidad para el futuro de las pensiones ha completado su informe. Éstas son sus conclusiones, que han sido presentadas por cinco de sus miembros.

El elemento clave de la propuesta es el factor de sostenibilidad, el mecanismo que debe blindar el equilibrio financiero del sistema público de pensiones frente a sus principales amenazas: envejecimiento de la población, bajo nivel de empleo o un eventual gasto excesivo por pensiones.

En la propuesta de los expertos, ese factor de sostenibilidad se compondría de dos fórmulas: un factor de equidad intergeneracional, que busca el sistema a medio y largo plazo; y un factor de revalorización anual, que busca ajustar los gastos del sistema en el corto plazo ante posibles impactos inesperados.

El factor de revalorización anual trata de acomodar el coste de las pensiones a la disponibilidad de recursos de la Seguridad Social, pero no en función de las tensiones puntuales que se puedan poner de manifiesto en los presupuestos en un año concreto sino a lo largo del ciclo económico.

¿Su objetivo? Frenar el incremento de las pensiones cuando los gastos aumenten por encima de los ingresos y expandirlo cuando los ingresos se incrementen más que los gastos.

¿Cómo se hará? Si hasta ahora la actualización se hacía única y exclusivamente en función del IPC -un sistema que se ha revelado como particularmente costoso-, con el modelo que proponen los expertos se realizaría a partir de la suma de tres factores: IPC, evolución de los ingresos por cotizaciones en un periodo determinado y el superávit o déficit del sistema de Seguridad Social en ese mismo periodo, que según los expertos debería ser de entre 11 y 13 años.

Presentado así, el sistema es complejo y un tanto críptico. ¿Cuánto pesará cada factor? ¿Pesará más el encarecimiento de la vida o la situación de las arcas de la Seguridad Social? Para atajar eventuales arbitrariedades, los expertos invitan al Gobierno a encargar al INE un indicador específico que permita a la población conocer en todo momento la evolución de este factor que, al fin y al cabo, es el que determinaría cuánto sube la pensión en un año.

Los expertos plantean que el nuevo sistema se aplique a partir del año que viene y aconsejan, también, una suerte de sistema de blindaje para que las pensiones actuales del sistema no puedan bajar por la aplicación de este factor de sostenibilidad. Un riesgo real, según los expertos.

¿Bajarán entonces las pensiones futuras? No necesariamente. El Comité de Sabios se ha esforzado en convencer de que este nuevo sistema no se traducirá en una reducción de pensiones, aunque todo apunta a que la relación entre el último salario y la primera nómina como pensionista no volverá nunca a ser como antes.

El factor de equidad intergeneracional busca equiparar la prestación real que percibirá una persona que se jubiló el año pasado a los 65 años y que tiene una esperanza de vida de 80 (15 años), con otra que se jubilará dentro de diez años con 67 años y que tendrá una esperanza hasta los 84 (17 años), para evitar una discriminación indirecta hacia los pensionistas actuales.

Este factor se aplicaría sobre la pensión inicial y, según los expertos, aunque puede llegar a reducir ésta inicialmente su percepción durante más años equilibraría ese efecto en términos reales.

"No se puede repartir lo que no se tiene"

El modelo, al fin y al cabo, trata de responder a una realidad demográfica inexorable. La población cada vez vive más años, los recursos son limitados y es necesario equilibrar las variables del sistema de Seguridad Social (edad de jubilación, sistema de cálculo de la prestación) para que no sea un pozo sin fondo.

Como ha dicho Miguel Ángel García, responsable del Servicios de Estudios de CCOO. "El sistema de pensiones español es de reparto, pero sólo se puede repartir lo que se tiene, no lo que no se tiene".

El comité de sabios ha identificado tres posibilidades de ajuste del sistema: que la pensión media baje, que aumente el número de cotizantes o que se aumenten los ingresos públicos para encauzarlos hacia el sistema de pensiones.

Algo hay que hacer porque cuando se jubile la generación del baby boom el gasto del sistema público de pensiones se va a disparar un 70% y existe un riesgo cierto "de que la pensión media acabe reduciéndose significativamente", ha advertido García.

Pero quién lo tiene que hacer, han subrayado todos los expertos, es quién tiene la responsabilidad de hacerlo, los poderes públicos. "Lo nuestro es sólo una propuesta de las opciones que se pueden utilizar".

Eso sí, los expertos han dejado bien claro que su propuesta no plantea cambiar la naturaleza profunda del sistema de pensiones: ni cuentas nocionales, ni capitalización, ni sistema público-privado; el sistema público de pensiones seguirá siendo de reparto, es decir, se cotizará durante la vida laboral y al llegar a la jubilación la Seguridad Social nos pagará una pensión. Punto.

Sostenibilidad "hasta cierto punto"

El presidente de la comisión de expertos, el sociólogo Víctor Pérez Díaz, ha destacado el grado de consenso que ha alcanzado la propuesta ante uno de los desafíos más importantes que tiene la sociedad española en los próximos años.

"No hemos recibido un mandato para reformar las pensiones, hemos recibido un mandato para hacer una propuesta de sostenibilidad", ha subrayado Pérez Díaz.

Según los expertos, su propuesta "garantiza hasta cierto punto la sostenibilidad del sistema" y "ofrece una solución a largo plazo para el sistema de pensiones".

El informe refuerza el valor de la solidaridad intergeneracional, intentando no cargar sobre las próximas generaciones los desequilibrios acumulados en el presente, y "hemos intentado hacerlo comprensible" para la sociedad española.

Bruno Pérez

Redactor de Economía lainformacion.com

Se cae una campana de 1.750 kilos de la catedral de Valencia durante la misa de Navidad

Se cae una campana de 1.750 kilos de la catedral de Valencia durante la misa de Navidad

Hace 20 minutos |

La campana se desprendió sobre su plataforma de madera durante un volteo con motivo de la misa de Navidad.

'Podemos' dice que el balance de Rajoy es 'un insulto' y que el PP tiene miedo al cambio

'Podemos' dice que el balance de Rajoy es 'un insulto' y que el PP tiene miedo al cambio

Hoy, 16:08 h. |

Errejón dice que el PP ha mostrado los "dos grandes mantras con los que el PP enfrenta 2015: Repetir que viene la recuperación" y el "miedo al cambio". "Esto ha sido

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel