Víctimas y ecologistas lanzan una campaña para que la velocidad máxima en ciudad sea de 30 kilómetros por hora


Vivir en ciudades más habitables, seguras y menos contaminadas es el objetivo que persiguen Ecologistas en Acción, Stop Accidentes, Andando y Conbici en el marco de una iniciativa ciudadana europea con la que a lo largo de un año se espera recoger más de un millón de firmas de apoyo a la propuesta de reducir la velocidad máxima a 30 kilómetros por hora en núcleos urbanos de toda la Unión Europea.
Según informa Ecologistas en Acción, las firmas, que en España se espera que alcancen las 50.000, serán entregadas a la Comisión Europea para que esta institución lance una propuesta legislativa en toda la UE.
Las razones para apoyar la propuesta son que haya menos muertes en accidentes, más viandantes y bicicletas, menos contaminación y se consuma menos combustible.
Según los convocantes de la iniciativa, aunque el límite oficial de velocidad actual en ciudad sea de 50 kilómetros por hora, resulta peligroso circular a velocidades superiores a los 30 kilómetros por hora. "Un límite general evitaría circulaciones peligrosas, favoreciendo un cambio de actitud en los conductores al asumir que no se debe superar nunca ese tope", señalan.
La campaña dispone de una web común, 'http://es.30kmh.eu/',
en la que se volcarán los contenidos generados y donde se podrá firmar directamente.