AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Jueves, 03/09/15 - 17:13 h

Especies en peligro

Sapos parteros nacidos en cautividad refuerzan la población de los humedales de Guadarrama

Viernes, 14 de agosto del 2009 - 13:57

Lee el artículo completo en: La Razón digital - portada

[ 0 ]
El viceconsejero madrileño de Vivienda y Suelo, Juan Blasco, contribuyó hoy  a la suelta de un total de 75 ejemplares de sapo partero común, nacidos en el Centro de Cría en Cautividad de Anfibios Amenazados de la Sierra de Guadarrama ubicado en Rascafría, que reforzarán las   poblaciones de los humedales de dicha Sierra.   El viceconsejero destacó "el hito medioambiental" que supone criar en cautividad cerca de 500 ejemplares de estas especies de vertebrados en peligro de extinción que, "tras su cría en este centro   pionero en Europa", han sido reintroducidos en varios humedales del Parque Natural de Peñalara "para reforzar las poblaciones naturales de anfibios del que es el espacio natural de la región con mayor biodiversidad".   Blasco explicó que la Sierra de Guadarrama, pese a ser  uno de los espacios protegidos por el Gobierno regional, "no está a salvo de algunas de las amenazas que han convertido a los anfibios en   uno de los grupos animales en peligro de extinción en todo el mundo".      De hecho, "la introducción de especies autóctonas y ciertasenfermedades emergentes son dos de las principales causas de la desaparición de estos animales en este espacio natural", aseveró el viceconsejero. CENTRO DE CRIA EN CAUTIVIDAD   Con objeto de paliar los devastadores efectos del hongo patógeno,   que lleva años afectando al anfibio, el Gobierno regional ha puesto   en marcha medidas activas para garantizar el futuro de los anfibios   de la Sierra de Guadarrama y sus hábitats, y "que convierten a la   Comunidad de Madrid en un referente europeo en la salvaguarda de   estos vertebrados amenazados".   Entre estas acciones, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y  Ordenación del Territorio, en colaboración con el Museo de Ciencias   Naturales, puso en marcha en 2008 el Centro de Cría de los Anfibios  Amenazados de la Sierra de Guadarrama, en Peñalara.   En estas instalaciones se llevan a cabo tareas de investigación, evaluación y conservación, y la cría en cautividad de aquellas   especies que no pueden salvarse en su ambiente natural. En concreto se cría una de las especies más amenazadas, el sapo partero común,   que se encuentra al borde de la extinción. La evolución de los anfibios liberados y su supervivencia es controlada por los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio a través de equipos de grabación automática de cantos, también conocidos como 'frogloggers',   instalados en los humedales.  Según explicó Blasco, de los datos obtenidos en las últimas fechas  "se puede confirmar el éxito de las introducciones", lo que es sin duda una buena noticia que avala "la importancia de este centro de la Comunidad de Madrid, pionero en España".   EL SAPO PARTERO COMUN   El sapo partero común es un anfibio que, desde hace algunos años,   se está extinguiendo a causa de un hongo patógeno que afecta tanto a   larvas como a adultos. El hongo no sobrevive con temperaturas superiores a los 30 grados, por ello el Parque Natural de Peñalara   ensaya una terapia de calor para eliminar el hongo de las larvas   afectadas, que una vez curadas son devueltas al medio natural.    Así, las crías son sometidas a baños con fungicidas y para su identificación, se les dibuja una pequeña marca en la piel, imperceptible a simple vista puesto que se necesita una luz   ultravioleta para distinguirla, según informó hoy uno de los técnicos que trabajan en el centro.   La suelta realizada hoy forma parte de un programa de investigación sobre los efectos de un potente fungicida, el itraconazol, con el que se pretende frenar el avance del hongo que   provoca la muerte del sapo partero. 

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter