AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 20/09/14 - 20: 05 h

Mundo

Aprende alemán riéndote con sus ‘Chiquitos’ y “Evas Hache”

María Torrens Tillack

jueves, 10/01/13 - 10:27

[ ]
  • Otto o Loriot son algunos de los referentes cómicos en Alemania.
  • Puedes aprender alemán con una sonrisa mientras conoces a sus mejores humoristas.
Otto Waalkes, humorista alemán en una imagen de archivo  -Foto: Carsten Koall/ GettyImages

Otto, una caricatura en sí mismo

Es probablemente uno de los contados artistas del planeta que ya tiene una casa museo a pesar de seguir dando guerra sobre los escenarios y no haber abandonado este mundo. Ha prestado su voz al personaje de Sid en la traducción al alemán de Ice Age y en vez de tener muñecos de sí mismo, se promociona con sus peluches de Ottifanten, los simpáticos (ele)fantes que le caracterizan.

Otto Waalkes (más conocido simplemente como Otto) le declaraba su amor a la pulga María ya en los años 70. En un número comenta a la invisible María sobre su mano izquierda: “María, quiero casarme contigo (heiraten)”. “Por mí, bien (meinetwegen). Solo tienes que preguntar a mi Papi”, responde ella. Cuando el padre, en la otra mano de Otto da su consentimiento (Einwilligung), Otto aplaude de alegría… ¡Ups!

“¿No puede alargar el incendio hasta mañana sobre las 11 ó 12?”, pregunta el bombero Otto a un señor que llama por el fuego que invade su vivienda. “Confío en usted. Aguántemelo hasta mañana. Que ya nos ha pasado que luego llegamos a la cita y ya no hay nada que apagar”, dice Otto antes de colgar.

En su número cómico sobre el cuerpo humano (der menschliche Körper) bromea con un hombre sentado en un bar cuyo “hígado trabaja bien, el resto de órganos también”.

Incluso puedes aprender onomatopeyas alemanas: “Cuanto más alta sea la ‘prrrt’ [de la superficie inclinada, Schräge] y más larga la ‘pssst’, más ruidoso será el bum (bumbs)”, explica Otto en una ‘clase’ de física en un colegio. Otto’s eleven es su última película.

Loriot, el mito

Cena para dos. Un hombre se limpia la boca y comienza a confesar a su acompañante el amor que siente por ella después de 30 años desde que se conocieron. Ella trata de interrumpirle para comentarle que tiene un fideo pegado al labio, pero él pide que “por favor, no diga nada todavía” y le deje hablar...

“Loriot veía la comicidad en la vida cotidiana, chinchaba a los espectadores con sus propios, pequeños defectos y nos enseñó a reírnos de nosotros mismos”, se despedía el diario Bild cuando falleció en agosto de 2011 a los 87 años. “El mejor cómico alemán”, según Der Spiegel.

Un matrimonio discute tontamente durante un minuto por un huevo pasado por agua (¿está en su punto o no?). Conclusión de ella: “sí que son primitivos los hombres”. Conclusión de él: “la mato”. Vicco von Bülow, cuyo nombre artístico era Loriot, también fue caricaturista y alguna vez combinó ambas facetas, como en “el huevo del desayuno” (das Frühstücksei), otro de sus clásicos más aplaudidos. Deja dos películas para la posteridad: Ödipussi (1988) y Pappa ante portas (1991).

‘Verstehen sie Spass’, el programa de cámara oculta

Tres comensales ocupan la mesa de un elegante restaurante y mientras les atiende el camarero, uno de los clientes se sobresalta por un pellizco en el tobillo. No sabe de dónde viene. Nadie entiende nada… nadie de ese grupo de tres. Todos los demás son ganchos y cómplices (Lockvögeln) al estilo del programa español ‘Inocente, inocente’. Es el número de la "mesa del manoseo" (Fummeltisch):

Con bromas a famosos y anónimos, este programa de la cadena pública ARD lleva más de 30 años en antena, con un solo impasse a principios de los años 90 coincidiendo con la reunificación alemana. En su canal de YouTube puedes encontrar las bromas de ‘Verstehen sie Spass?’ (traducible como ‘¿Comprende lo que es una broma?’), clásicos y los más recientes.

Otra conocida emisión en clave de humor (aunque ya fuera de antena) es la comedia Schillerstrasse, que contaba las aventuras y desventuras del inquilino de un piso en Colonia. Los actores improvisaban las escenas sobre unas indicaciones básicas.

Hape Kerkeling, el maestro del disfraz

A los 25 años se disfrazó de la reina Beatriz de Holanda justo el día que ésta iba a ser recibida por el presidente de Alemania. Llegó en limusina hasta el palacio, donde los guardias de seguridad y el público que le recibió con aplausos tardaron un rato en darse cuenta de que bajo aquel vestido se escondía un hombre. Gracias a aquel número (real en todos los sentidos) de 1991, fue como Hape Kerkeling comenzó su carrera al estrellato, informa el Instituto Goethe.

Hoy es un reconocido presentador de televisión y ha publicado varios libros, incluido el bestseller Ich bin dann mal weg (Entonces me voy), donde abandona su faceta humorística y sorprende con el relato de su experiencia como peregrino del Camino de Santiago.

Un ejemplo de sus números cómicos, lo ofrece éste de una mujer policía (Politesse) a la que sus compañeros llaman caballo (Pferd), "pero no estoy enfadada por eso" ("aber da bin ich nicht böse d'rüber"):

Anke Engelke, la mueca

Galardonada varias veces con el premio televisivo de Alemania Grimme, Anke Engelke es posiblemente la cara femenina más reconocida de los cómicos alemanes. Y eso que una de sus especialidades es deformar su rostro con todo un repertorio de muecas y maquillajes.

Ha actuado en cientos de sketches como uno en el que una confusión lingüística lleva a que un conductor/ligue se tome su indicación coloquial de “tírame [déjame] en esta esquina” (“schmeiss mich hier an der Ecke raus”) literalmente:

Olli Dittrich, el reto para los avanzados

Si buscas un desafío para tu alemán de nivel alto, échale un vistazo a su programa de televisión, Dittsche, donde su ebrio personaje suele acudir en bata y zapatillas de andar por casa a un local de venta de comida para llevar o tomar. Se pasa el capítulo entero (media hora) abordando y dando conversación, tanto si quieren como si no, al tendero y sus otros clientes. Siempre tiene algo que decir, desde la crisis a la liga alemana de fútbol.

Si necesitas ejercitar tu oído con un alemán más claro, también puedes descubrir a este humorista en sus intervenciones junto al famoso presentador de late night show, Harald Schmidt, en el canal SAT1. Mariquitas (Marienkäfer) que tienen que ir a la ópera, maletas de viaje demasiado grandes en el AVE (ICE en Alemania)…

Helge Schneider, Cordula Stratmann o Michael Mittermeier son otros de los cómicos destacados del panorama humorístico germano, según el crítico televisivo Volker Bergmeister. Si lo que necesitas, son números cómicos más sencillos, también existen enfocados directamente al aprendizaje del alemán. Los ofrece la BBC en su web de la mano de Henning Wehn.

María Torrens Tillack

Responsable de la sección Mundo

Los datos del ébola que provocan escalofríos

Los datos del ébola que provocan escalofríos

Hace 15 minutos |

Más de la mitad de los infectados mueren.

Nigeria y Cruz Roja negocian con Boko Haram la liberación de 200 escolares secuestradas

Nigeria y Cruz Roja negocian con Boko Haram la liberación de 200 escolares secuestradas

Hoy, 18:49 h. |

Unas 200 niñas fueron secuestradas el pasado 15 de abril en un ataque contra su escuela en el noreste de Nigeria por milicianos del grupo islamista Boko Haram.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Mundo

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel