AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 02/10/14 - 13: 35 h

Mundo

¿Cómo se forja un asesino en masa
como el de Newtown?

María Torrens Tillack

martes, 18/12/12 - 10:43

[ ]
  • Dos criminólogos responden a dudas como por qué a un asesino en masa no le basta con matar a una persona.
  • La venganza es una de las motivaciones más habituales de estas personas.
Especialistas analizan los ordenadores de Lanza para encontrar un motivo

Los rasgos comunes de un asesino en masa son prácticamente imposibles de determinar. Cada caso es único, pero los criminólogos sí coinciden en señalar características coincidentes en el origen de este mal que tan difícil resulta de comprender para los supervivientes.

La venganza es una de las motivaciones más habituales, la venganza contra el sistema, contra la sociedad, contra una etnia, contra los tuyos…”, indica César San Juan, presidente de la Sociedad Española de Investigación Criminológica y profesor de Psicología Criminal en la Universidad del País Vasco.

Pero el contexto que origina esa sed de venganza puede ser infinitamente distinto uno de otro. “Hay personas agraviadas por un desengaño pasional, por un despido en el trabajo, o por una discusión en casa que pueden desencadenar un brote violento. En otras ocasiones, hay un evidente trastorno mental en virtud del cual la persona se identifica con un personaje asesino de comic. En otras, puede haber una combinación de situaciones que lleven al sujeto a asesinar a toda su familia”, ejemplifica San Juan.

El coordinador de programas del Grado en Criminología de la Universidad Europea de Madrid, Rafael Fontán, coincide en que “suele tratarse de sujetos con trastornos de personalidad o con algún tipo de enfermedad mental…sin excluir incluso casos de homicidas que actúan ‘en cortocircuito’”.

“No tiene por qué tratarse de comportamientos comprensibles con un detonante específico, por lo que su etiología criminal puede remontarse a sucesos pasados, lejanos en el tiempo, o concatenados, respecto de los que un estímulo final sirve de espita”, explica este profesor de Derecho Penal y Criminología. 

"Habitualmente una persona no basta para saciar su explosión psicótica"

Pero, ¿por qué no le basta a esa persona con arrebatar la vida a otra? ¿Por qué siente la necesidad de asesinar a un grupo? “Normalmente en los casos a los que he aludido, una persona no basta para saciar su explosión psicótica”, opina San Juan.

“La diferencia con el asesino en serie radica que en éste hay un periodo de enfriamiento al que sucede un deseo renovado de seguir asesinando. En el asesino en masa nos encontramos con un único episodio que, generalmente genera una gran agitación y alarma en la zona por lo que, si no termina suicidándose, acaba abatido por las fuerzas de seguridad”, continúa.

Pero si el asesino sobrevive, debe recibir ayuda: “Si se atrapa al culpable es evidente que necesita atención y tratamiento. De todas formas, esto no significa que no deba pagar judicialmente por los crímenes cometidos, como es el caso de Breivik, un sujeto dueño de sus actos [como se emitió en el juicio]”.

Se refiere al noruego Anders Behring Breivik, que sembró el terror en Oslo y la isla de Utoya en el verano de 2011 matando a 77 personas. A los sentimientos de desarraigo moral, familiar o social, se pueden añadir en ocasiones actitudes narcisistas y egocéntricas, indica Fontán.

El orgulloso ultraderechista Breivik parece encajar en esta última descripción, pero la policía en Newtown aún intentan explicarse que le sucedió a Adam Lanza, el joven de 20 años que se suicidó después de matar a 20 niños, seis profesoras y a su madre, también maestra de la escuela Sandy Hook donde perpetró la matanza.

"Normalmente, se trata de personas con problemas de relación con los demás [que incluso llega al grado de] fobia social"

En el caso de Lanza, son poco los recuerdos que de él tienen los vecinos de la localidad. Argumentan que viven muchos viven muy dispersos en un área extensa, pero lo cierto es que son pocos quienes han podido aportar algo sobre este chico, al menos públicamente.

“Normalmente en los casos de asesinos de masa, puede tratarse de personas con problemas de relación con los demás o, directamente, que su fobia social les impida relacionarse con la gente”, confirma San Juan. “Por eso no tiene por qué haber conductas infractoras previas”.

No basta una base neurobiológica que predisponga a la agresividad, o a la desobediencia a las normas, o a la falta de empatía hacia el dolor ajeno, sino que es necesario que se den las circunstancias idóneas de oportunidad, impredecibles e incontrolables”, explica el profesor Fontán. “Una base psicopática o esquizofrénica no tiene por qué derivar necesariamente en un comportamiento criminal. Ni una desinhibición hacia la violencia tampoco”, advierte.

El entorno familiar (la madre de Lanza preparaba a sus hijos para el colapso económico), el entorno urbano, las amistades y relaciones definen a una persona. Por lo tanto también a un asesino en masas. “Pero tampoco son suficientes para asegurar que va a darse un comportamiento criminal”, reconoce Fontán. 

Quizá por ello resulte extremadamente difícil prevenir asesinatos en masa. Pero el presidente de la Sociedad Española de Investigación Criminológica defiende que los psicólogos y psiquiatras den la voz de alarma a las autoridades si detectan un comportamiento sospechoso en las personas a las que tratan. “Lo cierto es que en algunos casos han explicitado discursos de deseo de venganza en un contexto terapéutico o han dejado mensajes anunciando propósitos asesinos en las redes sociales”, razona San Juan.

“Creo que si hablamos de prevención, la responsabilidad debe situarse en la escuela, la familia y en la regulación del uso de armas”, argumenta el presidente de los criminólogos españoles. En ese último punto se concentran ahora los esfuerzos en EEUU, donde Barack Obama ha indicado que empleará “todo su poder” para un control más estricto de las armas. En anteriores ocasiones palabras así cayeron en saco roto, pero no son pocos los que esperan que una matanza en la que la mayoría de las víctimas eran pequeños indefensos consiga lo que no lograron masacres como la de Virginia Tech o Columbine.

María Torrens Tillack

Responsable de la sección Mundo

Cameron almorzó con su esposa en una hamburguesería que le recomendó Obama (y no deja propina)

Cameron almorzó con su esposa en una hamburguesería que le recomendó Obama (y no deja propina)

Hace 16 minutos |

El primer ministro David Cameron comió con su esposa en una hamburguesería que le había recomendado Obama. Cameron se hizo fotos con los empleados.

Los eurodiputados decidirán el martes la candidatura de Cañete a comisario europeo

Los eurodiputados decidirán el martes la candidatura de Cañete a comisario europeo

Hace 32 minutos | I.C

El grupo de los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo (PE) ha sido el primero en pedir posponer el voto.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Mundo

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel