AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Viernes, 12/02/16 - 17:22 h

Mundo

El barco inspirado en ‘Star Wars’, el mayor fracaso de la Marina de EEUU: 37.000 millones de inversión y no funciona

Roberto Arnaz

Viernes, 10 de mayo del 2013 - 12:46

[ 0 ]
  • Es tan frágil que bastaría con un certero disparo lanzacohetes hundir el barco diseñado para luchar contra el terrorismo y el narcotráfico en el Pacífico.

  • Hay 52 unidades encargadas, cada una con un coste de 440 millones de dólares, pero sólo cuatro han sido entregadas.

 

  • Las 10 armas más costosas del planeta.
    Las 10 armas más costosas del planeta.
    F-22 Raptor: El avión fantasma más temible, y más caro. Cada bombardero cuesta 211 millones. Una decena de estos jet valen más que todo el PIB de Groenlandia. El Pentágono tiene 188 en su presupuesto. Foto: Lockheed Martin.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Las 10 armas más costosas del planeta.
    Las 10 armas más costosas del planeta.
    CVN-78 Class: Es el primer portaaviones de próxima generación. Su envergadura equivale a la de tres campos de fútbol y pesa cerca de 100.000 toneladas. En su interior tiene espacio para 75 aviones de combate. Sólo hay tres CVN-78 Class construidos, con un coste de casi 10.000 millones de dólares cada uno. Foto: US Army.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los aviones espía de EEUU
    Los aviones espía de EEUU
    Las tropas estadounidenses pueden obtener imágenes claras del enemigo durante la noche gracias a las cámaras infrarrojas del RAVEN. Foto: AeroVironment Inc.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Las 10 armas más costosas del planeta.
    Las 10 armas más costosas del planeta.
    DDG 51 Destroyer: Esta generación de destructores entró en servicio en 1991. Actualmente el Ejército de EEUU cuenta con 75 unidades, cada una de ellas con un coste de 1.300 millones de dólares. Cuentan con una tripulación de 350 marineros. Foto: US Army.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Un barco de guerra sacado de 'Star Wars'.
    Un barco de guerra sacado de 'Star Wars'.
    El USS Independence es la nueva joya de la Marina estadounidense.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Las 10 armas más costosas del planeta.
    Las 10 armas más costosas del planeta.
    Joint Strike Fighter: El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha encargado 2.500 unidades de estos caza-bombarderos a razón de 110 millones de dólares por avión. El coste tal de la inversión del Pentágono es de más de 326.000 millones. Foto: Lockheed Martin.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los aviones espía de EEUU
    Los aviones espía de EEUU
    El Nano es el avión espía más pequeño del mundo: mide 16 centímetros y pesa 19 gramos. Foto: AeroVironment Inc.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los aviones espía de EEUU
    Los aviones espía de EEUU
    Nano únicamente es capaz de volar durante 11 minutos seguidos. Foto: AeroVironment Inc.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Diez armas para sorprender al mundo.
    Diez armas para sorprender al mundo.
    ¿Algún día las guerras serán de robots contra robots? El MAARS del Ejército de Estados Unidos es un robot de control remoto adaptado para cargar con armas, lanzagranadas, cegadores o disparadores de espray de pimienta. Sin embargo, hasta el momento, el MAARS nunca ha disparado en combate.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los aviones espía de EEUU
    Los aviones espía de EEUU
    Cada unidad del X 47 B cuesta 80 millones de dólares. Foto: Northrop Grumman.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Diez armas para sorprender al mundo.
    Diez armas para sorprender al mundo.
    Los soldados en Irak y Afganistán serán los primeros en probar el XM25. Se trata de un lanzagranadas inteligente capaz de variar la trayectoria de sus proyectiles para alcanzar cualquier objetivo, incluso los que están a cubierto, escondidos en una trinchera u ocultos tras una pared. En el Ejército la conocen como La Castigodora, que puede lanzar un proyectil a 500 metros.

    Ver imagen en tamaño completo

Se dice pronto, pero la cifra es mareante: Estados Unidos lleva invertidos 37.000 millones de dólares en un espectacular barco de última tecnología inspirado en los destructores espaciales con los que el Imperio trataba de sofocar la revolución en la saga de ‘Star Wars’ que no funciona.  

El programa Litoral Combat Ships (LSC) es un fracaso, el mayor de la Marina estadounidense hasta la fecha, según ha admitido el senador de Arizona –y excandidato a la presidencia del país– John McCain. “Tenemos que solucionar los problemas o tomar una decisión drástica, y rápido”, ha asegurado McCain esta misma semana.

Esta nueva generación de navíos de combate estaba llamada a ser “uno de los programas más importantes de defensa” de Estados Unidos, según afirmó el secretario de la Armada, Roy Mabus, en la presentación del proyecto.

En teoría, debían ser capaces de alcanzar una velocidad punta de 50 nudos –unos 90 kilómetros por hora– lo que, unido un armamento de última generación, los convertirían en un efectivo arma de lucha contra el terrorismo y el narcotráfico en la costa del Pacífico.

Inicialmente se encargó a distintas compañías la fabricación de 52 unidades y se contaba con que los Litoral Combat Ships fueran un tercio de la fuerza naval de combate estadounidense en 2028.

Hasta la fecha únicamente se han entregado cuatro unidades y el programa acumula más de un año de retraso sobre el peor de los calendarios previstos en el plan de desarrollo. Además, los barcos ya estrenados no dejan de acumular problemas y averías.

Frágiles y poco funcionales

El último en botarse, el USS Independence, fue fabricado por la compañía australiana General Dynamics Corporation y ha costado cerca de 440 millones de dólares. Este prototipo, que fue entregado al Ejército estadounidense a principios de 2011, es la viva prueba de que los LSC están a años luz de cumplir con las expectativas puestas en ellos.

El mayor problema del Independence es su fragilidad. Un estudio independiente publicado en la web de agencia de noticias 'Bloomberg' asegura que sería incapaz de resistir un impacto de un misil enemigo sin quedar inservible o hundirse. Un verdadero problema cuando la mayoría de los piratas y narcotraficantes cuentan con armas pesadas en sus embarcaciones. Bastaría con un certero disparo lanzacohetes para hacer que el Independence y sus 40 tripulantes descasasen en el fondo del océano.  

Además, la cacareada funcionalidad de los Litoral Combat Ships es poco menos que cuestionable: se suponía que estos barcos eran capaces de servir como dragaminas, antisubmarinos y de combatir en la superficie dando apoyo y transporte a la infantería con unos ligeros cambios que se podían hacer sobre la marcha.

Sin embargo, la tozuda realidad ha demostrado que en cambiar de un modo a otro de acción se tarda nada menos que 96 horas en las que se requiere a toda la tripulación adaptando el navío. Y, cuatro días en un conflicto armado son demasiado tiempo.

Únete a nuestros seguidores

Recibe nuestro boletín

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter