El luto y el espíritu navideño se entremezclan en los homenajes de Newtown tras la tragedia

  • Hasta los escaparátes de las tiendas de Newtown combinan el luto con la decoración navideña.

  • Todo EEUU continúa de duelo oficial por las 27 víctimas, entre ellas 20 niños.

Fe, esperanza, amor

Fe, esperanza, amor lainformacion.com | Foto: Reuters

Ángeles

Ángeles lainformacion.com | Foto: Reuters

Escaparates navideños de luto

Escaparates navideños de luto lainformacion.com | Foto: Reuters

'Os queremos'

'Os queremos' lainformacion.com | Foto: Reuters

En busca de algo de luz

En busca de algo de luz lainformacion.com | Foto: Reuters

Ositos de peluche

Ositos de peluche lainformacion.com | Foto: Reuters

Luto patriótico

Luto patriótico lainformacion.com | Foto: Reuters

Luto patriótico

Luto patriótico lainformacion.com | Foto: Reuters

'Bandera del honor'

'Bandera del honor' lainformacion.com | Foto: Reuters

'Bandera del honor'

'Bandera del honor' lainformacion.com | Foto: Reuters

EEUU continúa de luto oficial

EEUU continúa de luto oficial lainformacion.com | Foto: Reuters

EEUU continúa de luto oficial

EEUU continúa de luto oficial lainformacion.com | Foto: Reuters

Los habitantes de Newtown intentan reponerse tras la masacre que dejó 27 víctimas, entre ellas 20 niños, en una escuela de Primaria de esta localidad de Connecticut (EEUU) el viernes. Las palabras "fe, esperanza y amor" parecen presidir los pensamientos y oraciones de los vecinos.

Rinden tributo a los fallecidos en todas partes, incluso el escaparate navideño de una tienda de ropa anuncia en un improvisado cartel: "el amor nos ayudará a superarlo". En una nación dividida por quienes favorecen una regulación más estricta de la tenencia de armas y quienes defienden a ultranza la Segunda Enmienda, las banderas sirven estos días para unir en el dolor a la localidad de Newtown.

Además de los 20 pequeños, un joven de 20 años llamado Adam Lanza asesinó a su madre (maestra en esta escuela), otras tres maestras, una psicóloga y a la directora del centro Sandy Hook.

Tras conocerse la masacre el pasado viernes, Barack Obama decretó cuatro días de luto entre lágrimas y vuelve a hablar de una regulación estricta para limitar los derechos a la defensa de la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense.

María Torrens Tillack/ Agencias