AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 02/09/14 - 19: 22 h

Mundo

El ‘sin techo’ al que un policía de Nueva York le compró unas botas vuelve a caminar descalzo por miedo

Roberto Arnaz

lunes, 03/12/12 - 10:41

[ ]
  • Jeffrey Hillman asegura que ha escondido los zapatos porque son tan caros que le podrían traer problemas e incluso “perder la vida por llevarlos”.

  • El indigente más famoso del planeta se queja de su reciente popularidad y afirma que nadie le ha pedido permiso para usar su imagen.

 

El oficial DePrimo regaló unas botas nuevas a Jeffrey Hillman el pasado 14 de noviembre  -Foto: Jennifer Foster

Desde la semana pasada Jeffrey Hillman es, contra su voluntad, toda una celebridad. Su imagen ha protagonizado las portadas de centenares de diarios en todo el mundo, entre ellas la del ‘The New York Times, el periódico más respetado del planeta. Todo porque la madrugada del pasado 14 de noviembre el oficial de policía Larry DePrimo le vio sentado en el frío suelo de Manhattan, descalzo, y decidió regalarle unas botas para al menos cubrir sus pies desnudos.

Aquel gesto convirtió a DePrimo en un héroe ciudadano, la personificación de todos aquellas buenas obras que de manera anónima se hacen cada día en Nueva York, y condenó a Hillman a la fama, a ser reconocido por la calle y enfrentarse de nuevo a su drama familiar.

“La historia ha dado la vuelta al mundo. Mi imagen ha aparecido en YouTube y en un montón de sitios sin permiso”, se ha quejado este veterano de 54 años a un reportero del ‘Times’ que se lo encontró deambulando, otra vez descalzo, por las calles del centro de Manhattan.  

Hillman asegura que los flamantes zapatos Skechers de 100 dólares “están escondidos”. El ‘sin techo’ más famoso del planeta asegura que “valen demasiado dinero” y que, según la ley de la calle, eso es un peligro. “Podría perder la vida por llevarlos”, justifica.

Sin embargo, pese a las complicaciones que le ha traído su repentina ‘fama’, Hillman asegura estar “enormemente agradecido” al agente DePrimo: “Lo que hizo me llegó a lo más profundo del corazón. Ojala hubiera más gente como él”.

Drama familiar

Jeffrey Hillman lleva más de una década viviendo en las calles de Nueva York. Recorre las avenidas de la ciudad sin rumbo fijo. Su último empleo conocido data de principios de la década de los 90, cuando trabajó como cocinero en varios restaurantes de Nueva Jersey.

Su relación con la comida se remonta a finales de la década de los 70. En 1978, se enroló en el Ejército, sirviendo durante cinco años como “especialista en alimentación”, rimbombante nombre militar empleado para los cocineros, en Estados Unidos y Alemania. Antes de convertirse en indigente, Hillman tuvo dos hijos, Nikita y Jeffrey, a los que, según cuenta, lleva más de tres años sin visitar.  

Tampoco ve a sus hermanos, Kirk y Alfred. Desde que vive en la calle, su contacto se reduce a una llamada telefónica al año para decirles que se encuentra bien. Según ha explicado al diario ‘New York Post’ Tish Hillman, cuñada de Jeffrey, “la última vez que supimos de él fue el pasado día de Año Nuevo”.

Los Hillman viven una vida acomodada y se sorprendieron de ver a Jeffrey en la portada del ‘Times’. Kirk es profesor universitario y pastor. Reside en una zona de clase media en Allentown, Pennsylvania, y asegura que “desde muy joven Jeffrey fue un imán para los problemas”. Y, aunque aseguran que vivir en la calle fue la decisión de su hermano, aseguran que “siempre tendrá abiertos nuestros corazones y la puerta de nuestra casa”.

César Azpilicueta renueva por cinco temporadas con el Chelsea

César Azpilicueta renueva por cinco temporadas con el Chelsea

Hace 18 minutos |

El lateral español, de 25 años.

Me hice el muerto hasta que los yihadistas se fueron y luego huí

Me hice el muerto hasta que los yihadistas se fueron y luego huí

Hoy, 15:11 h. | Susana Campo

Los supervivientes de las atrocidades del Estado Islámico en Irak describen a Amnistía Internacional las matanzas colectivas que ejecuta los yihadistas. No siempre matan a sangre fría, en ocasiones.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Mundo

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel