AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Sábado, 04/07/15 - 03:38 h

Hace 80 años Hitler llegó al poder: la historia del ascenso nazi con imágenes

María Torrens Tillack | Imágenes cedidas por la Fundación del Museo Histórico Alemán de Berlín

Miércoles, 30 de enero del 2013 - 06:00

[ 0 ]

Adolf Hitler no fue el fundador del partido nazi. Se unió a él en 1919, tras la Primera Guerra Mundial, como miembro número 55. Se convirtió en líder de la formación de la esvástica en 1921. Tras un intento de golpe de Estado fallido, aprovechó los nueve meses que pasó en la cárcel en 1924 para escribir Mein Kampf, cuya edición está prohibida a día de hoy y bajo el control del Estado de Baviera, que tiene los derechos de autor hasta 2015.

En su manifiesto nazi trazó dos conceptos principales de su ideario, el de la expansión de la "raza aria" y la consecución de una "comunidad nacional" sin judíos ni otras minorías, explica Jan Palmowski en el Dictionary of Contemporary World History (Ed. Oxford).

Hitler exigía una revisión del Tratado de Versalles, que para muchos alemanes había supuesto una humillación tras haber vivido el imperio una derrota en la Primera Guerra Mundial. El líder nazi abogaba por la tan ansiada recuperación del poder político, económico y militar.

"Los Estados derrotados (...), especialmente Alemania, creían tener motivos sobrados para el resentimiento, como así era", escribió el historiador Eric Hobsbawm en Historia del Siglo XX (Ed. Crítica). "Todos los partidos alemanes, desde los comunistas en la extrema izquierda hasta los nacionalsocialistas en la extrema derecha, coincidían en condenar el Tratado de Versalles como injusto e inaceptable".

Hitle quedó segundo en las elecciones presidenciales de abril de 1930 (obtuvo un 36,8% de los apoyos) contra Paul von Hindenburg. Alemania se resentía ya no solo de la herencia de la derrota tras la Primera Guerra Mundial, sino también de la Gran Depresión. En 1932, ya había 6 millones de parados en Alemania y Hitler prometía el 'Tercer Reich', destaca el archivo del Museo Histórico Alemán.

"A medida que profundizaba el sentimiento general de crisis, la popularidad de Hitler ascendió [en gran medida gracias a la propaganda de Goebbels]", apunta Palmowski en su diccionario histórico. El 30 de enero de 1933, hace hoy 80 años, el presidente Paul von Hindenburg nombró canciller a Adolf Hitler, tras el fracaso de dos gobiernos en menos de un año.

En cuestión de meses asumió poderes dictatoriales, en gran medida gracias a la firma de Hindenburg dando luz verde por decreto a "la protección del pueblo y del Estado", tras el incendio del Reichstag (sede del Parlamento en Berlín) apenas un mes más tarde. El camino hacia la Segunda Guerra Mundial estaba abierto. El partido nazi ganó las elecciones parlamentarias en marzo del mismo año.

Ahora la exposición "Diversidad destruida: Berlín 1933-38" aborda el ascenso de Hitler al poder y trata de explicar "cómo se destruyó la diversidad social y la vanguardia cultural en el Berlín de los años 20 con el establecimiento del nacionalsocialismo", informa el Museo Histórico Alemán de Berlín en un comunicado. Se podrá visitar de forma gratuita desde el 31 de enero hasta el 10 de noviembre de 2013 en sus instalaciones.

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter