AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

miércoles, 01/10/14 - 07: 32 h

Mundo

Huracán en Filipinas: ¿Buscas a tu familiar? Mira en el basurero

María Sorribes Catret

martes, 20/12/11 - 14:58

[ ]
La tormenta tropical que arrasó el sur de Filipinas el pasado 16 ha dejado ya cerca de 1.000 muertos y más de 100.000 damnificados. Un testimonio cuenta desde el infierno que estan viviendo las dos ciudades más afectadas el riesgo que corren 40.000 niños.
Filipinas, bajo el barro  -Foto: lainformacion.com
No dejan de jugar, pero lo hacen a escasos metros de excrementos de animales o de alguien orinando en una pared.

“La situación sanitaria es desastrosa”, lamenta Gonzalo Atxaerandio de Save the Children. “Los niños que ahora juegan entre la suciedad pueden estar enfermos mañana. Y si mañana no tenemos las medicinas necesarias para atenderlos el escenario se vuelve dramático. Es una cuestión de horas. Tenemos el corazón encogido”. 

La situación es mucho peor de lo que podían imaginar. Las organizaciones desplazadas hasta Cagayan de Oro e Ilegan, ciudades afectadas por el devastador huracán en el sur de Filipinas, agotan esfuerzos las 24 horas día atendiendo a los más de 100.000 damnificados.

La principal preocupación es la infancia. Mientras hasta los centros de coordinación llegan decenas de ataúdes pequeños, las organizaciones humanitarias se esfuerzan por atender a los vivos. Más de 40.000 niños corretean ajenos a las infecciones, el hambre y la falta de higiene.

Aquí no puede oler a muerto

Pero algunos ya tienen edad para enterarse. Siguen buscando a sus padres. Y como ellos, cientos de padres continúan rastreando listas en busca de sus hijos. Huérfanos, desaparecidos, muertos.

“¿Buscas a tu madre, tu padre, tu mujer, marido, hija, hermano o hermana desaparecida por las inundaciones? Ve al basurero”. La portada de un diario local atestigua de esta forma una de las situaciones más dramáticas del desastre: cadáveres sin identificar se apilan en el basurero municipal esperando entierros masivos o algún familiar vivo con recursos para hacerse cargo. Los depósitos rechazan los cuerpos por falta de espacio.

Las autoridades locales, en declaraciones a medios filipinos, han dicho que no quieren ser responsables de problemas de salud: “Debemos vigilar también el estado psicológico de la población. Si la gente continúa oliendo los cuerpos, sólo servirá para recordar la tragedia. Por eso debemos tomar medidas drásticas y alejar los cadáveres”.

Kits de supervivencia

En las escasas infraestructuras de la zona, convertidas en centros de evacuación, miles de personas mal viven hacinadas. Pasan las horas con un conflicto interno que los reconcome: “La gente quiere volver poco a poco a la normalidad pero ya no tiene confianza en volver a donde vivían antes del desastre”, comentan desde Save the Children.

Sólo los más pudientes podrán alquilar o comprar una nueva residencia en las zonas más altas. Muchos ya lo han hecho. De momento, evitar nuevos desastres en el futuro no es opción para los pobres.

Mientras la situación se normaliza, las organizaciones de ayuda se afanan por garantizar una espera digna. La limpieza de los centros de evacuación y el manejo propicio de los residuos para evitar infecciones son prioritarios.

A las 2 de la mañana de esta noche (hora local) se esperan también varios camiones con kits de supervivencia: mosquiteras para evitar el dengue, mantas para cubrir a muchos que huyeron con lo puesto, útiles para cocinar etc. “Las autoridades de la zona habían repartido alimentos pero nada para prepararlos”, apunta Gonzalo.

Cientos de voluntarios, entre otros el grupo de estudiantes de la Universidad de Javier en Cagayan, se hacen acopio de los recursos, organizan los repartos y montan turnos de 24 horas para atender a los afectados. "Los filipinos tienen un gran sentido de la comunidad, de la ayuda y el trabajo comunitario", dice Gonzalo.

El noveno huracán que ha registrado el país también ha dejado a los niños sin escuela. Sus aulas se han convertido en nuevos hogares improvisados. “Es otra de las situaciones delicadas del desastre. Lo que pretendemos es habilitar los centros para que por la mañana los damnificados se queden en las zonas comunes y desalojen las aulas para que los niños puedan atender sus clases. Por la noche podrán volver a ocuparlas para dormir”, cuentan en Save the Children. Aunque en su situación conseguir conciliar el sueño resulta difícil.
El juicio de Leopoldo López cumple su quinta audiencia y continuará el 14 de octubre

El juicio de Leopoldo López cumple su quinta audiencia y continuará el 14 de octubre

Hace 2 minutos |

Caracas, 30 sep (EFE).- La quinta audiencia del juicio contra el opositor venezolano Leopoldo López, detenido desde hace siete meses en una prisión militar.

El opositor López denuncia a Maduro por las muertes del 12 de febrero

El opositor López denuncia a Maduro por las muertes del 12 de febrero

Hace 2 minutos |

Caracas, 30 sep (EFE).- El opositor Leopoldo López, procesado por los incidentes violentos del 12 de febrero, presentó hoy ante la Fiscalía una denuncia contra el presidente venezolano.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Mundo

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel