La mujer condenada por conducir sobre la acera para adelantar a un autobús escolar ya se pasea con el cartel de 'idiota'


  • Durante una hora permaneció de pie, cabizbaja, aguantando estoicamente las risotadas de los transeúntes y las preguntas de los periodistas. Hoy repetirá en el mismo lugar.

  • Además de llevar el letrero en el que reconoce que es una 'idiota', la mujer deberá pagar una multa de 250 dólares y perderá el carné de conducir durante un mes.

'Idiota' por orden judicial

'Idiota' por orden judicial Roberto Arnaz

Ropa interior Rosa

Ropa interior Rosa Roberto Arnaz

El cono de la vergüenza

El cono de la vergüenza Roberto Arnaz

"Soy borracho y un asesino"

"Soy borracho y un asesino" Roberto Arnaz

Recoger estiércol

Recoger estiércol Roberto Arnaz

Madre e hija, robando a niños

Madre e hija, robando a niños Roberto Arnaz

Cortarle la coleta a su propia hija

Cortarle la coleta a su propia hija Roberto Arnaz

Dormir en la caseta del perro

Dormir en la caseta del perro Roberto Arnaz

Seis años llevando un cartel humillante

Seis años llevando un cartel humillante Roberto Arnaz

De paseo con un burro por una 'burrada'

De paseo con un burro por una 'burrada' Roberto Arnaz

Ayer, Shena Hardin acudió puntual a su cita, no le quedaba más remedio. A las 7.45 horas de la mañana se bajó del asiento del copiloto de un todoterreno y cogió una enorme pancarta blanca con la leyenda "Solo un idiota conduce sobre la acera para adelantar a un autobús escolar".

Durante una hora permaneció de pie, cabizbaja y avergonzada, aguantando estoicamente las críticas de los transeúntes y las preguntas de los periodistas que se acercaron a dar testimonio de este insólito, humillante y ejemplar castigo ordenado la semana pasada por un juez de Cleveland (EEUU).

Hardin, de 32 años, había sido detenida el pasado 11 de septiembre después de que el conductor de un transporte escolar la grabase en varias ocasiones conduciendo por la acera con su jeep para no tener que esperar a que el autobús terminase de cargar y descargar niños. Pese al atestado policial y a las imágenes, en primera instancia la mujer se declaró "no culpable" de la infracción.

Sin embargo, en su segunda visita al juzgado, el juez decidió condenarla a pasearse dos días consecutivos por la zona donde cometió la infracción portando el controvertido letrero en el que reconoce que es una 'idiota' por no respetar la preferencia que tienen los transportes escolares. Además, le ha impuesto una multa de 250 dólares y le ha retirado el carné de conducir durante 30 días.

Seguir a @RobertoArnaz