Las fuerzas opositoras de Egipto estudian unirse en un único partido


  • Los diferentes grupos de oposición al presidente de Egipto, Mohamed Mursi, están contemplando la posibilidad de unirse bajo una única formación política

  • Estos movimientos y partidos políticos pretenden desarrollar una alternativa de peso frente a la organización islámica de los Hermanos Musulmanes

Los Hermanos Musulmanes anuncian el triunfo del "sí" en el referéndum egipcio

Los Hermanos Musulmanes anuncian el triunfo del "sí" en el referéndum egipcio

(Reuters/EP)

Los diferentes grupos de oposición al presidente de Egipto, Mohamed Mursi, están contemplando la posibilidad de unirse bajo una única formación política para desarrollar una alternativa de peso frente a los Hermanos Musulmanes, la organización islámica más importante del país, que ha conseguido la aprobación de la nueva Constitución gracias a su disciplina y coordinación para alentar el voto del "Sí" entre sus seguidores.

"El Frente está muy unido y coincide en que debe librar unido todas sus batallas", declaró el líder del Partido Socialdemócrata Egipcio, Mohamed Abul Ghar. "Es más, los partidos que conforman el Frente han tomado medidas para formar un gran partido dentro de la coalición", añadió.

La declaración adicional emitida por el Frente Nacional de Salvación reconoce que la coordinación exhibida por los Hermanos Musulmanes durante los últimos comicios "ha enseñado importantes lecciones" con vistas a las elecciones legislativas que se celebrarán dentro de dos meses. Este partido único de oposición tendrá su raíz en el actual Frente Nacional de Salvación, una coalición de críticos del presidente Mursi en la que se encuentran destacadas figuras como el premio Nobel de la Paz, Mohamed ElBaradei.

La coalición, que ha denunciado prácticas fraudulentas de los Hermanos Musulmanes durante el plebiscito, argumenta que el respaldo a la Carta Magna dista de ser masivo --solo ha votado un tercio de la población registrada, según resultados extraoficiales, que conceden al sí un 64 por ciento provisiona-- y el texto en sí discrimina a las minorías al tener una orientación islamista.

"La mayoría no es grande y la minoría no es pequeña", declaró el político liberal Amr Hamzawy, quien avanzó que el Frente empleará "todos los medios pacíficos y democráticos para desafiar a esta constitución".