AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 29/08/14 - 03: 11 h

Mundo

Mujeres en Afganistán: entre la represión del burka y la liberación

lainformacion.com

viernes, 30/11/12 - 06:00

[ ]

  • Vientos de cambio

    Vientos de cambio

    Un niño come un helado con su madre en Herat.

     

    El ministro afgano de Comercio e Industria, Anwar Ul Haq Ahadi, declaró el pasado 14 de octubre que la inversión en el país ha crecido un 20 por ciento, hasta los 460 millones de dólares este año.

     

    La mayoría de los inversores son afganos y algunos otros extranjeros.

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Alfabetización femenina

    Alfabetización femenina

    Una niña afgana lee el Corán en un seminario de Herat. A pesar de los esfuerzos del gobierno para aumetar la alfabetización en la población los resultados son reducidos.

     

    Algunas escuelas femeninas han sufrido ataques de los radicales. El régimen talibán prohibía la educación de las mujeres.

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Explotación infantil

    Explotación infantil

    Esta niña afgana trabaja en la fabricación de ladrillos a las afueras de Herat. La necesidad de las familias de obtener ingresos y la falta de escuelas hacen que los padres manden a sus niños a trabajar a las fábricas.

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Burka hasta para las más pequeñas

    Burka hasta para las más pequeñas

    En Kabul, la capital, empieza a ser habitual ver a mujeres menos cubiertas. Pero aún son muchas las que deben llevar el burka.

     

    En la imagen, un hombre afgano compra un burka para su hija en Herat. Esta prenda cubre completamente el cuerpo de la mujer y les deja ver a través de una suerte de tupida redecilla.

     

    Es originario de Afganistán, aunque se ha extendido entre los musulmanes más conservadores en zonas de Oriente Medio y el Golfo.

     

    EFE/ Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Huérfan@s

    Huérfan@s

    Soldados italianos de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) distribuyeron mochilas entre niños afganos en un orfanato fundado por un Equipo de Reconstrucción Proivincial en Herat el pasado marzo.

     

    Los Equipos de Reconstrucción Provincial, compuestos de personal civil y militar, trabajan en las provincias afganas para garantizar la seguridad y ayudar en los trabajos de reconstrucción del país.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Aprender a defenderse

    Aprender a defenderse

    Menores afganas practican un arte marcial en el instituto Osho en Herat.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Mujeres deportistas

    Mujeres deportistas

    Un grupo de chicas juega al baloncesto en su instituto afgano.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Entre el burka y la ropa occidental

    Entre el burka y la ropa occidental

    No todas las afganas visten burka en la calle y, en cualquier caso, bajo esa prenda represiva llevan otra ropa bien distinta.

     

    Esta mujer observa el escaparate de una tienda en Herat, la tercera ciudad más grande de Afganistán, que permanece en una de las rutas comerciales que conectan Oriente Próximo, así como el sur y el centro de Asia.

     

    EFE/ Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Azul cielo... para una cárcel de tela

    Azul cielo... para una cárcel de tela

    Este vendedor atiende a sus clientas en una tienda de burkas.

     

    Informes de 2011 indican que, a pesar del progreso de los últimos años, la economía afgana sigue dependiendo de la ayuda extranjera, la agricultura y el comercio con sus países vecinos.

     

    Gran parte de la población sigue sin tener acceso a una vivienda, agua potable, electricidad, salud y empleo, según esas mismas fuentes.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Trabajo para la mujer

    Trabajo para la mujer

    El 35% de la población afgana estaba en el paro en 2008, según estimaciones de la CIA. Las autoridades afganas indicaron en 2011 que había 4 millones de parados, según el diario digital afgano Khaama Press.

     

    Aún así, las mujeres se hacen hueco en el mercado laboral. Esta trabajadora es empleada de un laboratorio farmacéutico de Herat. La empresa, que abrió con fondos privados, fabrica antisépticos y anti ácidos.

     

    Más de 300 empresas se habían establecido en el parque industrial de esa ciudad hasta el pasado febrero. Allí también se fabrican gaseosas, comida empaquetada, detergentes, hierro, entre otros variados elementos.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Sacrificio

    Sacrificio

    Esta mujer compra un cordero en un mercado antes de la festividad musulmana del Eid el-Adha (Fiesta del Sacrificio).

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Asomándose a la libertad

    Asomándose a la libertad

    Una misión de Naciones Unidas en Afganistán hizo una llamada al Gobierno afgano la pasada primavera para que implementara leyes que elimen la violencia hacia las mujeres.

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Cuando la palabra 'maltrato' se queda corta

    Cuando la palabra 'maltrato' se queda corta

    Se calcula que unas 400 mujeres afganas están presas en Afganistán acusadas de "crimenes morales". Según los observadores de Derechos Humanos, entre estos llamados "crímenes morales" están escapar de maltratos o matrimonios forzados, lo que hace que las mujeres se sientan doblemente víctimas.

     

    Este mismo jueves se conoció la decapitación de una adolescente afgana por parte de su pretendiente y primo por haber sido rechazado.

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Protestas por la igualdad

    Protestas por la igualdad

    Estas afganas se atrevieron a protestar en contra de la violencia de género en el país.

     

    De acuerdo con un informe de la ONU, casi un tercio de las mujeres afganas están expuestas a violencia física y psicológica, mientras que un 25 por ciento sufren de violencia sexual.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

     

    Dixi Media Digital
  • Carga

    Carga

    Una mujer vestida con burka carga con un saco por las calles de Herat, la tercera ciudad más grande de Afganistán que permanece en una de las rutas comerciales que conectan Oriente Próximo, así como el sur y el centro de Asia.

     

    EFE/ Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Mendigas afganas

    Mendigas afganas

    Este grupo de mujeres mendigaba a las puertas del templo de Khawaja Ali bin Moofiq en Herat este 29 de noviembre de 2012.

     

    EFE/ Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Escobas

    Escobas

    Gran parte de la población se enfrenta a la falta de vivienda, agua potable, electricidad, atención médica y trabajo, según datos de 2011.

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • A la compra

    A la compra

    Esta afgana compraba frutos secos en una tienda en Herat en la preparación de la festividad del Eid-el-Fitr, que marca el final del ramadán, el pasado agosto.

     

    EFE/ Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • De paseo

    De paseo

    Dos mujeres caminan por el casco viejo de la ciudad de Herat, Afganistán.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Insurgentes disfrazados de mujer

    Insurgentes disfrazados de mujer

    ¿Qué mejor escondite para un terrorista que un burka o nikab (prenda que deja al descubierto solo los ojos)?

     

    La policía afgana muestra en la imagen a uno de los dos supuestos insurgentes disfrazados de mujer arrestados en Herat el pasado 19 de noviembre.

     

    La policía informó de que los detenidos planeaban entrar en varias instalaciones clave y en la oficina gubernamental ocultos bajo ropas femeninas.

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Mujeres al poder... poquito a poco

    Mujeres al poder... poquito a poco

    Seguidoras de la diputada Shukriya Barakzai, una de las pocas representantes femeninas en el Parlamento afgano, se manifestaban en octubre de 2011 para mostrar su rechazo a la decisión de la Comisión Electoral de retirarle su escaño.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Una radio para mujeres

    Una radio para mujeres

    Mujeres afganas trabajan en la emisora de radio Shahrzad, dirigida en su totalidad por mujeres, en Herat, y estrenada este otoño.

     

    EFE/ Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Mujeres periodistas

    Mujeres periodistas

    Shahrzad es la segunda radio de mujeres en el país. Cerca de 15 mujeres periodistas trabajan en la emisora.

     

    EFE/ Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • ¡La leche! Sí, así es como la venden

    ¡La leche! Sí, así es como la venden

    Estas mujeres venden leche y otros productos en una calle de Herat.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Madres e hijos

    Madres e hijos

    EFE/ Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Oración

    Oración

    Afganas musulmanas rezan en la mezquita durante la celebración del Eid al-Adha en Herat el 6 de noviembre de 2011.

     

    Millones de musulmanes en todo el mundo celebran la festividad de Eid al-Adha (Fiesta del Cordero), que señala el final de la peregrinación anual a la Meca y es también una conmemoración de la disposición de Abraham a asumir el sacrificio de su hijo, antes de que Dios le pidiera que lo sustituyese por un cordero.

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Alimentos

    Alimentos

    Vista general de un puesto de alimentos ante la llegada del Eid el Fitr el pasado 14 de agosto.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • En busca de información sanitaria

    En busca de información sanitaria

    Asisten a un evento sobre la tuberculosis, una infección causada por la bacteria mycobacterium tuberculosis, que se propaga a través del aire y suele atacar los pulmones.

     

    EFE/JALIL REZAYEE

    Dixi Media Digital
  • Elección de zapatos

    Elección de zapatos

    Esta mujer viste un burka mientras compra zapatos en un puesto en Herat el 14 de noviembre de 2011.

    Dixi Media Digital
  • Prisioneras liberadas

    Prisioneras liberadas

    Unas prisioneras afganas fueron liberadas el 2 de septiembre de 2012 tras la orden del presidente Hamid Karzai.

     

    Ordenó la liberación de 235 presos, incluídas 23 mujeres, condenados a menos de un año de cárcel por delitos menores, coincidiendo con el 93 aniversario del Día de la Independencia de Afganistán.

     

    Ellas no portaban burka, pero aún tienen otra cárcel a la que enfrentarse, la de la represión machista que aún hoy ejercen los radicales en este país.

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital
  • Niña refugiada

    Niña refugiada

    Esta niña afgana caminaba por un campo de refugiados de Herat en octubre de 2012. ¿Cuando ella sea mayor, cómo será Afganistán?

     

    EFE/Jalil Rezayee

    Dixi Media Digital

Vientos de cambio

Un niño come un helado con su madre en Herat.

 

El ministro afgano de Comercio e Industria, Anwar Ul Haq Ahadi, declaró el pasado 14 de octubre que la inversión en el país ha crecido un 20 por ciento, hasta los 460 millones de dólares este año.

 

La mayoría de los inversores son afganos y algunos otros extranjeros.

 

EFE/Jalil Rezayee

Alfabetización femenina

Una niña afgana lee el Corán en un seminario de Herat. A pesar de los esfuerzos del gobierno para aumetar la alfabetización en la población los resultados son reducidos.

 

Algunas escuelas femeninas han sufrido ataques de los radicales. El régimen talibán prohibía la educación de las mujeres.

 

EFE/Jalil Rezayee

Explotación infantil

Esta niña afgana trabaja en la fabricación de ladrillos a las afueras de Herat. La necesidad de las familias de obtener ingresos y la falta de escuelas hacen que los padres manden a sus niños a trabajar a las fábricas.

 

EFE/Jalil Rezayee

Burka hasta para las más pequeñas

En Kabul, la capital, empieza a ser habitual ver a mujeres menos cubiertas. Pero aún son muchas las que deben llevar el burka.

 

En la imagen, un hombre afgano compra un burka para su hija en Herat. Esta prenda cubre completamente el cuerpo de la mujer y les deja ver a través de una suerte de tupida redecilla.

 

Es originario de Afganistán, aunque se ha extendido entre los musulmanes más conservadores en zonas de Oriente Medio y el Golfo.

 

EFE/ Jalil Rezayee

Huérfan@s

Soldados italianos de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) distribuyeron mochilas entre niños afganos en un orfanato fundado por un Equipo de Reconstrucción Proivincial en Herat el pasado marzo.

 

Los Equipos de Reconstrucción Provincial, compuestos de personal civil y militar, trabajan en las provincias afganas para garantizar la seguridad y ayudar en los trabajos de reconstrucción del país.

 

EFE/JALIL REZAYEE

Aprender a defenderse

Menores afganas practican un arte marcial en el instituto Osho en Herat.

 

EFE/JALIL REZAYEE

Mujeres deportistas

Un grupo de chicas juega al baloncesto en su instituto afgano.

 

EFE/JALIL REZAYEE

Entre el burka y la ropa occidental

No todas las afganas visten burka en la calle y, en cualquier caso, bajo esa prenda represiva llevan otra ropa bien distinta.

 

Esta mujer observa el escaparate de una tienda en Herat, la tercera ciudad más grande de Afganistán, que permanece en una de las rutas comerciales que conectan Oriente Próximo, así como el sur y el centro de Asia.

 

EFE/ Jalil Rezayee

Azul cielo... para una cárcel de tela

Este vendedor atiende a sus clientas en una tienda de burkas.

 

Informes de 2011 indican que, a pesar del progreso de los últimos años, la economía afgana sigue dependiendo de la ayuda extranjera, la agricultura y el comercio con sus países vecinos.

 

Gran parte de la población sigue sin tener acceso a una vivienda, agua potable, electricidad, salud y empleo, según esas mismas fuentes.

 

EFE/JALIL REZAYEE

Trabajo para la mujer

El 35% de la población afgana estaba en el paro en 2008, según estimaciones de la CIA. Las autoridades afganas indicaron en 2011 que había 4 millones de parados, según el diario digital afgano Khaama Press.

 

Aún así, las mujeres se hacen hueco en el mercado laboral. Esta trabajadora es empleada de un laboratorio farmacéutico de Herat. La empresa, que abrió con fondos privados, fabrica antisépticos y anti ácidos.

 

Más de 300 empresas se habían establecido en el parque industrial de esa ciudad hasta el pasado febrero. Allí también se fabrican gaseosas, comida empaquetada, detergentes, hierro, entre otros variados elementos.

 

EFE/JALIL REZAYEE

Sacrificio

Esta mujer compra un cordero en un mercado antes de la festividad musulmana del Eid el-Adha (Fiesta del Sacrificio).

 

EFE/JALIL REZAYEE

Asomándose a la libertad

Una misión de Naciones Unidas en Afganistán hizo una llamada al Gobierno afgano la pasada primavera para que implementara leyes que elimen la violencia hacia las mujeres.

 

EFE/Jalil Rezayee

Cuando la palabra 'maltrato' se queda corta

Se calcula que unas 400 mujeres afganas están presas en Afganistán acusadas de "crimenes morales". Según los observadores de Derechos Humanos, entre estos llamados "crímenes morales" están escapar de maltratos o matrimonios forzados, lo que hace que las mujeres se sientan doblemente víctimas.

 

Este mismo jueves se conoció la decapitación de una adolescente afgana por parte de su pretendiente y primo por haber sido rechazado.

 

EFE/Jalil Rezayee

Protestas por la igualdad

Estas afganas se atrevieron a protestar en contra de la violencia de género en el país.

 

De acuerdo con un informe de la ONU, casi un tercio de las mujeres afganas están expuestas a violencia física y psicológica, mientras que un 25 por ciento sufren de violencia sexual.

 

EFE/JALIL REZAYEE

 

Carga

Una mujer vestida con burka carga con un saco por las calles de Herat, la tercera ciudad más grande de Afganistán que permanece en una de las rutas comerciales que conectan Oriente Próximo, así como el sur y el centro de Asia.

 

EFE/ Jalil Rezayee

Mendigas afganas

Este grupo de mujeres mendigaba a las puertas del templo de Khawaja Ali bin Moofiq en Herat este 29 de noviembre de 2012.

 

EFE/ Jalil Rezayee

Escobas

Gran parte de la población se enfrenta a la falta de vivienda, agua potable, electricidad, atención médica y trabajo, según datos de 2011.

 

EFE/Jalil Rezayee

A la compra

Esta afgana compraba frutos secos en una tienda en Herat en la preparación de la festividad del Eid-el-Fitr, que marca el final del ramadán, el pasado agosto.

 

EFE/ Jalil Rezayee

De paseo

Dos mujeres caminan por el casco viejo de la ciudad de Herat, Afganistán.

 

EFE/JALIL REZAYEE

Insurgentes disfrazados de mujer

¿Qué mejor escondite para un terrorista que un burka o nikab (prenda que deja al descubierto solo los ojos)?

 

La policía afgana muestra en la imagen a uno de los dos supuestos insurgentes disfrazados de mujer arrestados en Herat el pasado 19 de noviembre.

 

La policía informó de que los detenidos planeaban entrar en varias instalaciones clave y en la oficina gubernamental ocultos bajo ropas femeninas.

 

EFE/Jalil Rezayee

Mujeres al poder... poquito a poco

Seguidoras de la diputada Shukriya Barakzai, una de las pocas representantes femeninas en el Parlamento afgano, se manifestaban en octubre de 2011 para mostrar su rechazo a la decisión de la Comisión Electoral de retirarle su escaño.

 

EFE/JALIL REZAYEE

Una radio para mujeres

Mujeres afganas trabajan en la emisora de radio Shahrzad, dirigida en su totalidad por mujeres, en Herat, y estrenada este otoño.

 

EFE/ Jalil Rezayee

Mujeres periodistas

Shahrzad es la segunda radio de mujeres en el país. Cerca de 15 mujeres periodistas trabajan en la emisora.

 

EFE/ Jalil Rezayee

¡La leche! Sí, así es como la venden

Estas mujeres venden leche y otros productos en una calle de Herat.

 

EFE/JALIL REZAYEE

Madres e hijos

EFE/ Jalil Rezayee

Oración

Afganas musulmanas rezan en la mezquita durante la celebración del Eid al-Adha en Herat el 6 de noviembre de 2011.

 

Millones de musulmanes en todo el mundo celebran la festividad de Eid al-Adha (Fiesta del Cordero), que señala el final de la peregrinación anual a la Meca y es también una conmemoración de la disposición de Abraham a asumir el sacrificio de su hijo, antes de que Dios le pidiera que lo sustituyese por un cordero.

 

EFE/Jalil Rezayee

Alimentos

Vista general de un puesto de alimentos ante la llegada del Eid el Fitr el pasado 14 de agosto.

 

EFE/JALIL REZAYEE

En busca de información sanitaria

Asisten a un evento sobre la tuberculosis, una infección causada por la bacteria mycobacterium tuberculosis, que se propaga a través del aire y suele atacar los pulmones.

 

EFE/JALIL REZAYEE

Elección de zapatos

Esta mujer viste un burka mientras compra zapatos en un puesto en Herat el 14 de noviembre de 2011.

Prisioneras liberadas

Unas prisioneras afganas fueron liberadas el 2 de septiembre de 2012 tras la orden del presidente Hamid Karzai.

 

Ordenó la liberación de 235 presos, incluídas 23 mujeres, condenados a menos de un año de cárcel por delitos menores, coincidiendo con el 93 aniversario del Día de la Independencia de Afganistán.

 

Ellas no portaban burka, pero aún tienen otra cárcel a la que enfrentarse, la de la represión machista que aún hoy ejercen los radicales en este país.

 

EFE/Jalil Rezayee

Niña refugiada

Esta niña afgana caminaba por un campo de refugiados de Herat en octubre de 2012. ¿Cuando ella sea mayor, cómo será Afganistán?

 

EFE/Jalil Rezayee

Destacamos

Lo más visto en Mundo

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel