AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 16/09/14 - 17: 38 h

Mundo

Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

China se mantiene en alerta por la peor capa de contaminación de su historia. Esta situación insólita ha suscitado incluso críticas en los medios oficiales y ha obligado a las autoridades chinas a prometer medidas más drásticas.

lainformacion.com

martes, 15/01/13 - 10:44

[ ]

  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital
  • Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Pekín, la ciudad de la niebla tóxica

    Dixi Media Digital

La fuerte contaminación que vive Pekín en los últimos días ha suscitado una ola insólita de críticas incluso en los medios oficiales y ha obligado a las autoridades chinas a prometer más medidas contra la polución.

Los medidores de contaminación instalados en la Embajada estadounidense en la capital china reflejan hoy una concentración de 120 microgramos de partículas inferiores a las 2,5 micras de diámetro (PM2,5) por metro cúbico.

Aunque aún muy por encima de los 25 microgramos de máxima que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera aceptables, se trata de niveles muy por debajo de los 993 microgramos que llegaron a contarse en algunas zonas de Pekín el fin de semana .

Los altos niveles de contaminación han desatado las condenas en las redes sociales. Incluso los medios de comunicación oficiales chinos han dedicado numeroso espacio, y críticas, al problema. Así, el diario "China Daily" advertía en sus titulares que la contaminación "puede hacer que la economía tropiece", y la agencia Xinhua publicaba un comentario en el que recordaba que las autoridades han prometido construir una "hermosa China", pero "un país con un cielo marrón y un aire peligroso de respirar evidentemente no es hermoso".

En respuesta, el Gobierno chino ha ordenado más medidas para emitir con mayor prontitud alertas sobre la calidad del aire y divulgar la información rápidamente a través de los medios de comunicación.

Además, el portavoz del Ministerio de Protección Ambiental chino, Tao Detian, indicó la pasada noche que se tomarán medidas para limitar las emisiones de óxido de nitrógeno y se intensificará la supervisión de la producción, uso y puesta fuera de circulación de los vehículos.

China es el mayor productor y el principal mercado de vehículos del mundo y en 2012 se vendieron en este país más de 19 millones de unidades. Pekín continúa con las medidas de emergencia para aplacar la dañina contaminación que padece la mitad del país desde el viernes pasado.

La polución ha multiplicado los casos de problemas cardiacos y respiratorios en los hospitales y ha desencadenado una oleada de ventas de mascarillas respiratorias y de máquinas para filtrar el aire.

Las autoridades pekinesas han ordenando la suspensión de las operaciones de una centena de fábricas, plantas químicas, refinerías y obras de construcción por sus altas emisiones de carbono, mientras que más de un 30 por ciento de los vehículos gubernamentales han sido prohibidos de transitar por las calles.

En la ciudad de Shijiazhuang, vecina a Pekín y una de las que registró peor calidad de aire durante el pasado fin de semana, más de 700 sitios de construcción han paralizado sus trabajos. Además, el Gobierno recomendó a sus ciudadanos utilizar los medios de transporte públicos y dejar sus vehículos en casa.

Hasta tal punto se ha hecho densa la capa de contaminación que, en la ciudad de Zhejiang (este), evitó que los residentes cercanos a una fábrica de muebles se dieran cuenta de que se había incendiado. "Fue difícil para ellos distinguir el humo del smog", lo que motivó que para cuando se dio la alerta el incendio ya se encontraba fuera de control, informó la agencia oficial, Xinhua.

La segunda economía mundial descuidó durante décadas el medio ambiente en aras de un rápido desarrollo industrial, lo que ha producido una grave degradación de su atmósfera, o de sus ríos y lagos. Según Greenpeace, sólo en 2012 los altos niveles de contaminación del aire causaron unas 8.500 muertes prematuras en Pekín, Shanghái, Cantón y Xian.

Se espera que los altos niveles de contaminación continúen hasta mañana, miércoles, cuando está prevista la llegada de un frente frío con vientos del norte que dispersen las partículas nocivas.

Destacamos

Lo más visto en Mundo

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel