¿Te imaginas a toda la ciudad de Valencia deshabitada? El drama de los refugiados

  • 800.000 personas en todo el mundo tuvieron que huir de su hogar en un solo año.

  • Más de 42 millones de personas en todo el mundo continúan refugiadas lejos de casa.

La huida más arriesgada hacia la vida

La huida más arriesgada hacia la vida

10,5 de 42 millones de refugiados han tenido que cruzar la frontera de su país

10,5 de 42 millones de refugiados han tenido que cruzar la frontera de su país

8 de cada 10 refugiados del mundo viven en países en desarrollo

8 de cada 10 refugiados del mundo viven en países en desarrollo

2011 batió el récord de la década, con 800.000 nuevos refugiados

2011 batió el récord de la década, con 800.000 nuevos refugiados

La Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo reconoce que el problema no hace sino aumentar

La Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo reconoce que el problema no hace sino aumentar

Por el mundo viven más de 42 millones de personas que se han quedado sin hogar por los peligros a los que se enfrentaban si no abandonaban sus raíces; 10,5 millones de ellos han tenido que cruzar la frontera de su país. Conflictos como el de Costa de Marfil o Libia, hambrunas como la que vivió el Cuerno de África o el cambio climático en el Sahel son algunos de los motivos que según Acnur (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para el Refugiado) ha forzado a estas personas a desplazarse a otro lugar –dentro o fuera de su país- sin saber si algún día podrán volver.

Kenia acoge una particular ciudad donde en vez de barrios, existen subcampamentos; y donde muchos duermen en modestas tiendas de campaña familiares. Dan cobijo desde hace 20 años a cientos de miles de personas, hoy a más de 463.000. Algunas han nacido allí y no conocen otra cosa, incluso han tenido a sus hijos allí, que tampoco conocen otro lugar. Su hogar se llama Dadaab, el campamento de refugiados más grande del mundo.

El 70% de los refugiados en el exilio llevan más de cinco años fuera, según el informe de Acnur sobre "la situación de los refugiados en el mundo" de 2001 a 2011, presentado recientemente.

La directora de Acnur en España, Maricela Daniel, pide buscar "soluciones duraderas", que pasan por el retorno voluntario, el reasentamiento en otro lugar o la integración, según esta experta.

"Es un problema acuciante que lejos de reducirse se incrementa"

Se trata de "un problema acuciante que lejos de reducirse se incrementa", reconoce Manuel Sánchez Montero, jefe de la oficina de acción humanitaria de la AECID. La Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo, al igual que los equivalentes en otros países, ha reducido notablemente sus aportaciones económicas a proyectos humanitarios debido a la crisis financiera, algo que Acnur también está sufriendo. De hecho, el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria y Médicos Sin Fronteras acaba de publicar un estudio donde advierte de que la cooperación internacional está "tocando fondo".

Aún así, Maricela Daniel agradece que España haya acogido este año a 80 refugiados etíopes, sudaneses y eritreos, que habían huido de Libia durante la guerra en ese país.

"En los países desarrollados hay una tendencia a un régimen de fronteras más estricto. Acnur reconoce que los países tienen toda la autoridad para decidir quién entra, pero también deben tener presente el principio de protección", clama Daniel. Aporta un dato para la reflexión: 8 de cada 10 refugiados del mundo viven en países en vías de desarrollo.

¿Te imaginas a la ciudad entera de Valencia deshabitada? En 2011, Acnur registró 800.000 nuevos refugiados, una población equivalente a la de la tercera ciudad más grande de España. Es el aumento más alto desde el año 2000. Lamentablemente, se trata de una cifra récord cuya tendencia ha continuado en 2012. La problemática empeora, según Daniel, porque "en los últimos dos años, [se ha producido una] multiplicación de los conflictos mientras los antiguos siguen sin resolverse".

Las emergencias actuales se encuentran en Siria, donde ya hay medio millón de refugiados registrados en los países vecinos; Sudán del Sur, que acoge a 176.000 sudaneses; el Sahel, que en medio de graves problemas para alimentar a sus hijos, recibe a 210.000 personas que huyen de la crisis en Mali; y finalmente, los enfrentamientos armados de la República Democrática del Congo.

Todo ello, sin contar los desplazados internos, que también se cuentan por millones: de los 5 millones que registró Acnur en 2005 a los 14,7 millones que se llegaron a contabilizar en 26 países el año pasado. La agencia de Naciones Unidas para el refugiado trabaja cada vez más con personas desplazadas internamente.

Sigue @maria_torrens