AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 24/07/14 - 21: 06 h

acusado

Absuelto un acusado de falsificar la tarjeta de estacionamiento de inválidos por no quedar probada su autoría

lainformacion.com

sábado, 16/02/13 - 10:01

[ ]
La Sección número 2 de la Audiencia Provincial ha absuelto a un individuo que había sido acusado de falsificar la tarjeta que, colocada sobre el salpicadero de un vehículo, da derecho a estacionar en los sitios reservados para personas con discapacidad, al considerar que el relato de los hechos dados por probados es incompatible con su autoría.

MURCIA, 16 (EUROPA PRESS)

La Sección número 2 de la Audiencia Provincial ha absuelto a un individuo que había sido acusado de falsificar la tarjeta que, colocada sobre el salpicadero de un vehículo, da derecho a estacionar en los sitios reservados para personas con discapacidad, al considerar que el relato de los hechos dados por probados es incompatible con su autoría.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Murcia había condenado al individuo a seis meses de cárcel y 1.080 euros de cárcel, al considerar probado que era responsable de un delito de falsedad en documento oficial, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

El juzgado consideró probado entonces que el acusado "con el propósito de crear la apariencia de tener derecho a estacionar su vehículo en los sitios reservados para personas con discapacidad", elaboró un documento que, colocado sobre el salpicadero de un vehículo, aparentaba tratarse de una "tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad" expedida por el Ayuntamiento de Murcia.

Este documento "creado" por el acusado consistía en una fotocopia en color de otra tarjeta (o de una copia) efectuada únicamente por el lado que debe dejarse visible sobre el salpicadero del coche y que colocó entre dos plásticos semi rígidos, intercalando asimismo entre la fotocopia y uno de los plásticos lo que parecía tratarse de un holograma plateado.

La tarde del 6 septiembre 2010 el acusado estacionó el vehículo que usaba en un sitio reservado para minusválidos de la plaza Beato Andrés Hibernón de Murcia y, con el fin de aparentar que estaba autorizado para aparcar en el citado lugar, colocó sobre el salpicadero de su coche el referido documento que él había elaborado".

Sin embargo, la Audiencia Provincial no da por hecho que el acusado haya elaborado el documento con el propósito de crear la apariencia de tener derecho a estacionar su vehículo en los sitios reservados para personas con discapacidad. Así, sólo admite que el individuo colocó la tarjeta en el salpicadero.

La Sala recuerda que, según la jurisprudencia, es autor quien falsifica materialmente, como quien se aprovecha de la acción, con tal que tenga dominio funcional sobre tal falsificación. Se deduce por tanto que, aunque normalmente, el autor será el que materialmente ha confeccionado el documento, es posible admitir la autoría, en casos en los que la persona no ha sido quien materialmente confeccionó el documento.

La Sala explica que, frente a un relato de hechos que por tres veces afirma que el acusado personalmente realizó físicamente la falsificación, se razona, en general, que "ello no es necesario para la autoría y se reitera que el acusado usó el documento falso".

La Audiencia admite que "es cierto que el uso puede bastar, en determinados casos, para ser considerado autor de un delito", pero "al menos debe contemplarse de este modo en los hechos probados. O, incluso, cabría una calificación alternativa como uso de documento falso, que exige perjuicio a tercero y una ajeneidad con la falsedad material que no se corresponde, tampoco, con el tajante relato de hechos".

La sentencia de primera instancia afirma que "aun cuando no realizara personalmente la manipulación, lo que es ciertamente inverosímil, lo cierto es que hizo uso aún a sabiendas de que no era auténtica". Así, cree que Este razonamiento final, alternativo, "es incompatible con el relato de hechos".

"O se descarta absolutamente por inverosímil la tesis de que pudo encontrar la tarjeta en ese estado y se construye la autoría, como hacen los hechos probados, sobre la intervención personal en la falsificación, o se acepta como alternativa y se redactan unos hechos probados más abiertos o ambiguos que cubran todas las posibilidades", zanja.

(EuropaPress)

Destacamos

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel