AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 24/04/14 - 14: 28 h

acusado

Jurado popular considera culpable por asesinato al acusado de matar a su compañero en Ayamonte

lainformacion.com

martes, 05/02/13 - 21:30

[ ]
El jurado popular que ha juzgado durante dos días a J.M.M.A., acusado de matar a A.E.C., tras golpearlo con una pala en una caseta situada en la localidad de Ayamonte (Huelva), donde ambos convivían, después de mantener una discusión doméstica por motivos desconocidos en marzo de 2011, lo ha considerado culpable por un delito de asesinato con alevosía.

HUELVA, 05 (EUROPA PRESS)

El jurado popular que ha juzgado durante dos días a J.M.M.A., acusado de matar a A.E.C., tras golpearlo con una pala en una caseta situada en la localidad de Ayamonte (Huelva), donde ambos convivían, después de mantener una discusión doméstica por motivos desconocidos en marzo de 2011, lo ha considerado culpable por un delito de asesinato con alevosía.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, el jurado considera que J.M.M.A. es culpable por un delito de asesinato con alevosía con la atenuante de confesión de los hechos, aceptando de esta manera las tesis y peticiones del Fiscal. Por su parte, en su pronunciamiento, el jurado popular desestima la petición de la acusación particular sobre el ensañamiento y las de la defensa, que solicitaba, entre otras atenuantes la de embriaguez y trastorno mental.

No obstante, queda pendiente el dictado de la Sentencia por el Magistrado Presidente concretando la pena, que irá desde los 15 años a la solicitada por la Fiscalía, que en este caso es 16 años y 6 meses.

Cabe recordar que en la sesión de este martes los médicos forenses han acreditado que el cuerpo de la víctima "no presentaba ningún tipo de señal de defensa", así como que por las formas de las heridas, recibió los primeros golpes sentado en la cama y después tumbado.

Por su parte, dos técnicos del Instituto Nacional de Toxicología han añadido que en el cuerpo y prendas de la víctima "no existía ningún resto de otro perfil genético que no fuera el suyo propio".

Así, ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Huelva, los médicos forenses han ratificado sus informes en los que concluyeron que la víctima "había fallecido por una muerte violenta y por la destrucción de centros vitales encefálicos".

En total la víctima recibió diez golpes, la mayor parte de los mismos en todo el maxilofacial por lo que "apenas era reconocible" con heridas contusas e inciso contusas, es decir con golpes y cortes, por lo que han reconocido la pala como el objeto con el que el acusado pudo haber realizado los hechos.

Del mismo modo, aseguran que los primeros golpes pudieron provocar que la víctima tuviera la conciencia "obnubilada", sumado al grado de alcohol encontrado en sangre de 3,75 gramos por litro, y con un estado de conciencia "francamente deteriorado, que podría haber provocado que no pudiera defenderse".

En cuanto al agresor, tras calcularlo en sala al obtener a las tres horas del suceso 1,5 gramos de alcohol por litro de sangre, los médicos forenses han señalado que pudo tener entre 1,92 o 2,12 gramos en el momento de los hechos, encontrándose en "la etapa de excitación", sin llegar a perder la conciencia por su ingesta y siendo capaz de "realizar movimientos groseros y con cierta coordinación para apuntar en la cabeza".

Por su parte, técnicos del Instituto Nacional de Toxicología insisten en que la víctima cuando recibió los primeros golpes estaba sentada "por las manchas de sangre en la parte superior del pantalón y en la parte de los hombros de la camisa".

También han declarado dos capitanes de la Guardia Civil, licenciados en Biología, que analizaron la ropa del detenido, y han señalado que encontraron sangre y restos orgánicos en sus prendas, en la parte metálica de la pala y en sus manos, con "un perfil coincidente" con el de la víctima.

"LO HE MATADO, HE SIDO YO"

Cabe recordar que este lunes los tres agentes de la Guardia Civil, que se encontraban en el cuartel la noche de los hechos, han declarado que el acusado llegó diciendo "lo he matado, he sido yo, detenedme".

Así, los agentes ratificaron su primera declaración, al igual que los dos efectivos de la Policía Judicial, que realizaron la inspección ocular y el atestado, los cuales indicaron que la caseta "estaba totalmente desordenada", y que el acusado les indicó que había habido una pelea, que "estaba harto que le pegara y se había defendido".

También declararon dos testigos solicitados por la defensa, un hombre con el que convivió la víctima y el gerente de un quiosco cercano que frecuentaban tanto esta como el acusado. El primero aseguró que se pelearon y dejaron de vivir juntos y el segundo señaló que les prohibió la entrada a los dos en su negocio porque se emborrachaban.

EN DEFENSA PROPIA

Por su parte, el acusado aseguró en su declaración que actuó en defensa propia porque la víctima "le agredió" con anterioridad y que acudió a la Guardia Civil para "buscar ayuda y que los agentes intervinieran", así como que ante los mismos no dijo que "le había matado, sino que habían discutido y que por miedo no podía volver a la caseta". En este punto, aseguró que se enteró de la muerte de la víctima "dos días después" por la Guardia Civil.

Del mismo modo, el acusado, nacido en Angola y según la acusación participó en la guerra civil de ese país, hizo hincapié en que ambos habían bebido y tras discutir --ya que la víctima "lo amenazaba continuamente"--, esta "le dio un golpe en el pecho y por suerte estaba allí la pala, con la que le golpeé".

Tras ello, J.M.M.A., que había conocido A.E.C., ocho meses antes del altercado y llevaban conviviendo tres semanas, manifestó que salió "en busca de ayuda en cuanto pudo, ya que antes me tenía acorralado", aunque aseguró que desconoce si cayó al suelo o en la cama porque "todo estaba a oscuras". Preguntado por la acusación si está arrepentido de los hechos, señaló que "no fui a matarlo, lo que quería era salir corriendo para pedir ayuda".

Para el acusado la acusación particular ha solicitado la pena de 25 años por un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento y una indemnización para su madre de 123.000 euros; la defensa ha pedido dos años y medio de prisión con las atenuantes de la ingestión de alcohol tanto por parte de la víctima y del acusado y de haber estado en tratamiento durante varios años en un centro de drogodependencia por sus problemas con el alcohol y ha pedido que la responsabilidad civil no se exceda de 74.305,71 euros , mientras que la Fiscalía pide 16 años y medio de prisión y esta misma indemnización.

LOS HECHOS, SEGÚN EL FISCAL

El Ministerio Fiscal considera probado que sobre las 22,45 horas del día 31 de marzo de 2011 en una caseta situada detrás de un restaurante pizzería de la localidad de Ayamonte, el acusado, mayor de edad y habiendo sido condenado en sentencia firme a la pena de seis meses de prisión por un delito de robo con fuerza, sostuvo una discusión doméstica, por motivos desconocidos, con la víctima, con quien convivía en la caseta reseñada.

Según entiende la Fiscalía, el acusado entró en la habitación portando una pala metálica con la que, aprovechando que A.E.C., presentaba una elevada dosis de etanol en sangre, lo que provocaba una alteración importante de su estado de conciencia y una situación de especial vulnerabilidad, le golpeó de forma sorpresiva en la cabeza, cayendo éste sobre un camastro boca arriba, inconsciente, y una vez que se encontraba tumbado y sin ninguna posibilidad de defensa, el acusado le asestó múltiples golpes en la cabeza, ocasionándole severos traumatismos en la cara y cabeza que provocaron su fallecimiento.

Inmediatamente después de cometer estos hechos el acusado se dirigió voluntariamente al cuartel de la Guardia Civil de Ayamonte donde llegó gritando a los agentes "lo he matado, he sido yo, detenedme".

Tras el veredicto del jurado, será ahora el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Huelva quien concrete los años de condena para este individuo.

(EuropaPress)

Zapatero intervendrá en cinco actos de la campaña electoral de Valenciano

Zapatero intervendrá en cinco actos de la campaña electoral de Valenciano

Hace 45 minutos |

El expresidente del Gobierno participará en mítines en León, Madrid, Orense.

Wert propone que los docentes aprueben un examen de idiomas para sacar la plaza

Wert propone que los docentes aprueben un examen de idiomas para sacar la plaza

Hoy, 12:48 h. | R. R.

El Ministerio de Educación plantea también que se sometan a una prueba sobre habilidades en nuevas tecnologías.

Destacamos

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel