AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 25/10/14 - 03: 03 h

cárcel

La revuelta en una cárcel venezolana deja al menos 58 muertos

lainformacion.com

lunes, 28/01/13 - 09:39

[ ]
La revuelta en una cárcel venezolana deja al menos 58 muertos

BARQUISIMETO, Venezuela (Reuters) - Un violento enfrentamiento el viernes en una prisión del suroeste de Venezuela habría dejado al menos 58 muertos, dijo el domingo el Gobierno, en el último episodio que subraya la crisis penitenciaria que atraviesa el país.

La reyerta entre bandas criminales en el penal Centro Occidental, cerca de la ciudad de Barquisimeto, se desató antes de una inspección en busca de armas y drogas.

"Tenemos un lamentable saldo de personas que perdieron la vida, tanto aquí en el recinto, como después producto de las heridas que sufrieron, de 57 personas. A esto le debemos sumar el cuerpo sin vida de una persona que encontramos calcinada", dijo la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela.

La ministra, que se había negado a ofrecer cifras de fallecidos, explicó que han trasladado a otros centros penitenciarios del país a 2.003 reos masculinos y 132 reclusas femeninas.

"Hospitalizados aún quedan 46 personas, con su debido tratamiento", dijo la ministra, que agregó que otras 49 personas fueron dadas de alta.

Varela confirmó la muerte de un funcionario de la guardia nacional.

El director del Hospital de Barquisimeto, Ruy Medina, había dicho a Reuters previamente que en el incidente fallecieron 61 personas.

El domingo desde primeras horas, cientos de familiares de los reclusos se reunieron impacientes y enfurecidos en las afueras del penal, conocido como Uribana, en busca de información.

Una improvisada lista con 104 heridos y una veintena de fallecidos colgaba el domingo en la entrada de la penitenciaria, según testigos de Reuters.

"Esto es demasiado duro. Hay muchos familiares sufriendo. Estamos sufriendo aquí. El gobierno no dice nada. No quiere dar información, nada, nada. Queremos que (Hugo) Chávez venga a darnos noticias. Queremos una respuesta", dijo Josefina Ramírez de 36 años, cuyo esposo de 25 años estaba en el penal.

La Fiscalía informó que iniciaron las indagaciones técnicas para esclarecer los hechos en Uribana y que ofrecieron atención jurídica a los reos e información a los familiares. Varela aseguró que se está informando sobre el paradero de los reclusos y traslado para las visitas.

Esta nueva reyerta se produce en medio de la convalecencia en Cuba del presidente Hugo Chávez tras su cuarta cirugía por cáncer. Durante sus 14 años en el poder, el mandatario ha acostumbrado a los venezolanos a ser el principal portavoz y mediador en las crisis del país petrolero.

La oposición ha responsabilizado de suceso al Gobierno, mientras el vicepresidente Nicolás Maduro se encuentra en Chile para una cumbre de líderes de América Latina, el Caribe y europa, y Chávez no ha sido visto o oído en los últimos 45 días.

Varela dijo que la cárcel, en donde no se hacía una inspección de armas desde el 2009, será desalojada y rehabilitada como un reclusorio de mínima seguridad.

El penal Centro Occidental tiene una capacidad para 850 reos, pero su población activa superaba las 2.000 personas.

La cárcel es considerada una de las más violentas de Venezuela, que sufre motines y la muerte de cientos de presos cada año mientras muchos de sus penales se saturan cada vez más de reos que conviven en condiciones de hacinamiento.

Casi 50.000 reclusos se reparten en las 34 cárceles venezolanas, que fueron construidas para menos de un tercio de la población penitenciaria actual, según grupos locales de derechos humanos.

Como en otras naciones latinoamericanas, las cárceles venezolanas son conocidas por la facilidad con la que los reos acceden a armas, drogas, teléfonos móviles y ordenadores con Internet, que usan a menudo para manejar bandas criminales desde adentro de los penales.

A mediados del 2011, el Gobierno tuvo que enviar unos 5.000 soldados para controlar un motín en la cárcel El Rodeo, en una ciudad cercana a Caracas, que dejó una veintena de muertos. Y un año más tarde, tras varios días de tensión, las autoridades se vieron forzadas a cerrar una prisión en la capital.

Sólo unos pocos meses después, un enfrentamiento entre reos en una prisión al sur de Caracas dejó 25 muertos.

/Por Girish Gupta/

(Reuters)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel