Jesús Fuentes, promotor cultural, imputado por presunto tráfico de influencias

  • Lugo, 15 feb (EFE).- Jesús Fuentes, el promotor de eventos culturales detenido en el marco de "Manga", la segunda fase de la Operación Pokemon, ha quedado en libertad, sin medidas cautelares aunque está imputado por un supuesto delito de tráfico de influencias, han informado a Efe fuentes jurídicas.

Jesús Fuentes, promotor cultural, imputado por presunto tráfico de influencias

Jesús Fuentes, promotor cultural, imputado por presunto tráfico de influencias

En libertad el exconcejal del PP, acusado de tráfico de influencias en Manga

En libertad el exconcejal del PP, acusado de tráfico de influencias en Manga

Jesús Fuentes, promotor cultural, imputado por presunto tráfico de influencias

Jesús Fuentes, promotor cultural, imputado por presunto tráfico de influencias

Jesús Fuentes, promotor cultural, imputado por presunto tráfico de influencias

Jesús Fuentes, promotor cultural, imputado por presunto tráfico de influencias

Lugo, 15 feb (EFE).- Jesús Fuentes, el promotor de eventos culturales detenido en el marco de "Manga", la segunda fase de la Operación Pokemon, ha quedado en libertad, sin medidas cautelares aunque está imputado por un supuesto delito de tráfico de influencias, han informado a Efe fuentes jurídicas.

Su abogada, Luisa Pasín, ha indicado ante las preguntas de los informadores apostados en las puertas del juzgado instructor, el número uno de Lugo, que "fue una declaración normal" y ha manifestado, "absoluta colaboración con la justicia".

"Sin ningún problema", "no hay nada que ocultar", ha añadido.

Así, no ha querido explicar qué se le imputa a su cliente, que ha abandonado la sede judicial en un vehículo de Vigilancia Aduanera y con el rostro cubierto.

En la operación Pokemon, que comenzó en un juzgado de Lugo, se investiga la existencia de una supuesta trama para obtener concesiones y contratos públicos en varias ciudades que, en su segunda fase no solo se circunscriben al territorio gallego, sino también a las comunidades de Asturias y Cataluña.

El número de imputados ya supera la treintena, muchos de ellos políticos, y el epicentro de las investigaciones está en el Grupo Vendex.