AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 20/04/14 - 16: 37 h

delitos informáticos

Jóvenes, rusos y sobradamente preparados para el cibercrimen

lainformacion.com

sábado, 16/02/13 - 11:43

[ ]

Autodidacta, joven, ruso y sobradamente preparado para el cibercrimen. Ese es el perfil del delincuente virtual que trae de cabeza a las policías de todo el mundo, y aunque su rastro es difícil de seguir por su dominio extremo de la informática, finalmente es cazado.

Laura Camacho

Madrid, 16 feb.- Autodidacta, joven, ruso y sobradamente preparado para el cibercrimen. Ese es el perfil del delincuente virtual que trae de cabeza a las policías de todo el mundo, y aunque su rastro es difícil de seguir por su dominio extremo de la informática, finalmente es cazado.

Dos años ha tardado la policía en detener a un joven ruso de 27 años que infectó millones de ordenadores en todo el mundo mediante un virus que, para colmo, utilizaba la imagen de diferentes cuerpos policiales para estafar al internauta.

Lo hizo desde su casa, al suroeste de Rusia, con un ordenador incluso más rudimentario que el que tienen la mayoría de ciudadanos, pero con el que fue capaz de crear un virus muy eficaz y de liderar una de las organizaciones de cibercriminales más importantes del planeta.

José Rodríguez, inspector jefe del Grupo Seguridad Lógica de la Brigada de Investigaciones Tecnológicas (BIT) de la Policía Nacional y uno de los agentes que le ha seguido la pista, reconoce que se trata de un verdadero "crack" de la ciberdelincuencia, y que investigaciones tan complejas como esta pueden tardar "más de cinco años" en repetirse.

"Era el cerebro de la red, el creador del virus, un excelente programador", resume Rodríguez, que asegura, en una entrevista con Efe, que los investigadores creen que llevaría más de cinco años "de forma puntera" cometiendo este tipo de delitos y analizando las posibles "fisuras" de los sistemas informáticos para dañarlos.

Así, con unos elevados conocimientos técnicos ideó un sofisticado virus que insertaba en publicidad de páginas web muy visitadas y que lograba bloquear no solo el ordenador del usuario, sino con la imagen de la policía como señuelo, instarle a pagar cien euros de multa por haber accedido supuestamente a webs de pornografía, descargas ilegales o de actividades terroristas.

Para desbloquear su ordenador, la víctima, que no había cometido ningún delito, pagaba esa cantidad. Solo en España y parte de Europa logró recaudar un millón de euros anuales, una cantidad ínfima de lo que los investigadores calculan pudo obtener gracias a su criatura virtual en otros países del mundo.

A medida que infectaba ordenadores, las empresas de seguridad informática activaban nuevas protecciones que él rompía con otras versiones del virus, hasta 48 en dos años. Las últimas, dice Rodríguez, bloqueaban el aparato pero también conseguían volver loco a su dueño al cambiar de nombre todos los archivos o activar automáticamente la webcam.

La detención en diciembre en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) del "padre" del virus, del que no se ha facilitado su identidad para preservar el curso de la operación, ha dejado "más inactiva" su propagación, pero la red no se ha dado por completamente desmantelada.

En España los agentes sí han asestado un golpe definitivo a una de las células económicas de la organización con el arresto en la Costa del Sol de diez personas -seis rusos, dos georgianos y dos ucranianos-, algunos de ellos con vínculos familiares.

Pero este grupo, integrado en la parte técnica por el detenido y apenas dos o tres lugartenientes también rusos, estaba perfectamente estructurado y con ramificaciones, por lo que las policías de varios países siguen la pista de más integrantes.

Rodríguez explica que este tipo de cibercriminales llegan a "externalizar" servicios que él prefiere no hacer mientras que otros pueden vender simplemente el virus por una gran suma de dinero para que otros lo propaguen.

En el caso del cerebro del "virus de la Policía", él aprovechó su propia creación, aunque otros se encargaban de mover el dinero con transacciones virtuales o de contratar personal para que le sumistrara servidores que apenas dejaran huellas de su localización final a la policía.

Finalmente, ésta le cazó lejos de su ordenador, de vacaciones y de compras en Dubai.

Más de una veintena de cuerpos policiales le seguían pero ha sido la investigación del Grupo de Seguridad Lógica de la Policía española, que llegó incluso a tener que conectarse de madrugada para seguir sus pasos por la red, la que dio sus frutos al detectar que el ahora detenido había proporcionado datos personales que ya tenían relación con su actividad delictiva.

Su puesto al frente de la organización es difícilmente reemplazable, según los investigadores, que advierten de que hay más jóvenes de perfiles similares en Rusia, uno de los mayores focos de cibercriminales del mundo.

En este país y los de su entorno, asegura Rodríguez, están naciendo la mayoría de estructuras de criminales virtuales, al amparo de jóvenes, la mayoría autodidactas y con grandes aficiones por la informática, que simplemente "buscan dinero y viven de esto".

Y es que, asegura el inspector jefe de la BIT, el origen de esta modalidad de crimen en Rusia no dista tanto del germen que puede tener el delincuente común, por ejemplo, en el trapicheo de drogas, en el que uno puede conseguir dinero fácil e ir sumando poco a poco a gente de su entorno.

"La motivación del cibercriminal es exclusivamente económica. Ellos saben que a través de fraudes por internet o mediante estafas a través de virus pueden lograr grandes cantidades de dinero", añade Rodríguez.

Solo necesitan un ordenador y conocimientos informáticos especializados porque tanto la red como los internautas son vulnerabales y el anonimato su mejor aliado.

(Agencia EFE)

Los Reyes, los Príncipes y la infanta Elena asisten a la misa de Pascua en Palma

Los Reyes, los Príncipes y la infanta Elena asisten a la misa de Pascua en Palma

Hace 21 minutos |

Los Reyes y su familia han recibido aplausos del medio millar de turistas que esperaban su llegada y su salida del templo. El año pasado don Juan Carlos no pudo estar

El juez Silva se sentará el lunes en el banquillo por el caso Blesa

El juez Silva se sentará el lunes en el banquillo por el caso Blesa

Hace 20 minutos |

El magistrado Elpidio José Silva será juzgado por haber presuntamente prevaricado durante su investigación al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa.

Destacamos

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel