AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Domingo, 30/08/15 - 05:40 h

Magistratura

«Yo soy la prueba»

Sábado, 01 de diciembre del 2012 - 08:21

Lee el artículo completo en: La Razón digital - Cataluña

[ 0 ]
BARCELONA- «Vi cargar a los Mossos y entonces noté el impacto. Tenía mucho dolor; el dolor era indescriptible». Lo explica Ester Quintana, la mujer que la noche del 14 de noviembre perdió un ojo por un impacto tras la manifestación en Barcelona con motivo de la huelga general y que  ha querido hacer público su testimonio a través de un vídeo. «Pensé: "¡Me han dado, no puede ser!», y entonces me puse la mano en el ojo y le dije a mi amigo Luis:"No tengo ojo"», evoca Ester. Sobre el autor del impacto del proyectil, la joven no tiene duda: «He visto imágenes de Puig diciendo que en esa zona los Mossos no dispararon, pero sí lo hicieron. Yo lo vi. Yo soy la prueba. No sé qué proyectil me impactó, pero sé que lo dispararon los Mossos». Además, Ester lamenta el desinterés que  los representantes del Govern han mostrado hacia ella y denuncia el trato hospitalario recibido. Ester han emprendido diversas iniciativas destinadas, por un lado, a esclarecer los hechos y dirimir responsabilidades, y, por otro, tratar de acabar con el uso de los proyectiles por parte de los Mossos d'Esquadra. Si se confirma que fue herida por un proyectil de los Mossos, sería la séptima persona con lesiones oculares por hechos similares desde 2001. Por lo pronto, el pasado viernes, los abogados de Ester presentaron en los juzgados la correspondiente denuncia, en la que se pide la práctica de una serie de pruebas urgentes. En breve, además, esperan poder presentar una querella criminal que contendrá todo el material que durante este tiempo han ido recibiendo vía mail y el cual corrobora el testimonio de la agredida y sus acompañantes después de haber lanzado un llamamiento a través de la red  en busca de testigos que puedan hacer más sólida la querella.  Se propondrán una serie de diligencias de prueba para identificar al supuesto agente autor del disparo, así como a los altos cargos responsables de estos hechos. Paralelamente, sigue en pie la campaña «Ojo con tu ojo», puesta en marcha el pasado día 19 por los amigos de Ester y mediante la cual esperan evidenciar el rechazo  que existe en la sociedad hacia el uso de los proyectiles policiales. A través de este movimiento popular, se han organizado ya un par de concentraciones, pero sobre todo se han recopilado centenares de fotos de anónimos y famosos con el ojo izquierdo tapado por un parche en solidaridad con Ester. «Seguiremos hasta donde haga falta, hasta el final. No pararemos hasta que el debate acerca de la prohibición del uso de las pelotas de goma y otros proyectiles por parte de los antidisturbios llegue al Parlament», asegura Jesús Sahún, uno de los promotores de la plataforma. «Es una lucha que va para largo. Nuestra intención a corto plazo pasa por tener una reunión con el gobierno de la Generalitat entrante», desvela Sahún, quien además destaca que la campaña cuenta con el pleno apoyo y asesoramiento de la plataforma «Stop bales de goma», que ya existía antes de los incidentes del pasado 14 de noviembre en Barcelona. Los amigos de Ester también han puesto en marcha una tercera iniciativa, esta vez dedicada a recaudar fondos a favor de la víctima y sus familiares, de manera que éstos puedan hacer frente a los gastos derivados del tratamiento y asistencia médica que necesita, de las acciones judiciales que se están llevando a cabo, así como del mantenimiento de la campaña. La Generalitat se desmarcóA las pocas horas de los hechos, el conseller de Interior, Felip Puig comparecía ante los medios para liberar de cualquier responsabilidad a los Mossos d'Esquadra. Según Puig, el pasado 14 de noviembre a esa hora la policía autonómica no tuvo que intervenir en ningún disturbio localizado en la zona en la que fue agredida Ester –paseo de Gràcia con la calle Casp, de camino a casa–, y en el único punto en el que tuvo que recurrir a la fuerza fue en Vía Laietana, donde los incontrolados causaron destrozos y quemaron dos coches de la Policía Naccional. 

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter