AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 19/12/14 - 01: 38 h

penas

El presidente de Mali nombra primer ministro a Cissoko

lainformacion.com

miércoles, 12/12/12 - 09:17

[ ]
El primer ministro de Mali, obligado a dimitir por el Ejército

BAMAKO (Reuters) - El presidente interino de Mali, Diouncunda Traore, ha nombrado nuevo primer ministro a Django Cissoko, un ex secretario general de la Presidencia, dijo el martes la televisión estatal del país.

Cissoko sustituirá a Cheick Modibo Diarra, que se vio obligado a dimitir antes el martes por los soldados que protagonizaron un golpe de Estado en marzo, subrayando el control de los militares y complicando los esfuerzos internacionales para ayudar a expulsar a los islamistas del norte del país.

Aunque una vez fue modelo de democracia en África Occidental, Mali se ha sumido en una crisis desde el golpe de Estado, cuando los rebeldes de la etnia tuareg e insurgentes vinculados a al Qaeda aprovecharon el caos para apoderarse de los dos tercios septentrionales del árido país.

A pesar de que los soldados dejaron paso a un presidente y un primer ministro civiles en abril por la presión internacional, nunca han estado lejos del poder y han mostrado su disposición a imponer su autoridad sobre los débiles y divididos políticos.

Cheick Modibo Diarra dimitió como primer ministro horas después de ser arrestado intentando salir del país hacia su ex potencia colonial, Francia, y fue trasladado a la sede de la antigua junta militar en un cuartel de Kati, a las afueras de la capital Bamako.

"Yo, Cheick Modibo Diarra, por la presente dimito con todo mi Gobierno", dijo un aparentemente nervioso Diarra en un corto comunicado emitido por la televisión estatal a primera hora del martes. Diarra es un ex científico de la NASA y responsable de Microsoft para África.

Ante el temor de que Mali se convirtiese en un refugio seguro para el terrorismo y el crimen organizado, los líderes de África Occidental han firmado un plan para enviar 3.300 soldados al país para reformar el ejército nacional y apoyar las operaciones para retomar el control del norte.

Pero la detención de Diarra podría desanimar a los socios internacionales para respaldar el plan hasta que se fortalezca el gobierno civil.

"Lo que está muy claro ahora es que la junta militar es la única que tiene el control", dijo Gilles Yabi, jefe del programa del Grupo de Crisis Internacional para África Occidental.

"Ellos tienen las armas, tienen la fuerza y están tomando el control de la transición", dijo. "Esto aclara el hecho que de que el obstáculo inmediato en la crisis en Mali está ahora en Bamako y no en el norte".

CONDENA DE LA ONU

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó el martes el arresto del primer ministro.

"Los miembros del Consejo de Seguridad expresan su disposición a considerar las medidas apropiadas, incluyendo sanciones selectivas contra los que impidan la restauración del orden constitucional y tomen medidas para socavar la estabilidad en Mali", dijo el consejo de 15 miembros en un comunicado.

Francia, la potencia internacional más activa para que se entre en acción contra los islamistas, pidió el martes que se cree un nuevo gobierno bajo el presidente civil interino Diouncounda Traore.

"Estos acontecimientos subrayan la necesidad de un rápido despliegue de una fuerza de estabilización de África", dijo el portavoz del ministerio galo de Exteriores, Philippe Lalliot a periodistas en París, pidiendo que la ex junta militar deje de interferir en política.

Diarra fue obligado a dar un pasó atrás durante una reunión con el ex líder golpista capitán Amadu Sanogo, según Bakary Mariko, portavoz de la ex junta. Mariko acusó a Diarra de instar a sus partidarios a interrumpir las conversaciones en la crisis política y dijo que no había podido liberar el norte ni organizar elecciones libres.

"Esto no es un golpe de Estado. El presidente sigue en su puesto pero el primer ministro ya no trabajaba por los intereses del país", dijo Mariko.

Un soldado en Kati dijo que había sido testigo de cómo un lloroso Diarra era regañado por Sanogo por llevar la vergüenza al país.

El centro de Bamako estaba tranquilo, pero la principal carretera que lleva a Kati fue bloqueada por razones de seguridad, dijeron residentes.

(Reuters)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel