AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Domingo, 05/07/15 - 02:13 h

Puig insiste en que los Mossos no hirieron a la mujer que perdió un ojo

Martes, 04 de diciembre del 2012 - 04:21

Lee el artículo completo en: La Razón digital - Cataluña

[ 0 ]
BARCELONA– Poco aportó ayer la comparecencia del conseller de Interior en funciones, Felip Puig, ante la diputación permanente del Parlament en la que éste debía informar sobre la actuación de los Mossos d'Esquadra durante el pasado 14 de noviembre, día en que estaba convocada una huelga general y diversas manifestaciones. Recordar que ese día Ester Quintana, de 42 años, perdió un ojo al recibir el impacto de un objeto contundente y un menor fue duramente golpeado por un agente antidisturbios de la Policía Autonómica. Puig defendió la actuación de los agentes durante la jornada como correcta, los exculpó de cualquier exceso que pueda considerar la ciudadanía y reiteró que la policía autonómica nada tiene que ver con la lesión de Ester. «Desconocemos qué impactó en la cara de la señora Quintana, pero con la información recopilada y analizada hasta ahora hemos de descartar que tuviera el origen en una acción de los Mossos», señaló el conseller. Y puntualizó que, en la zona donde Ester recibió el impacto en la cara, en la confluencia del paseo de Gràcia con la calle Casp, los agentes no utilizaron ningún tipo de proyectil, a excepción de dos salvas, para dispersar a los manifestantes rezagados. Una afirmación que varía algo de lo que asegurado por el conseller en la rueda de prensa que ofreció tras los hechos. «Allí no hubo ninguna actuación, ni carga policial,  ningún lanzamiento de salvas, ni de ningún tipo de proyectil», declaró entonces. Puig añadió que en el lugar de los hechos, «algunos encapuchados» lanzaron objetos. En cuanto al porrazo que recibió el menor tarraconense en la cabeza, Puig se limitó a señalar que fue un «golpe involuntario y fortuito». Ambos hechos, eso sí, «escapan de una valoración positiva», sentenció el conseller de Interior. Las pelotas de goma, a debate La comparecencia de Puig, realizada a petición de la oposición, no estuvo exenta de rifirrafes entre los diputados y el conseller. Para el portavoz del PSC, Xavier Sabaté, las explicaciones del responsable de Interior fueron «absolutamente insuficientes». Por su parte, Josep Vendrell, portavoz de los ecosocialistas, consideró que «esto es una especie de insulto» cuando Puig le preguntó si la formación estaba por defender a los manifestantes violentos o pacifistas cuando el primero sentenció que los hechos del 14-N son «la culminación de una política profundamente equivocada, en la que se ha querido aplicar mano dura y no ha funcionado». En lo que sí estuvieron de acuerdo, tanto Puig como los representantes de ICV, PSC y ERC, fue en señalar que el uso de pelotas de goma  en la dispersión de manifestaciones debe ser debatido. Ante las puertas de la sede parlamentaria, un grupo de activistas, entre los que estaban allegados de Ester, reclamaban la eliminación de las pelotas de goma. 

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter