Un rehén francés dice que los captores de la planta de gas les tratan bien

  • París, 17 ene (EFE).- Un ciudadano francés que se encuentra entre las varias decenas de extranjeros retenidos por un grupo terrorista islámico en una planta de tratamiento de gas en el sur de Argelia aseguró hoy en declaraciones al diario "Sud-Ouest" que los captores les tratan bien.

El asalto en Argelia aumenta el temor a la expansión del terrorismo islamista

El asalto en Argelia aumenta el temor a la expansión del terrorismo islamista

El Ministro de Interior argelino asegura que los terroristas provenían de Libia

El Ministro de Interior argelino asegura que los terroristas provenían de Libia

París, 17 ene (EFE).- Un ciudadano francés que se encuentra entre las varias decenas de extranjeros retenidos por un grupo terrorista islámico en una planta de tratamiento de gas en el sur de Argelia aseguró hoy en declaraciones al diario "Sud-Ouest" que los captores les tratan bien.

"Nos tratan bien", declaró por teléfono a ese diario el hombre de 52 años originario de Anglet, en el País Vasco francés, que no resultó herido durante el ataque.

El rehén galo, que trabaja para el grupo francés CIS Catering, que se ocupa de la restauración en esas instalaciones gasísticas, agregó que "los secuestradores piden a Francia que intervenga ante Argelia para que las fuerzas armadas no tomen la planta al asalto".

Por su parte, las autoridades francesas no han confirmado aún que haya ciudadanos galos entre quienes se encuentran retenidos por en las instalaciones gasísticas por un grupo cercano a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y dirigido por el argelino Mojtar Belmojtar.

El diario publicó que el ciudadano francés se encuentra secuestrado con otros 34 los rehenes de nueve nacionalidades, retenidos.

No está claro cuántos trabajadores hay secuestrados en total, aunque la empresa CIS Catering señaló desde Francia que 150 "empleados argelinos" de su filial Cieptal están retenidos dentro del complejo industrial.

Según las fuentes citadas por la agencia estatal argelina, 30 trabajadores locales de la planta ocupada consiguieron escapar hoy de sus captores.