Un tribunal surcoreano ordena por primera vez la castración química de un pedófilo

SEÚL, 3 (EUROPA PRESS)

Un tribunal de Seúl ha condenado por primera vez en el país a un pedófilo a que se le someta a castración química, después de que Corea del Sur aprobara una ley en esta materia en 2011, informa la agencia de noticias Yonhap.

El tribunal ha condenado al pedófilo, un hombre de 31 años, a quince años de cárcel y a que se le someta a un tratamiento hormonal para la supresión de sus impulsos sexuales durante tres años. La ley aprobada en julio de 2011 autoriza la 'castración química' a los pedófilos mayores de 19 años que podrían repetir sus delitos contra menores de 16 años.

El condenado fue acusado de mantener sexo con cinco adolescentes que conoció mediante un servicio de 'chat' por teléfono entre noviembre de 2011 y mayo de 2012. Tras ello, el hombre, del que solo se conoce su nombre Pyo, amenazó con colgar en internet vídeos de los menores manteniendo relaciones sexuales y fotos desnudos y también les violó amenazándoles con armas.

Los fiscales pidieron su castración química después de que los médicos diagnosticaran que Pyo presenta un desorden de deseo sexual. El juez Kim Ki Young ha indicado hoy que el tribunal "considera que tiene una conciencia sexual distorsionada y un deseo sexual excesivo, lo que le imposibilita controlar por sí mismo sus impulsos sexuales".

En su veredicto, el tribunal también ha ordenado que la información sobre Pyo esté disponible para la población durante diez años y que éste lleve una pulsera electrónica localizadora durante 20 años tras su puesta en libertad.

Según ha informado el Ministerio de Justicia tras la sentencia, el condenado recibirá la primera medicación para reducir su conducta sexual, sus fantasías sexuales y su capacidad de mantener relaciones sexuales unos dos meses antes de su puesta en libertad.