AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

sábado, 19/04/14 - 17: 10 h

acusación

El juez cita a declarar como imputada a la infanta Cristina

lainformacion.com

jueves, 04/04/13 - 11:54

[ ]
El juez cita a declarar como imputada a la infanta Cristina

MADRID (Reuters) - El juez José Castro ha citado a declarar como imputada a la infanta Cristina tras conocerse unos correos electrónicos que dejarían entrever que la hija del Rey de España estaba al tanto de las operaciones de su marido, Iñaki Urdangarin, acusado de enriquecerse mediante el desvío de fondos públicos, según un auto judicial conocido el miércoles.

El juez aprecia así indicios de delito en el comportamiento de la infanta, que era vocal del instituto Nóos, una organización sin ánimo de lucro presidida por Urdangarin a través del cual supuestamente se desviaron 5,8 millones de euros de fondos públicos de los gobiernos balear y valenciano entre 2004 y 2006.

Un portavoz de Zarzuela expresó, tras conocer la noticia por la prensa, su "sorpresa" por el cambio de opinión del juez, que el año pasado rechazó imputar a la infanta, aunque expresó su máximo respeto por las decisiones judiciales.

"La Casa de su Majestad el Rey quiere expresar su absoluta conformidad con la decisión anunciada por la Fiscalía Anticorrupción de recurrir el auto en su posición procesal de imparcialidad y defensa de la legalidad", agregó el portavoz.

La comparecencia de la hija menor de los reyes fijada para el próximo 27 de abril probablemente incremente la presión sobre la monarquía, cuya tradicional buena imagen entre los españoles ha quedado dañada por este caso.

El juez, que ha citado de oficio a la infanta, recoge que la duquesa de Palma, de 47 años, tuvo que dar su consentimiento para que apareciera su nombre, tratamiento y cargo en una fundación con la que su esposo presuntamente se enriqueció.

"Todo parece indicar que estaba consensuado que la única función de doña Cristina y don Carlos García Revenga (secretario de la infanta, también imputado en la causa) era la de una utilitarista figuración", dice el auto.

"Podría ser calificado como un supuesto de cooperación necesaria a los delitos supuestamente cometidos por (...) Urdangarin y (su socio, también imputado) Diego Torres (...) o, cuando menos, de complicidad", añade.

"LA JUSTICIA ES IGUAL PARA TODOS"

El texto argumenta que la declaración de la hija del jefe de Estado, a la que Urdangarin ha desvinculado de su gestión en Nóos afirmando que no participaba en la toma de decisiones, es clave para cerrar la instrucción del caso.

"Hacerlo (no llamarla) dejando que la incógnita se perpetúe, sería un cierre en falso en descrédito de la máxima de que la justicia es igual para todos", señala el juez, repitiendo la frase que el rey Juan Carlos pronunció en un mensaje navideño de 2011 a raíz de la imputación de Urdangarin.

El duque de Palma, apartado de sus funciones en la Casa Real, está acusado de prevaricación, malversación, fraude, falsedad documental y un delito contra la Hacienda Pública durante su gestión de Nóos.

José Antonio Martín Pallín, magistrado emérito del Tribunal Supremo y abogado, calificó la imputación de la infanta de "inédita" aunque consideró que no rompe ningún tabú.

"A lo mejor en el extranjero lo que están esperando es que alguna vez demos señas de que somos un país serio y que aplicamos las normas, cosa que no estamos haciendo en muchos niveles", dijo a Reuters.

La imputación de la infanta supone un nuevo revés en los esfuerzos de la Casa Real por recuperar la confianza de los ciudadanos, cuyo apoyo en un sondeo reciente de Metroscopia ha caído al 58 por ciento.

Manuel Villoria, experto en corrupción y profesor de ciencias políticas en la Universidad Rey Juan Carlos, consideró la imputación "demoledora" para la familia real.

"Está diciendo que la considera una cómplice, que él (Urdangarin) no lo podía haber hecho sin ella. Tenía conocimiento y no puso freno", dijo Villoria.

El aumento de un malestar ciudadano, la escasa audiencia del discurso navideño del Rey - la menor de los últimos 15 años -, y el hecho de que por primera vez algunos políticos hayan pedido públicamente la abdicación de Juan Carlos I es algo que no se había visto en España desde su llegada al trono en 1975.

LA ÚNICA AJENA AL CASO HASTA AHORA

La declaración de Cristina de Borbón y Grecia había sido solicitada por la acusación popular ejercida por el sindicato Manos Limpias en febrero de 2012, pero el juez no vio motivos para llamarla como imputada hasta que hace unas semanas el socio de Urdangarin, Diego Torres, presentó unos correos en los que el duque de Palma pedía consejo a su esposa.

"La sociedad española estaba estupefacta de que ella, por ser la hija del Rey, no estuviera todavía imputada", dijo a Reuters, Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias.

Cristina de Borbón era la única de las cinco personas que formaban la dirección de Nóos que permanecía ajena a la investigación.

Urdangarin y Torres, a los que el juez impuso una fianza conjunta de 8,2 millones de euros, están enemistados desde que se abrió la causa judicial contra ambos en 2011. El duque de Palma ha tratado sin éxito que estos correos fueran invalidados.

El caso surgió como una causa separada de un escándalo de corrupción en el Gobierno autónomo del ex presidente balear y ex ministro de Medio Ambiente del Partido Popular Jaume Matas, que ya fue condenado a seis años de cárcel por malversación de caudales públicos en una de las 26 piezas en las que se divide el caso Palma Arena.

/Por Inmaculada Sanz y Emma Pinedo/

(Reuters)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel