AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

domingo, 21/12/14 - 19: 44 h

autoridades locales

La 'larga marcha' toma el centro de Islamabad y su líder amenaza con no irse

lainformacion.com

martes, 15/01/13 - 22:07

[ ]

Islamabad, 15 ene (EFE).- El clérigo Tahirul Qadri tomó hoy junto a 100.000 seguidores el centro de Islamabad, donde amenazó con no irse de allí sin una regeneración democrática que acabe con la actual clase política paquistaní encarnada en un "Parlamento falso".

La 'larga marcha' toma el centro de Islamabad y su líder amenaza con no irse

Islamabad, 15 ene (EFE).- El clérigo Tahirul Qadri tomó hoy junto a 100.000 seguidores el centro de Islamabad, donde amenazó con no irse de allí sin una regeneración democrática que acabe con la actual clase política paquistaní encarnada en un "Parlamento falso".

Entre referencias a la plaza Tahrir, foco de la revolución democrática en Egipto, Qadri pidió a los concentrados que no se disuelvan hasta que no se dé respuesta a sus demandas, que incluyen la disolución de la Cámara Baja y unas elecciones libres.

La llamada 'larga marcha' llegó a las puertas de la capital de madrugada tras atravesar el país de este a oeste después de salir de la ciudad de Lahore ayer a mediodía, en medio de una gran expectación sobre la respuesta de las autoridades al desafío.

El enorme despliegue de seguridad -unos 20.000 agentes- y el bloqueo de las principales arterias de Islamabad hizo desistir a la mayoría de manifestantes de acceder al Parlamento, como habían anunciado la víspera los organizadores de la caravana.

A pesar de ello, algunos de los concentrados intentaron a primera hora atravesar el cordón de seguridad y la Policía efectuó disparos al aire de advertencia después de que seis agentes resultaran heridos por lanzamiento de piedras por parte de los seguidores de Qadri.

Las decenas de miles manifestantes -un millón según los organizadores, menos de 50.000 de acuerdo con las autoridades-, ocuparon un tramo de la principal vía de Islamabad, la avenida Jinnah, a la espera de que su líder se dirigiera a la multitud.

El clérigo intervino a primera hora de la tarde, con un discurso de marcado tono populista en el que tachó de corrupta la clase política y denunció la falta de derechos políticos y sociales del grueso de la sociedad paquistaní.

"El único derecho real de un paquistaní es a morirse", dijo ante sus seguidores, que jalearon constantemente la intervención del clérigo, realizada desde un habitáculo blindado instalado en medio de la céntrica avenida donde se agolpan los manifestantes.

Con un tono marcadamente dramático, a veces sollozando, Qadri tildó al actual Parlamento de "falso" y "disfuncional" y atacó con dureza a la mayoría de diputados, a los que tachó de corruptos y de ignorar repetidamente las necesidades del pueblo paquistaní.

En su discurso, leído en su mayoría, Qadri defendió al Ejército y al "gran poder judicial" del país, y libró a esas instituciones de responsabilidad por el "infierno" en el que, según el líder de la gran marcha, vive el 99 % de los paquistaníes.

Qadri anunció al llegar a Islamabad que la "larga marcha ha acabado y ahora empieza la revolución", y dio al Gobierno hasta las 11:00 de hoy para disolver el Parlamento federal y las asambleas regionales, sin que pasado el plazo se hubiese cumplido su petición.

Los apoyos políticos de Tahirul Qadri permanecen rodeados de misterio y han desatado una cascada de teorías entre los analistas y medios locales, que no consiguen desvelar las motivaciones reales de una figura que hasta hace un mes era casi desconocida en el país.

El ministro de Información y portavoz oficioso del Gabinete, Qamar Zamán Kaira, tachó anoche de 'extraconstitucionales' las demandas del clérigo reformista, y lo acusó de "querer ponerse al frente de un Gobierno interino".

La oficina del primer ministro, Rajá Pervez Ashraf, anunció en una nota poco después del mediodía que el jefe de Gabinete había mantenido conversaciones con los responsables de los principales partidos del país.

El texto afirma que los líderes políticos manifestaron su coincidencia en la necesidad de "defender la Constitución y el sistema democrático" y que cualquier intento de "subvertir" la democracia debe ser tratado "con firmeza".

Ashraf afirmó, según la nota, que "no se le va a permitir a nadie imponer su agenda personal" y que la tolerancia no debe ser tomada como una muestra de debilidad.

El primer ministro era objeto a media tarde de una orden de arresto por parte del Supremo del país en relación con un caso de corrupción durante su etapa como ministro de Energía entre 2008 y 2001, lo que no hizo más que añadir confusión a la situación.

La noticia de la decisión judicial dio lugar a vítores y escenas de euforia entre los miles de seguidores de Qadri concentrados en Islamabad, que vieron en la posible destitución de Ashraf una señal del cambio político que defienden.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel