AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lunes, 28/07/14 - 14: 56 h

autoridades locales

Mas quiere evitar que el rumbo soberanista derive en una "colisión de barcos"

lainformacion.com

lunes, 24/12/12 - 16:27

[ ]

Barcelona, 24 dic (EFE).- El líder de CiU, Artur Mas, ha tomado hoy posesión como presidente de la Generalitat en un acto en el que ha prometido que intentará que el nuevo rumbo soberanista, en su opinión necesario para que Cataluña no vaya "a la deriva" o "contra las rocas", no acabe en una "colisión de barcos" con España.

Mas quiere evitar que el rumbo soberanista derive en una "colisión de barcos"

Barcelona, 24 dic (EFE).- El líder de CiU, Artur Mas, ha tomado hoy posesión como presidente de la Generalitat en un acto en el que ha prometido que intentará que el nuevo rumbo soberanista, en su opinión necesario para que Cataluña no vaya "a la deriva" o "contra las rocas", no acabe en una "colisión de barcos" con España.

Así lo ha indicado en su primer discurso como "president" poco después de prometer el cargo "con plena fidelidad al pueblo de Cataluña" ante la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, quien, en el acto en el Salón Sant Jordi de la Generalitat, le ha impuesto la medalla que le distingue como presidente de la Generalitat.

En un discurso de unos 20 minutos, Mas ha subrayado que su Govern, fruto del pacto con ERC y que se reunirá por primera vez el 27 de diciembre, "no será de ruptura, sino una evolución del anterior" y ha agradecido a los consellers en funciones presentes la labor realizada.

Mas ha pedido que el Estado "intente no poner rejas en lo que es expresión de la voluntad de un pueblo", ha subrayado que Cataluña es "un país que se considera nación desde hace muchos siglos" y, en un discurso repleto de metáforas marineras, ha remarcado que "los grandes cambios siempre se han hecho a contracorriente".

Ha fijado entre sus objetivos de gobierno mantener la cohesión social, recuperar la economía y garantizar que Cataluña "pueda decidir su futuro", porque "Cataluña tiene una historia milenaria, no nace de la Constitución ni de una derivada estatutaria".

En su discurso, Mas ha admitido que con este "cambio de rumbo" existe el peligro de "colisión entre dos barcos", algo que él quiere evitar, pero ha considerado que "no hacer nada y quedar impasibles" llevaría a Cataluña "a la deriva"

Ante la presencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ha asistido al acto como representante del Gobierno junto con la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, Mas ha recordado que en su origen la Generalitat tenía como principal función el recaudar los impuestos para entregarlos, de forma pactada, al Rey.

Mas ha destacado el alto índice de paro como "una de realidades más graves" de Cataluña y ha dicho que los presupuestos de la Generalitat deberán "repartir bien las cargas y sacrificios" para "mantener el edificio de la cohesión social, que tiene riesgo de aluminosis".

También ha asegurado que el pacto de legislatura con ERC, aunque pueda suscitar "todo tipo de reacciones", es "estable" y nace "con la voluntad de apertura" a los otros partidos políticos y a la sociedad en general.

"Los acuerdos se deberían juzgar en función de los resultados que se vayan produciendo y no por prejuicios que se tengan de antemano", ha apostillado Mas, que fue reelegido presidente de la Generalitat en la sesión de investidura del pasado viernes con el apoyo de ERC.

Tras finalizar el acto, el Pati dels Tarongers, emblemático patio interior del Palau de la Generalitat, ha reunido a personalidades del mundo político y de la sociedad civil que han asistido a la toma de posesión.

En ese contexto, el ministro Montoro ha mantenido una conversación informal con los periodistas en la que ha asegurado que el Gobierno intentará evitar un "choque de barcos" con la Generalitat y ha valorado, del discurso de Mas, la prioridad por las cuestiones económicas.

Entre las personalidades que han asistido a la toma de posesión, estaban los expresidentes de la Generalitat Jordi Pujol y José Montilla; los consellers en funciones; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; el líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, así como la mayoría de los líderes de los grupos del Parlament: Oriol Junqueras (ERC), Pere Navarro (PSC), Alicia Sánchez-Camacho (PP) y Joan Herrera (ICV-EUiA).

No han acudido ni el líder de Ciutadans, Albert Rivera, que ha celebrado una rueda de prensa esta mañana, en la que ha indicado que no había ido porque Mas "está traspasando todas la líneas rojas contra la convivencia y el Estado de Derecho", ni el de la CUP, David Fernández, cuya formación ha dicho en un comunicado que tendrá como práctica no asistir a actos protocolarios e institucionales.

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel