AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

miércoles, 16/04/14 - 07: 28 h

autoridades locales

Olarte acusa a Juan Domínguez de diversos delitos, entre ellos falsedad documental y prevaricación

lainformacion.com

jueves, 27/12/12 - 17:13

[ ]
El presidente ejecutivo de la Institución Ferial de Canarias (INFECAR), Lorenzo Olarte, ha acusado al vicepresidente y consejero del Cabildo de Gran Canaria, Juan Domínguez, de diferentes delitos, entre los que figuran falsedad documental y prevaricación.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente ejecutivo de la Institución Ferial de Canarias (INFECAR), Lorenzo Olarte, ha acusado al vicepresidente y consejero del Cabildo de Gran Canaria, Juan Domínguez, de diferentes delitos, entre los que figuran falsedad documental y prevaricación.

Durante una intervención ante el Pleno de la Corporación insular, explicó que el motivo de la misma era explicar las "enormes dificultades" de su gestión como presidente del Comité Ejecutivo de INFECAR desde el primer día de su nombramiento a propuesta de la Cámara de Comercio.

En este sentido, Olarte recordó que cuando apenas llevabas 3 meses y medio en el cargo se produjeron unas declaraciones de Domínguez en un medio local en las que afirmaba que la Institución Ferial terminaría el año con pérdidas, que estaba en una situación muy mala y que el Cabildo estaba preocupado por la gestión de la entidad.

Tras estas declaraciones, el consejero de NC, Carmelo Ramírez, solicitó la comparecencia del presidente de INFECAR para poder explicar su gestión, hecho que ha tenido lugar este jueves.

"SIN MI CONOCIMIENTO"

Olarte explicó que durante un viaje de una semana a China para promocionar la Institución, Domínguez, que actuó este tiempo como presidente accidental, "elaboró e hizo enviar al Cabildo, sin mi conocimiento, por tanto, un proyecto de Presupuesto para INFECAR, con la antes citada supresión de los 165.009,73 euros en beneficio de su Consejería".

"Al enterarme de ello a mi regreso --agregó-- tuve una tensa entrevista con el consejero Domínguez afeándole su conducta al respecto, al igual que porque desde el primer día de mi mandato seguía despachando permanentemente, sin derecho a ello, a mis espaldas, con quien durante el suyo, como presidente accidental de INFECAR durante mas de un año había sido, y bajo el mío ha continuado siéndolo hasta que lo cesé hace unos días, director general accidental, tratando asuntos sobre los que jamás se me ha dado cuenta".

Asimismo, añadió que durante dicha entrevista, Domínguez le dijo que si no había entendido su posición. "Que no era preciso que fuera a trabajar a mi despacho de la Institución, debiendo limitarme a que se me viera junto a él para aprovechar mi 'curriculum' en los actos públicos feriales, por lo que incluso, si quería, me podían llevar la firma a mi casa, sin perjuicio de cobrar a fin de mes los 1.600 Euros netos que percibo sin pagas extras, ni dietas, en la Institución en que, por cierto, pese a ser su presidente, gano menos que cuatro de sus empleados", aseveró.

LISTADO DE DEUDORES

Además, apuntó que cuando llegó al cargo, solicitó el listado de deudores y observó que entre ellos figuraba su propio partido político, el Centro Canario Nacionalista (CCN), adeudando una factura ascendente a 3.811,50 euros, correspondiente al Congreso celebrado en INFECAR los días 17 y 18 de diciembre de 2011, por lo que reclamó a Domínguez en varias ocasiones su pago, "lo que resultó infructuoso".

Declaró también que a la vista del impago, "llama poderosamente la atención el hecho de que tan sólo figura facturado el uso limitado de un pabellón de INFECAR". "Los que asistimos a dicho evento --prosiguió-- vimos como se utilizaron también otros espacios del recinto ferial y se prestaron diversos servicios que no figuran en la antedicha factura, el importe de los cuales ascenderían a varios miles de euros, lo que desde el principio ha producido enorme indignación por parte del presidente del CCN, Ignacio González, por ser desconocedor de ello".

"Por entender que tales hechos constituyen un delito de malversación, me permito aconsejar al Cabildo Insular, dada mi condición de especialista en Derecho Penal, que actúe inmediatamente, en defensa de los intereses públicos en presencia, para lo que no se requiere informe alguno de la Asesoría Jurídica, sin perjuicio de que por parte de la Intervención General de esta Corporación se realice con carácter urgente una auditoría específica sobre esta escabrosa cuestión", expresó Olarte.

PROCEDIMIENTOS DE CONTRATACIÓN

El presidente de INFECAR señaló también que ha podido comprobar que entre los procedimientos de contratación que el consejero Domínguez, como órgano de contratación de INFECAR canceló en septiembre de 2011, figura el concurso para el mantenimiento del Servicio de Informática a fin de realizar una contratación directa hasta el 31 de diciembre de 2011".

Aquí, aseguró que esta contratación "no sólo se ha prolongado más allá de 2011, sino que se ha realizado sin firmar contrato alguno, a pesar de que se paga con carácter fijo mensual una cantidad que ronda los 1.200 euros mensuales a quien, según 'vox populi' en INFECAR, es cuñado de dicho consejero".

Observó también que en el Informe de Auditoría de INFECAR realizado por el Cabildo en 2011, la Intervención General destaca como situación irregular la cesión durante un año de espacio público de INFECAR a una entidad privada. "Sin embargo --dijo-- el contrato de dicha cesión no obraba en INFECAR cuando se hizo la auditoría del Cabildo, y, sorprendentemente, apareció justo antes del informe definitivo de la Intervención".

"Al solicitar que se me enseñara dicho contrato, firmado por el Consejero citado y por el entonces Director General Accidental de INFECAR, he podido observar claras irregularidades en el mismo, por lo que al pedir informe al respecto al prestigioso Perito Calígrafo Titular, acreditado ante los Juzgados y Tribunales de esta Comunidad Autónoma, Mauricio de Laet, en su dictamen pericial documentoscópico que adjunto, concluye que existe un amplio cuadro cualitativo y cuantitativo de alteraciones, por lo que afirma que el contrato ha sido objeto de una adulteración de carácter material, lo que a mi juicio de Letrado penalista y coautor del Código penal vigente constituye un claro delito de falsedad previsto y penado en dicho Cuerpo legal".

"LA GOTA QUE HA COLMADO EL VASO"

Por su parte, Olarte ha asegurado que "la gota que ha colmado el vaso" tiene que ver con la firma del contrato para la venta de entradas del concierto de Malú en la Institución, cuya fecha era anterior a la debida, ante lo cual se le comunicó que las entradas ya se estaban vendiendo en Internet.

"Careciendo yo --agregó-- de la menor noticia de tal hecho e ignorando también la proyectada celebración del concierto, que el consejero Domínguez venía tratando desde hacía semanas a mis espaldas, poniéndoseme a la firma tal contrato, que obviamente no quise firmar, con fecha anterior sobre la venta de entradas para un concierto que, sorprendentemente, aún no había sido contratado con la cantante".

Olarte insistió en que a la vista de estos hechos, que comprometían seriamente a la Institución Ferial de Canarias, y siendo una cuestión de urgencia poner fin a este estado de cosas en beneficio de la Institución, en uso de sus facultades decidió el cese inmediato del anterior director general accidental y la designación de uno nuevo.

"Sin embargo, Domínguez se ha permitido el lujo de disentir oficialmente como Consejero sobre mi decisión de cambio en la Dirección General Accidental de INFECAR, lo que ha trascendido a diversas personas y entidades, con evidente perjuicio para la Institución, al presumir en peligro su presidencia 'de facto' en INFECAR, empezando y continuando hasta ahora un verdadero boicoteo de mi decisión por todos los medios a su alcance, entendiendo que la antijurídica intervención del consejero, como tal, en lo que no puede calificarse como un acto de su competencia, es constitutivo de un delito de prevaricación", concluyó.

(EuropaPress)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel