AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

martes, 30/09/14 - 17: 50 h

ayuda internacional

La ONU mantiene su operación humanitaria en Siria, aunque restringida

lainformacion.com

martes, 04/12/12 - 13:14

[ ]

La ONU aclaró hoy que mantiene su operación humanitaria en Siria, de donde ha decidido retirar a una parte de sus colaboradores extranjeros, aunque sus actividades estarán restringidas y se desarrollarán en función de evaluaciones permanentes de las condiciones de seguridad.

Ginebra, 4 dic.- La ONU aclaró hoy que mantiene su operación humanitaria en Siria, de donde ha decidido retirar a una parte de sus colaboradores extranjeros, aunque sus actividades estarán restringidas y se desarrollarán en función de evaluaciones permanentes de las condiciones de seguridad.

"Quisiera aclarar que la ONU no está ni suspendiendo, ni paralizando su trabajo humanitario en Siria. Habrá una reducción del personal que no es considerado esencial por el aumento de la inseguridad, pero las operaciones humanitarias críticas continúan", aseguró el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria (OCHA) de la organización, Jens Laerke.

Comentó que una información llegada desde Siria minutos antes confirmaba que los convoyes que transportan ayuda financiada por la ONU y distribuida por la Media Luna Roja Siria -la entidad local de socorro- y otras organizaciones no gubernamentales (ONG) humanitarias circulan diariamente por las rutas que están abiertas.

Los expertos en seguridad de la ONU consideran que hay un riesgo creciente para los humanitarios debido a los disparos indiscriminados y enfrentamientos entre las partes del conflicto sirio.

En casi veinte meses de enfrentamientos armados, ocho colaboradores de la ONU han muerto, la mayoría de ellos al quedar en medio de situaciones violentas, así como 18 voluntarios de la Media Luna Roja Siria, siete de éstos mientras cumplían su misión.

En una comparecencia ante la prensa en la sede europea de la ONU, Laerke insistió en que la organización "mantiene el personal que es crítico para implementar nuestros programas en Siria", aunque reconoció que éstos serán "ajustados" y "adaptados" a la situación actual de menos personal y cada vez más inseguridad.

El personal extranjero de la ONU asignado a Siria es de aproximadamente de centenar, con 85 puestos que están cubiertos de manera permanente.

De estos, unos 25 serán reubicados a partir de este fin de semana, la mayor parte en Jordania.

Además, la ONU trabaja con un millar de empleados sirios, ocho ONG internacionales que están autorizadas por el Gobierno sirio a operar dentro del país, y en colaboración con la extensa red de voluntarias de la Medias Luna Roja, aclaró Laerke.

La ayuda que aporta Naciones Unidas llega cada mes a 1,5 millones de sirios que sufren el impacto de la guerra civil que enfrenta a grupos opositores rebeldes con las fuerzas del régimen de Bachar Al Asad.

De la distribución de alimentos y artículos básicos prácticamente la totalidad tiene lugar fuera de Damasco y se efectúa bajo la lógica de "ayudar donde y en cuanto se pueda", comentó el portavoz.

"Estamos allí (en Siria) para quedarnos", agregó.

Por su parte, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) indicó que continúa trabajando en todo el país en colaboración con 40 organizaciones, con ocho equipos sanitarios móviles que siguen circulando en función de las condiciones de seguridad en los distintos lugares.

"Hay profesores, enfermeras y trabajadores sociales que ofrecen apoyo psicosocial a los niños", indicó una portavoz.

Según las nuevas medidas que aplica la ONU en Siria, cada una de sus agencias humanitarias debe juzgar qué labores de su personal son esenciales dentro del país y cuáles pueden realizarse temporalmente desde el exterior.

Fuera de Damasco, al menos una agencia está presente -con personal nacional- en Hassakeh, Qamishli, Al-Raqqah, Tartous, Latakia, Homs, Hama, Deraa, Alepo y en la periferia de la capital.

Según Laerke, lo que queda claro es que habrá un número limitado de misiones para evaluar las necesidades de la población, un problema que no es nuevo y que se profundizó en noviembre.

Según la OCHA, de 156 misiones oficiales que debían realizarse por vía terrestre en noviembre, sólo 59 pudieron desplazarse para este fin.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel