AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lunes, 22/09/14 - 19: 29 h

defensa

El presidente de Nigeria ordena una investigación de la matanza de más de 500 personas

lainformacion.com

martes, 09/03/10 - 13:32

[ ]

Lagos.- El presidente en funciones de Nigeria, Goodluck Jonathan, ordenó hoy que se lleve a cabo una "profunda investigación" de la matanza que tuvo lugar el domingo pasado en la que murieron más de 500 personas, en su mayoría mujeres y niños cristianos, en las afueras de la ciudad central de Jos.

El presidente de Nigeria ordena una investigación de la matanza de más de 500 personas

Lagos.- El presidente en funciones de Nigeria, Goodluck Jonathan, ordenó hoy que se lleve a cabo una "profunda investigación" de la matanza que tuvo lugar el domingo pasado en la que murieron más de 500 personas, en su mayoría mujeres y niños cristianos, en las afueras de la ciudad central de Jos.

Según el portavoz de Jonathan, Ima Niboro, el presidente también ha dado órdenes a los jefes de los servicios de seguridad de que controlen la situación en la zona para prevenir nuevas situaciones de violencia en Jos, capital del estado de Plateau.

El Gobierno del estado de Plateau informó ayer de que al menos 500 personas había sido asesinadas, supuestamente por pastores musulmanes fulani, que atacaron tres aldeas de las afueras de la ciudad de Jos en la madrugada del domingo, aunque la Policía afirma que fueron 55 las personas que murieron.

Según testigos presenciales, los pastores, que estaban armados con revólveres, fusiles, metralletas y machetes, atacaron a los residentes de los pueblos de Dogo Nahawa, Zot y Ratsat, cuya población es mayoritariamente cristiana.

La masacre, que ha sido condenada por numerosas organizaciones nigerianas y por EEUU, el Reino Unido, Francia y el Vaticano, llevó a Jonathan a destituir al Consejero de Seguridad Nacional, el general retirado Sarki Mukhtar, al que sustituyó por Aliyu Gusua, que ya ocupó ese mismo puesto en dos ocasiones.

El gobernante nigeriano se reunió ayer con los jefes de los servicios de seguridad en Abuya para decidir las medidas que se van a tomar en respuesta a la matanza, mientras que el portavoz del ejército, Galadima Shekari, anunció que se enviarían más soldados a la zona.

"La situación ahora es de calma y, por la información que yo he recibido, puedo asegurar que el Ejército tiene el control", afirmó Shekari.

La Policía del estado de Plateau ha informado de que 93 personas han sido detenidas en relación con el ataque, la mayoría de ellos de la etnia fulani.

Ayer, 416 personas fueron enterradas en una fosa común en Dogo Nahawa y Zot, según informó el periódico local "Punch", al que asistió un grupo de jóvenes de la etnia Berom, que juraron vengar la muerte de los más de 500 cristianos.

Según dijo a los periodistas el presidente del Comité de Rescate y Evacuación, Salomon Zang, que asistió al entierro, el número de víctimas podrías ascender a 600, puesto que todavía se están recogiendo cadáveres en la zona montañosa en la que se encuentran las tres poblaciones afectadas.

Por su parte, la organización Human Rights Watch (HRW) pidió hoy a Jonathan, a través de un comunicado, que se investigue "inmediata y rigurosamente" la matanza.

"Este tipo de violencia ha dejado miles de muertos en el estado de Plateau en la última década, pero no se ha responsabilizado a nadie", afirma en la nota Corinne Dufka, investigadora de HRW para el África Occidental.

"Las autoridades tiene que proteger a estas comunidades, procesar a los culpables y tratar de solucionar la raíz de los problemas que provocan estos actos violentos", sentencia Dufka.

Líderes de la sociedad civil de Jos afirman que parece que los ataques son una represalia de los anteriores enfrentamientos que se produjeron el pasado mes de enero, cuando más de 326 personas murieron en incidentes violentos cerca de la localidad de Kuru Karama.

Los pastores trashumantes musulmanes y los campesinos cristianos de Jos, que en su mayoría practican una agricultura de subsistencia, mantienen una antigua rivalidad por las fértiles tierras de la región, en la que también han tenido lugar graves disturbios por motivos políticos y religiosos, con numerosas víctimas, en los años 2001, 2004 y 2008.

Los conflictos que tienen como protagonistas a cristianos y musulmanes en Nigeria se han cobrado la vida de al menos 13.000 personas desde 1999, cuando se recuperó, con el presidente Olusegun Obasanjo, el régimen democrático tras la dictadura militar que gobernó el país.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel