AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

miércoles, 30/07/14 - 17: 27 h

defensa

La popularidad de Obama alcanza su cota más alta desde que llegó a la Casa Blanca

lainformacion.com

viernes, 21/12/12 - 05:41

[ ]
La popularidad del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha llegado a su cota más alta desde que asumió el cargo, en enero de 2009, debido a su reacción al tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook, según la encuesta de Gallup publicada este jueves por la página web 'Politico'.

WASHINGTON, 21 (EUROPA PRESS)

La popularidad del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha llegado a su cota más alta desde que asumió el cargo, en enero de 2009, debido a su reacción al tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook, según la encuesta de Gallup publicada este jueves por la página web 'Politico'.

Gallup sitúa la popularidad de Obama en el 56 por ciento, mientras que otras mediciones recientes suben un punto, hasta el 57 por ciento, como las publicadas por la cadena CBS y por la agencia de noticias AP en las últimas semanas.

"El aumento de la popularidad de Obama podría reflejar una gran reacción del público estadounidense al tiroteo de Newtown, similar al efecto 'envolverse en la bandera' que se da al inicio de una guerra o ante otras amenazas a la seguridad nacional", ha explicado Gallup.

Si bien, ha detallado que "podría reflejar una reacción específica al comportamiento de Obama tras el tiroteo de Newtown, como su discurso del pasado domingo o el nombramiento de una comisión especial para reducir la violencia por el uso de armas de fuego".

La matanza de Newtown se perpetró el pasado viernes, cuando Adam Lanza, de 20 años de edad, irrumpió en el centro escolar Sandy Hook y abrió fuego indiscriminadamente contra docentes y alumnos, acabando con la vida de 20 niños de entre seis y siete años de edad y con la de seis adultos, todos profesoras.

Después, cuando se encontraba en una de las aulas, dispuesto a seguir con la matanza, se quitó la vida al escuchar a las fuerzas de seguridad dirigirse hacia él con la intención de neutralizarle y detenerle.

A ello hay que sumar otra víctima mortal, la madre de Lanza, Nancy, a la que, al parecer, su hijo mató poco antes de dirigirse al centro escolar para arrebatarle las armas con las que llevó a cabo la masacre del Sandy Hook.

Lanza llevaba cuatro armas: un fusil Bushmaster AR 15, una versión para civiles del armamento utilizado por las tropas estadounidenses en Afganistán, con el que perpetró la matanza, dos pistolas --una Glock de diez milímetros y una Sig Sauer de nueve milímetros--, con las que se suicidó, y una escopeta en el maletero del coche, que no llegó a utilizar.

Entre las cuatro armas sumaba cientos de balas distribuidas en "múltiples" tambores de 30 rondas cada uno, que no llegó a descargar en su totalidad, por lo que la masacre en el centro escolar podría haber sido aún mayor.

Los investigadores tratan de averiguar los motivos de Lanza para perpetrar la matanza, ya que todavía se desconocen. De momento, han determinado que fue alumno del Sandy Hook y que su madre le sacó en varias ocasiones del centro escolar para educarle en casa.

LIDERAZGO NEGOCIADOR

Además, Gallup ha destacado que el repunte de la popularidad del presidente se da al mismo tiempo que las negociaciones entre el Gobierno y los legisladores republicanos para llegar a un acuerdo capaz de evitar el 'abismo fiscal'.

De acuerdo con un sondeo de opinión publicado a principios de esta semana por Gallup, el 48 por ciento de los estadounidenses prefiere la forma de llevar las negociaciones de Obama, mientras que el 25 por ciento se decanta por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.

El Gobierno y los legisladores estadounidenses --tanto demócratas como republicanos-- están obligados a llegar a un acuerdo antes del próximo 31 de diciembre, cuando expiran las exenciones fiscales aprobadas durante el Gobierno de George W. Bush.

De sucumbir al 'abismo fiscal', el 1 de enero de 2013 entrarían en vigor, en virtud de un automatismo, una serie de impuestos --cuya cuantía total asciende a 600.000 millones de dólares (462.000 millones de euros)-- que llevaría a la economía estadounidense a otra recesión.

(EuropaPress)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel