AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

viernes, 25/07/14 - 13: 45 h

derechos humanos

ONU advierte de tensión social en Panamá por desatención de afrodescendientes

lainformacion.com

sábado, 19/01/13 - 02:26

[ ]

Un grupo de expertos de la ONU sobre afrodescendientes expresó hoy su preocupación porque se reproduzcan los recientes conflictos sociales en Panamá, si el Gobierno no reconoce las necesidades de ese sector de la población.

Panamá, 18 ene.- Un grupo de expertos de la ONU sobre afrodescendientes expresó hoy su preocupación porque se reproduzcan los recientes conflictos sociales en Panamá, si el Gobierno no reconoce las necesidades de ese sector de la población.

Esta es una de las conclusiones del Grupo de Trabajo de Expertos de las Naciones Unidas sobre los Afrodescendientes, encabezada por Verene Shepherd, tras recabar información durante cinco días sobre la situación de esta minoría étnica en Panamá.

Shepherd dijo a los periodistas que pese a que los funcionarios de entidades y ministerios con los que se reunieron explicaron su labor sobre igualdad y no discriminación, "resulta difícil determinar si hay un genuino mejoramiento de las condiciones de vida de los afrodescendientes".

En ese sentido, Shepherd afirmó que "preocupa la posibilidad de que ello provoque un resurgimiento de recientes conflictos y señalamos la necesidad urgente de adoptar medidas para mitigar las necesidades de la población afrodescendiente".

Aclaró que no están "prediciendo nada", sino señalando "lo que la historia dice que puede pasar".

"Hemos visto varios casos en el pasado y recientemente" de sociedades que "no respetan los derechos humanos", dijo.

Por su parte, el jefe de la Unidad Antidiscriminación del Alto Comisionado de los Derechos Humanos en Ginebra, Yury Boychenco, dijo que el descontento de los afrodescendientes "sí está aumentando" por el deterioro de su bienestar en materia de empleo, educación, agua potable y salud, entre otros.

Boychenco advirtió que "es mejor no esperar a que haya un estallido (social)" para entonces resolver estos problemas.

"Es por ello que el Grupo de Trabajo, con base a la información que tenemos (desde) antes y según con las observaciones realizadas y con las conversaciones mantenidas, hemos querido enviar una señal al Gobierno en cuanto a la urgencia de abordar" este asunto, recalcó.

En una declaración, el grupo de expertos manifestó que otra de sus preocupaciones es la negación de la existencia del racismo y la concepción "persistente" del país como "crisol de razas", por lo que consideran "importante disipar este mito".

Destacaron el "marcado contraste" en el elevado crecimiento económico y el progreso en varias zonas del país "que no llega a la población afrodescendiente".

Recomiendan, además, que Panamá trabaje en poner fin a la violencia y el uso excesivo de la fuerza policial, el perfilamiento racial, la discriminación en la administración de justicia y el hacinamiento en las cárceles, donde, afirman, hay una "presencia desproporcionada de afrodescendientes".

En cuanto a la población, la misión señaló que aunque el censo de 2010 la estimó en un 9,2 %, "es obvio" que los afrodescendientes en Panamá son "más de una tercera parte" del total.

El Grupo de Trabajo presentará un informe detallado sobre su misión a Panamá ante el Consejo de Derechos Humanos en septiembre próximo, que también entregará al Gobierno panameño.

Además de la capital, el grupo visitó Colón, en el Caribe, que en octubre fue escenario de disturbios que dejaron tres muertos y pérdidas millonarias en protestas contra una ley para privatizar su Zona Libre, la principal del hemisferio, y que ya fue derogada.

El Gobierno panameño mantiene un diálogo con el llamado Frente Amplio de Colón (FAC) para resolver otros problemas que afloraron tras esos disturbios, que se reanudó la semana pasada y aún no ha dado resultados.

Los grupos que integran el FAC han amenazado con nuevas protestas si no hay avances en un plan de desarrollo que exigen al Gobierno para esta zona del país, para el que exigen una financiación de 500 millones de dólares.

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto en Mundo

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel