AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lunes, 21/04/14 - 15: 40 h

derechos humanos

Rodríguez Porres defiende que los ciudadanos superen el "excesivo protagonismo" de los políticos

lainformacion.com

lunes, 25/02/13 - 15:16

[ ]
Pide recuperar la "autoridad" como "valor general" basada en la "experiencia", la "sabiduría" e incluso la "jerarquía"
Rodríguez Porres defiende que los ciudadanos superen el "excesivo protagonismo" de los políticos

Pide recuperar la "autoridad" como "valor general" basada en la "experiencia", la "sabiduría" e incluso la "jerarquía"

VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente primero de las Cortes, Fernando Rodríguez Porres, ha defendido este lunes que los ciudadanos superen el "excesivo protagonismo" que los políticos han tenido en la "historia reciente de Castilla y León".

En su alocución ante la Cámara con motivo del XXX aniversario del Estatuto de Castilla y León, Rodríguez Porres ha abogado por un modelo en el que las instituciones den paso a los ciudadanos, que son "los que realmente hacen que Castilla y León tenga un futuro prometedor".

Asimismo, ha ensalzado su "libertad" y ha apelado al "esfuerzo" para "potenciar la responsabilidad y la iniciativa creadora y competitiva" de las personas, para lo cual ha reclamado la recuperación de la "autoridad como valor general que provenga de la experiencia, de la sabiduría y, por qué no, de la jerarquía".

Rodríguez Porres ha presidido el pleno extraordinario del aniversario del Estatuto en lugar de la presidenta de las Cortes, María Josefa García Cirac, que ha sufrido una indisposición que le ha impedido estar este lunes en la Cámara autonómica.

Precisamente antes de comenzar su intervención, ha excusado la ausencia de García Cirac y le ha deseado una "pronta recuperación", lo cual ha sido refrendado por todos los procuradores con aplausos.

El discurso de la presidenta, que ha tenido que leer el número dos del Parlamento regional, ha comenzado con la afirmación de que la actual es una "época extraña" caracterizada por la "resistencia del conjunto de la sociedad a adentrarse en un nuevo y desconocido periodo", para lo cual habrá que "abandonar" el reciente, de "gran esplendor e importantes avances", pero que "se ha revelado ineficiente para asimilar la crisis".

Ante ello, ha parafraseado a Julián Marías para pedir cambiar del "qué va a pasar" al "qué vamos a hacer", y ha subrayado que se trata de un momento de "debilidad del entramado institucional" y de "desconfianza del pueblo en las instituciones y en sus representantes".

Al hilo de esto, ha criticado la "agitación y la movilización" de "los que pretenden conseguir la subversión del sistema establecido", frente a lo cual ha defendido al Parlamento autonómico como el "único y verdadero origen de la legitimidad democrática" en la Comunidad.

"CELEBRAR" Y "REMEMORAR"

Rodríguez Porres ha subrayado que el acto de este lunes supone "celebrar" y "rememorar" la "fortaleza del consenso político y social" que "continúa proporcionando bienestar a los castellanoleoneses a pesar de las circunstancias".

El vicepresidente de las Cortes ha sugerido que este aniversario supone una oportunidad "propicia" para plantear "el modelo de sociedad que los representantes de los ciudadanos" quieren "para el futuro", un modelo que ha pasado, a su juicio, por la "libertad" individual y la recuperación de la "autoridad".

También ha llamado a "aceptar y recuperar individualmente los valores éticos" que "han de servir de horizonte común", lo cual debe comenzar con el "ejemplo" de los políticos.

Fernando Rodríguez Porres ha pedido "reconstruir una sociedad en la que el honor valga más que la popularidad", la cual "no se confunda con la fama", y en la que se evite "el populismo y el palabreo".

En cuanto a su defensa de la jerarquía, ha aclarado que ésta no ha de responder "a las dignidades del puesto que ocupan", sino que se justifique por el cumplimiento "de obligaciones con esfuerzo, desinteresada y honestamente", en la que los ciudadanos sean "valorados por su conducta".

El vicepresidente ha hablado de un "nuevo reto" basado en "recuperar para la sociedad" el "honor" vinculado "al mérito y a la exigencia", según el cual el prestigio se logrará "por un servicio bien realizado". También ha ensalzado el "comportamiento recto y la honradez", los cuales "nunca" pueden "minimizar la corrupción", para lo cual ha defendido la "educación" como algo "más eficaz" que los "necesarios instrumentos de control y sanción" sobre la acción política ilícita.

En este reto se enmarca la toma de decisiones "difíciles" que "sólo a los políticos corresponden" y que están "fundamentadas en la fortaleza de un noble propósito", un ejemplo para el que es preciso "eliminar el igualitarismo que no proceda estrictamente de los derechos" que todos los ciudadanos disfrutan y que implicaría "devolver la autoridad" a los mayores, los maestros y a "todos aquellos que por su trabajo, sabiduría y responsabilidad sean merecedores de tal consideración".

En cuanto a los "posibles errores" que se cometan en el ejercicio de esa autoridad, Rodríguez Porres ha abogado por "no eludir la equivocación, pedir perdón y solicitar consejo con humildad a los expertos".

SALIDA DE LA CRISIS

El vicepresidente de la Cámara también se ha referido a la salida de la crisis económica, para la cual habrá que "aprender la lección" tras años de "crecimiento exponencial de los servicios públicos" que "han envuelto a la sociedad" y le han dado unos "derechos adquiridos" que "nunca fueron solicitados", pero a los que "ha sido difícil renunciar".

"Debemos ser capaces de lograr que los ciudadanos sean conscientes de la verdadera importancia del papel que juegan en la sociedad y del pleno dominio que tienen sobre su futuro. Su capacidad de trabajo, su disciplina, su energía intelectual y su esfuerzo serán así decisivos tanto para su porvenir como para su contribución a la colectividad", ha añadido.

Para Rodríguez Porres, todo ello "carece de sentido" si la sociedad no es capaz de "seguir colaborando con un profundo y sincero entusiasmo democrático a través del diálogo", algo que "en pocos sitios" se sabe hacer "como en Castilla y León".

Por último, ha apostado por un autonomismo "útil e integrador" con "altura de miras" en el que se acepte "la diversidad de ideologías" como "valor enriquecedor".

El acto de conmemoración del XXX aniversario del Estatuto ha sido clausurado con este discurso, que ha concluido con una alusión al cervantino 'Don Quijote de la Mancha': "Sábete, Sancho, -dijo- que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca".

(EuropaPress)

Destacamos

Lo más visto en Mundo

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel