AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

sábado, 19/04/14 - 00: 32 h

diplomacia

El argentino Bergoglio es el nuevo Papa, con el nombre de Francisco

lainformacion.com

miércoles, 13/03/13 - 23:56

[ ]

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El cardenal argentino Jorge Bergoglio fue elegido el miércoles como Papa para liderar a la Iglesia católica, en una inesperada decisión que nombra un papa no europeo por primera vez en casi 1.300 años, y dijo que tomará el nombre de Francisco.

El papa Francisco, de 76 años, apareció en el balcón de la basílica de San Pedro una hora después de que emergiera humo blanco de la Capilla Sixtina, la señal de que se había elegido al nuevo líder de los 1.200 millones de católicos en el mundo.

"Rezad por mí", dijo a la multitud el nuevo pontífice, vestido con las túnicas blancas de Papa por primera vez.

La elección de Bergoglio fue anunciada por el cardenal francés Jean-Louis Tauran con la frase en latín "Annuntio vobis gaudium magnum. Habemus Papam" ("Os anuncio una gran alegría. Tenemos un Papa".

Francisco se convierte en el pontífice número 266 en los 2.000 años de historia de la Iglesia, una institución que atraviesa por una crisis causada por escándalos de abusos sexuales, disputas y burocracia en el seno del Vaticano y la propagación del secularismo.

Aunque es un conservador, se le considera un reformista y no estaba dentro del pequeño grupo de favoritos identificados poco antes del cónclave.

El prelado ha hecho en el pasado fuertes declaraciones contra el matrimonio homosexual, que denunció en 2010 como "un intento por destruir el plan de Dios".

Su elección dio por tierra con una de las principales conjeturas previas a la elección, que el nuevo Papa debería ser relativamente joven.

El argentino es el hombre de más edad de la mayoría de los candidatos y apenas había sido nombrado en las listas previas de los grandes candidatos antes del cónclave.

Es el primer jesuita en convertirse en Papa en el primer líder católico no europeo desde el papado del sirio Gregorio III en el siglo VIII.

Francisco I celebrará su primera misa oficial el 19 de marzo.

MULTITUD JUBILOSA

Miles de personas que se refugiaban de una intensa lluvia bajo un mar de paraguas habían ocupado la plaza San Pedro durante todo el día a la espera de la decisión y empezaron a gritar y aplaudir una vez que emergió el humo blanco, al ritmo de las campanas de la basílica

La jubilosa multitud aplaudió con más fuerza cuando apareció Francisco, primer pontífice en utilizar ese nombre.

"Viva el Papa!", coreaban.

Entre los favoritos en el cónclave resaltaban el brasileño Odilo Scherer y el italiano Angelo Scola. Este último habría retornado el papado a Italia tras los 35 años del alemán Benedicto XVI y el polaco Juan Pablo II.

El papa Francisco entregó su primera bendición a la multitud reunida en la Plaza San Pedro y pidió a los hombres y mujeres de buena voluntad que lo ayudaran en su tarea al frente de la Iglesia Católica.

Antes de entregar la primera bendición "urbi et orbe" como Papa, el nuevo jefe de la Iglesia dijo que el mundo debería emprender un sendero de amor y fraternidad.

"Como sabéis, el deber del cónclave es darle un obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales fueron casi al fin del mundo" para escoger al nuevo pontífice, dijo Francisco.

La decisión se produjo más rápido de lo esperado, en el primer día completo de votaciones de los 115 cardenales electores, quienes se recluyeron tras los muros de la Capilla Sixtina el martes por la tarde.

Los cardenales afrontaban la dura tarea de encontrar un líder capaz de superar las crisis causadas por los escándalos de abusos sexuales de sacerdotes y la filtración de documentos papales que revelaban corrupción y disputas dentro de la cúpula de poder del Vaticano, la Curia.

Francisco I encabezará una Iglesia también sacudida por la rivalidad entre las instituciones religiosas, el avance del secularismo - especialmente en el corazón de Europa - y por acusaciones de escándalos en el Banco Vaticano.

Se cree que la serie de crisis contribuyó a la decisión de Benedicto XVI de convertirse en el primer pontífice en siglos en renunciar a su cargo.

RESERVADO Y HUMILDE

Bergoglio era uno de los nombres de peso surgidos en el cónclave de 2005 que eligió como Papa al cardenal conservador Joseph Ratzinger, que decidió llamarse Benedicto XVI.

Los medios italianos dicen que el prelado argentino impresionó a los cardenales en las reuniones antes del cónclave, en las que se discutieron los problemas de la Iglesia.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, felicitó a su compatriota tras su elección.

"Es nuestro deseo que tenga, al asumir la conducción y guía de la Iglesia, una fructífera tarea pastoral desempeñando tan grandes responsabilidades en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y de la paz de la humanidad", dijo la mandataria en una carta publicada en su cuenta de Twitter.

A su vez, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que la elección de Francisco habla de la vitalidad de América Latina. Obama calificó al nuevo Papa como "un defensor de los pobres y de los más vulnerables entre nosotros".

Reservado y humilde, Francisco no calza con el perfil de un predicador activo que muchos cardenales dijeron buscar antes del cónclave. Estudió química antes de decidirse por el sacerdocio.

"No lo esperaba, pero estoy absolutamente feliz. Es un momento único. Aquí hay una gran sensación de unidad. Es genial que hayan tomado la decisión sobre quién va a liderar la Iglesia", dijo John Mcginley, un sacerdote escocés de Glasgow que viajó al Vaticano para presenciar el cónclave.

"Es el muy humilde. He oído que en Buenos Aires usaba el transporte público, tenía un apartamento y se cocinaba. El hecho de que haya escogido el nombre de Francisco dice mucho. Significa que tenemos a un Papa humilde y simple más cerca de la gente pobre. Pero fue una gran sorpresa", dijo Jules Charette, de 54 años, una abogada canadiense que estaba de visita en Roma.

Las bandas de las fuerzas armadas de Italia y de la guardia suiza del Vaticano desfilaron frente a la basílica antes de la aparición del Papa.

Los cardenales quedaron recluidos el martes en la Capilla Sixtina, bajo los frescos de Miguel Ángel, tras un día de pompa religiosa y oración y que terminó, como se esperaba, con humo negro saliendo de la chimenea dos horas después.

Ningún cónclave moderno alcanzó una decisión el primer día, que se considera un filtro, pero, con rapidez, los cardenales eligieron al nuevo Papa en la segunda jornada.

Francisco I asumirá una carga que según dijo Benedicto XVI en febrero, iba más allá de sus capacidades físicas.

Todos los prelados reunidos en la Capilla Sixtina fueron elegidos por Benedicto XVI o por Juan Pablo II.

/Por Barry Moody y Philip Pullella/

(Reuters)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel