AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

jueves, 31/07/14 - 02: 24 h

diplomacia

La Isla del Sol, un santuario en Los Andes para recibir "el cambio de era"

lainformacion.com

jueves, 20/12/12 - 22:51

[ ]

Isla del Sol (Bolivia), 20 dic (EFE).- La Isla del Sol en el lago Titicaca, compartido por Bolivia y Perú, comenzó hoy a recuperar su antigua importancia de santuario en Los Andes, donde los sacerdotes indígenas aimaras y quechuas recibirán mañana una "nueva era" de armonía al celebrar el solsticio de verano en el hemisferio sur.

Llegan a Bolivia los principales invitados al solsticio en la Isla del Sol

Isla del Sol (Bolivia), 20 dic (EFE).- La Isla del Sol en el lago Titicaca, compartido por Bolivia y Perú, comenzó hoy a recuperar su antigua importancia de santuario en Los Andes, donde los sacerdotes indígenas aimaras y quechuas recibirán mañana una "nueva era" de armonía al celebrar el solsticio de verano en el hemisferio sur.

Situada a dos horas en lancha desde la población de Copacabana, el islote rodeado de las azules aguas del que es el lago más alto del mundo (3.800 metros sobre el nivel del mar) es ahora un centro de peregrinaje, como lo fue en su momento en el tiempo prehispánico.

Se trata de la primera vez, quizás en siglos, según los lugareños y los amautas (sacerdotes y sabios indígenas), que se celebrará la fiesta del solsticio como teóricamente se supone que hacían sus antepasados, los incas y los habitantes de los señoríos aimaras.

Para ellos el Titicaca es un lugar sagrado y esta isla es uno de lugares centrales para la veneración del Sol y la comunicación con las deidades andinas identificadas con la naturaleza, en particular con los cerros alrededor de la playa donde se harán las ceremonias.

Los amautas aimaras Francisco Balboa y Wilfredo Murga, dos de los que encabezarán los rituales, explicaron a Efe que mañana harán una "limpieza" y una "curación" para comenzar un nuevo tiempo de equilibrio" que coincide con la fiesta dedicada al Solsticio.

Oficialmente, la ceremonia se llama: "Cerrando el ciclo del no-tiempo y recibiendo el nuevo ciclo: tiempo de equilibrio y armonía para la Madre Tierra (Pachakuti)", paralelo a la fiesta que los mayas proclaman sobre el cambio de era.

Balboa destaca que gracias al Gobierno del presidente Evo Morales han comenzado a recuperarse del olvido los ritos dedicados al Sol en esta fecha, que hasta este año pasaba prácticamente inadvertida, pero que en adelante se celebrará con el apoyo oficial, como se hace con la fiesta dedicada al equinoccio de Invierno cada 21 de junio.

"Esto lo estaban ocultando, no querían que se haga. Gracias al presidente Morales y a nosotros se está respetando", dijo Balboa, que espera que energías cósmicas influyan mañana en la gente para ayudar a cambiar el mundo con el propósito de "vivir bien".

Las energías que se esperan capturar mañana no solo son aguardadas por los indígenas aimaras y quechuas, sino por gente que práctica otros cultos, como tres colombianas de la comunidad Hare Krishna o jóvenes argentinos en busca de experiencias interculturales que han llegado a la Isla del Sol para instalar sus carpas, como otros centenares de personas.

Kunty Priya, de nacionalidad colombiana, dijo a Efe que la Isla del Sol en la zona mística y espiritual de Los Andes es, sin duda, uno de los "lugares energéticos" de Suramérica, parecido en eso, por ejemplo, al Himalaya.

No obstante, también es crítica porque su comunidad postula una vida vegetariana y ella se sintió un poco "decepcionada" porque los indígenas de la Isla del Sol en su hospitalidad comenzaron hoy a invitar a los visitantes platillos con carne de llama.

Los "mochileros" argentinos Nicolás Calabrese, Felipe Jure y Germán Denner dicen estar abiertos a las experiencias interculturales y que respetan las tradiciones y la religiosidad que mostrarán mañana los aimaras, pero no creen que signifique un cambio de era, ni que se presenten fenómenos cósmicos.

La seguridad será garantizada por la Policía y las Fuerzas Armadas, que hoy han movilizado dos helicópteros y varias embarcaciones en el lago Titicaca para vigilar el traslado de los invitados y evitar los naufragios por sobrepeso, como los dos ocurridos en los últimos días.

El anciano aimara Honorato Wanka, uno de los 3.000 habitantes de la Isla del Sol, dijo a Efe sentirse orgulloso de la llegada de los interesados en su cultura porque él aprendió de sus abuelos que fue en este lugar donde se originaron las civilizaciones antiguas como la tiahuanacota y la inca.

El vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens, aterrizó de madrugada en Bolivia acompañado de "parlamentarios y otras autoridades" de su país para asistir mañana a la ceremonia, mientras que en las próximas horas está previsto el arribo de su homólogo argentino, Amado Boudou.

(EFE Verde)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel