AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

miércoles, 17/09/14 - 22: 01 h

diplomacia

Prensa oficial china pide "represalias" si hay provocaciones por las Diaoyu

lainformacion.com

miércoles, 26/12/12 - 06:24

[ ]

Un editorial del diario oficialista "Global Times" pidió al Gobierno chino "represalias" contra Japón en caso de que "haya provocaciones" en el conflicto territorial de las islas Diaoyu/Senkaku, y planteó incluso la posibilidad de una guerra futura entre las dos potencias asiáticas.

Pekín, 26 dic.- Un editorial del diario oficialista "Global Times" pidió al Gobierno chino "represalias" contra Japón en caso de que "haya provocaciones" en el conflicto territorial de las islas Diaoyu/Senkaku, y planteó incluso la posibilidad de una guerra futura entre las dos potencias asiáticas.

El artículo augura que ni la sociedad japonesa ni el nuevo primer ministro japonés, Shinzo Abe, que hoy toma posesión de su cargo, "cambiarán su postura de línea dura", por lo que "las fricciones y tensiones entre ambos países seguirán aumentando".

"Aunque varios analistas creen que ninguno de los dos (Japón y China) tienen la voluntad de luchar en una guerra, el conflicto de las Diaoyu podría ser el desencadenante", dice el editorial, que añade que, si finalmente el conflicto se recrudece, "los sentimientos de ambos pueblos podrían explotar, lo que se traducirá en grandes enfrentamientos militares".

El conflicto territorial de las Diaoyu (llamadas Senkaku en Japón) se intensificó la semana pasada cuando varios aviones de combate japoneses sobrevolaran el espacio aéreo de las islas, en respuesta a la entrada de un avión chino de vigilancia en la zona disputada por primera vez.

En cuanto al pueblo chino, el rotativo apunta que el desprecio por Japón "se ha disparado" y que "el resentimiento profundamente arraigado, una vez encendido, tendrá un poder increíble".

Así, el artículo pide "firmeza, contundencia e igualdad" en las reacciones chinas por este conflicto y detalla algunas acciones a llevar a cabo en un hipotético conflicto militar.

"Si algún avión de vigilancia de China es derribado por los jets de combate japoneses, el público chino exigirá que el Gobierno tome venganza a cualquier precio", asegura el artículo, añadiendo que "una disculpa de Japón no será suficiente y el pueblo esperará que se abata un avión japonés".

El rotativo considera además que "las provocaciones niponas suponen un desafío directo a la reputación" del gigante asiático, y cree que, a día de hoy, un paso atrás en la reclamación de la soberanía del archipiélago "significaría convertirse en el hazmerreír del mundo", mientras que si avanza "se enfrentará a una confrontación militar".

Ante esa disyuntiva, el artículo apuesta por "ir hacia adelante", aunque también señala que las autoridades "deben pensar ciudadosamente cómo golpear la arrogancia japonesa y al mismo tiempo mantener la paz y estabilidad de la región".

El editorial también cargó contra los Estados Unidos, que recientemente ha reconocido la soberanía japonesa sobre estas islas disputadas.

"Debemos dejar claro nuestra posición a Japón y a Estados Unidos con el objetivo de que el público japonés entienda que no podrá escapar a las represalias de China si provocan alguna pérdida", apunta el rotativo, conocido por el enfoque nacionalista de sus noticias en temas de asuntos exteriores.

El artículo concluye que, si finalmente el conflicto se intensifica y llega a una guerra a gran escala, "China no tendrá más remedio que entrar en este desastre, diseñado por los Estados Unidos junto a Japón".

Las islas disputadas son ricas en recursos marinos y esconden un considerable potencial de depósitos de gas natural y petróleo.

El conflicto entre ambos países por su soberanía se recrudeció el pasado septiembre, cuando el Gobierno japonés compró a un propietario privado tres islas del archipiélago por unos 2.050 millones de yenes (unos 20,5 millones de euros), lo que desató numerosas protestas en varias ciudades chinas.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel