ESPECIAL RESULTADOS ELECCIONES 26j Pinche aquí y vea los datos del escrutinio

¿Por qué PP y PSOE marean con un Pacto de Estado imposible?

  • Se les llena la boca con un gran acuerdo, pero no se mueven ni un ápice de sus posturas.

  • La comparecencia de mañana de Rajoy será otra oportunidad perdida para el consenso de todas las fuerzas políticas.

Rajoy defiende el pacto con el PSOE pero primando las propuestas del Gobierno

Rajoy defiende el pacto con el PSOE pero primando las propuestas del Gobierno

Lo piden políticos de todas las formaciones políticas. Lo pide el rey, los sindicatos, los empresarios... y lo más importante: lo reclaman los españoles. Todos exigen a la clase política un Pacto de Estado para salir del atolladero, pero PP y PSOE -los partidos que tienen la llave para que el acuerdo sea una realidad- se enrocan en lo de siempre, el 'y tu más' y no ceden un milímetro en sus posturas.

Mañana el presidente Mariano Rajoy comparece en el Congreso para explicar las ultimas medidas aprobadas por su Gobierno para hacer frente a la crisis. Qué mejor oportunidad para tender la mano al resto de fuerzas políticas. Pero será otra oportunidad perdida.

Rajoy lleva semanas enfriando la posibilidad de un gran pacto nacional. Aunque dice estar "abierto" a ello, contrataca con que es "difícil" pactar con un PSOE que al mismo tiempo tiende la mano a las tesis soberanistas de Atur Mas en Cataluña. Y también se escudan en que para volver a las políticas que nos trajeron a esta situación económica, mejor seguir el camino de las reformas que su Ejecutivo ha puesto en marcha y que, según defiende, ya están empezando a dar sus frutos.

"El acuedo no lo arregla todo, sino las decisiones correctas", repetía hoy el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso. "No nos gustaría hacer el camino de las reformas solos. Queremos que se sumen otra fuerzas políticas, pero estamos convencidos de que lo que estamos haciendo es lo que necesita España para salir de la crisis", ha añadido.

Rajoy y los suyos pasan la pelota al tejado de su adversario: el PSOE. Si quiere pactar, ahí tienen la reforma de las pensiones y de la Administración para hacerlo, dicen en el PP. "Pero vemos mucha rueda de prensa y poca cocina" para alcanzar acuerdos, en palabras de Alonso.

En el PSOE insisten: la situación es crítica y tienden la mano. Pero cuando se les pregunta hasta dónde están dispuestos a ceder, ponen límites. "El PP pide un acuerdo para apoyarles en sus reformas. Nosotros pedimos un acuerdo con todas las fuerzas sociales para hacer cosas diferentes, no lo mismo que se está haciendo ahora", explicaba esta mañana Soraya Rodríguez, portavoz parlamentaria del PSOE.

Los socialistas defienden que "hay otra forma de hacer política" y que en unas semanas presentarán un documento con sus propuestas. Es decir, defienden lo suyo.

Además, no hay que olvidar que el año pasado Alfredo Pérez Rubalcaba tuvo que hacer frente a serias críticas en el seno de su partido por tender la mano al recién estrenado Gobierno. Aunque la estrategia le vino bien de cara a la valoración ciudadana, en Ferraz no tanto. Y no augura que llegue a buen puerto repetir lo mismo cuando al secretario general le mueven la silla con más ahínco que nunca.

Con un Rubalcaba en horas bajas, con un PP escudado en su mayoría absoluta y sobre todo, con el inmovilismo en las posturas de los dos grandes partidos, todo hace indicar que el Pacto de Estado es misión imposible. Una vez más por el uno y por el otro, la casa se queda sin barrer.