AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

jueves, 23/10/14 - 14: 28 h

ÚLTIMA HORA

14:08

Cinco contactos de la auxiliar de enfermería curada de ébola reciben el alta

fuerzas armadas

Las mujeres latinoamericanas también se abren paso en la línea de combate

lainformacion.com

viernes, 25/01/13 - 01:56

[ ]

Bogotá, 24 ene (EFE).- El levantamiento hoy en EE.UU. de la prohibición de que las mujeres sirvan en primera línea de combate es una decisión similar a las ya adoptadas en varios países de Latinoamérica, en el marco de la lucha femenina por lograr igualdad en un área reservada históricamente para el hombre.

Las mujeres latinoamericanas también se abren paso en la línea de combate

Bogotá, 24 ene (EFE).- El levantamiento hoy en EE.UU. de la prohibición de que las mujeres sirvan en primera línea de combate es una decisión similar a las ya adoptadas en varios países de Latinoamérica, en el marco de la lucha femenina por lograr igualdad en un área reservada históricamente para el hombre.

La decisión estadounidense permitirá abrir cientos de puestos en el frente de batalla y potencialmente lo haría también a comandos de operaciones especiales a los que hasta ahora no tenían acceso las mujeres.

Iniciativas similares se han promovido en Latinoamérica, donde, aunque en los últimos 18 años no se ha registrado una guerra, naciones como Argentina, Bolivia, Chile, Cuba, Brasil, Paraguay, Ecuador, Uruguay y Colombia han fortalecido el rol femenino en las Fuerzas Armadas con disposiciones que varían y que implican el frente de batalla.

Sin embargo, actualmente es mínima la oportunidad de servir en combate, dado que la última guerra librada sobre suelo americano, a la que se dio el nombre del Cóndor, por llamarse así una cordillera que se alza en la zona en disputa, fue en 1995, por un motivo de límites y enfrentó a Ecuador y Perú.

En tanto, en países como México, que libra una guerra contra el narcotráfico, República Dominicana y Honduras las mujeres no van a puestos de combate y su porcentaje de participación en las filas se mantiene reducido.

BOLIVIA

Las Fuerzas Armadas bolivianas abrieron sus puertas en 1979 a las mujeres, que reciben la misma formación que los varones y están capacitadas para combatir en cualquier conflicto bélico, si bien la la última guerra librada por Bolivia fue contra Paraguay, entre 1932 y 1935. No obstante, en esa guerra combatió la piloto de aviación Amalia Villa de la Tapia, graduada en Perú.

En septiembre pasado, la "Escuela de Cóndores", centro de formación de elite, graduó al primer grupo de mujeres oficiales y sargentos como expertas en planificación y dirección de operaciones militares; y algunas también participan desde hace unos años en las operaciones de paz de los Cascos Azules bolivianos.

BRASIL

En Brasil las mujeres pueden alistarse en la escuela de oficiales desde 1997, pero no prestar el servicio militar obligatorio, lo que significa que es posible que combatan como tenientes, capitanas o cualquier rango de oficial, pero no como soldados en primera línea de fuego.

CHILE

En Chile no hay diferencia para las mujeres, quienes se instruyen y trabajan a la par que los hombres. Ellas no solo pueden, sino que "deben" ir al combate, según establecieron las distintas ramas castrenses desde que abrieron sus áreas operativas al ingreso de mujeres -en los años ochenta el Ejercito y la Fuerza Aérea y en la década pasada la Marina-.

COLOMBIA

Las mujeres en Colombia, que vive un conflicto armado interno desde cerca de medio siglo, han desempeñado cargos administrativos, de inteligencia, de comunicaciones y logística en la Policía, la Armada, la Fuerza Aérea y el Ejército, que fue el último en incluirlas en sus filas hace dos años.

En 2009, el Ejército comenzó a formar a 62 mujeres para que a partir de enero de 2010 fueran capaces de comandar un pelotón y participar en una guerra regular.

Aunque aprendieron a manejar granadas de mortero, bombas de humo y ametralladoras para defender el territorio o asaltar campamentos guerrilleros, por el momento no se ha reportado ningún caso de mujeres que hayan luchado en las selvas y montañas contra los rebeldes.

ECUADOR

En Ecuador las mujeres sí pueden combatir, explicaron a Efe fuentes de las Fuerzas Armadas, que señalaron, por ejemplo, que las patrullas que vigilan la frontera con Colombia incluyen a mujeres y que estas unidades pueden verse involucradas en escaramuzas con grupos armados ilegales colombianos que pasan al lado ecuatoriano.

PARAGUAY

En Paraguay no hay ley que impida a las mujeres ser asignadas al frente de batalla, pero en las filas castrenses actualmente no hay representación femenina en la Infantería y la Caballería, que son las fuerzas combatientes, dijo Efe un portavoz de las Fuerzas Armadas.

Desde 2003, las Fuerzas Militares abrieron sus puertas a la mujer y ya son un centenar entre sus filas, algunas con rango de teniente.

URUGUAY

En Uruguay las mujeres no tienen restringido ningún puesto en las Fuerzas Armadas y participan en las misiones de paz en el Congo y Haití, lo más próximo a un conflicto en lo que a Uruguay se refiere.

Las unidades de elite, sin embargo, no cuentan con mujeres, no porque esté prohibido, sino porque no hay aspirantes o estas no pasaron las pruebas; mientras en la Fuerza Aérea, hasta la fecha hay tres mujeres calificadas como piloto de combate.

CENTROAMÉRICA

Por su parte, en la región de Centroamérica, Panamá y Costa Rica no tienen Ejército; y en Nicaragua las mujeres van a combate pero no están en la línea de fuego (participan como comunicadoras, en el campo sanitario y de logística).

En tanto en El Salvador, la Fuerza Armada las admite en sus escuelas desde el año 2000 y en 2011 se anunció la incorporación de 60 mujeres soldado a las tareas conjuntas con la Policía para el combate a la delincuencia común.

Y en Guatemala desde hace 16 años se aceptan mujeres en las escuelas militares, pero les está vedado combatir.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel