Griñán sostiene que el anteproyecto de Educación es "un gravísimo paso atrás"

  • Sevilla, 4 dic (EFE).- El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha dicho hoy que el borrador de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) supone un "gravísimo paso atrás", y ha confesado que tiene un "sentimiento extraño de frustración" ante la propuesta del Ministerio de Educación.

Educación propone a las comunidades una reforma que garantice la enseñanza en castellano

Educación propone a las comunidades una reforma que garantice la enseñanza en castellano

Educación blinda la enseñanza en castellano

Sevilla, 4 dic (EFE).- El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha dicho hoy que el borrador de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) supone un "gravísimo paso atrás", y ha confesado que tiene un "sentimiento extraño de frustración" ante la propuesta del Ministerio de Educación.

En conferencia de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, Griñán ha denunciado que no se ha "jugado limpio" porque Andalucía, a pesar de que algunos "nos criticaran", presentó hace un mes una propuesta de Pacto por la Educación con nueve puntos, así como informes y documentación de expertos nacionales e internacionales para promover "un diálogo" sobre la reforma del modelo.

"Lo hicimos tan de buena fe que, incluso en conversaciones que mantuvimos con el Ministerio, pensamos que se iba a replegar en algunas de las cuestiones de su planificada reforma", ha explicado.

Sin embargo, ha lamentado que "no solamente no ha sido así, sino que veinticuatro horas antes de la conferencia sectorial hemos recibido un documento que va exactamente en la dirección contraria".

Griñán se ha referido en concreto al aumento del tiempo de duración de los conciertos con los centros o la incorporación -no sólo de las reválidas- sino de pruebas de acceso para el bachillerato.

"Ello supone una carrera de obstáculos tal que se va a producir una discriminación a edades muy tempranas", ha vaticinado el presidente andaluz, que ha criticado también que la asignatura de Educación para la Ciudadanía tenga que ser elegida por quienes no escojan la Religión, de forma que "ponen en el mismo nivel ésta, que no es obligatoria, que cuestiones como la Constitución".

A su juicio, se trata de un modelo que va a "perpetrar" las diferencias y a "romper" la igualdad de oportunidades.

"Va a ser una gran autopista de alta velocidad para los que tengan recursos, y carreteras secundarias y llenas de obstáculos para los que no lo tengan", ha denunciado.