AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

viernes, 18/04/14 - 17: 22 h

negociaciones de paz

Israel anuncia más casas en colonias en contrapartida a la liberación de presos

lainformacion.com

lunes, 12/08/13 - 20:39

[ ]

Jerusalén, 12 ago (EFE).- A cuatro días del previsto comienzo de las negociaciones de paz con los palestinos, Israel anunció la construcción de unas 1.200 viviendas en territorio ocupado como contrapartida a la decisión de liberar de la cárcel a los primeros 26 presos de 104 que cumplen condena desde antes de 1993.

Israel anuncia más casas en colonias en contrapartida a la liberación de presos

Jerusalén, 12 ago (EFE).- A cuatro días del previsto comienzo de las negociaciones de paz con los palestinos, Israel anunció la construcción de unas 1.200 viviendas en territorio ocupado como contrapartida a la decisión de liberar de la cárcel a los primeros 26 presos de 104 que cumplen condena desde antes de 1993.

La decisión, que ha suscitado la natural condena palestina, fue anunciada por el Ministerio israelí de Vivienda, horas antes de que una comisión ministerial aprobase los nombres del primer grupo de presos que serán liberados esta misma semana.

"Seguiremos vendiendo casas y construyendo en todas las partes de Israel (...) para dar respuesta a las necesidades de vivienda de los ciudadanos de Israel. Es lo correcto por motivos tanto sionistas como económicos", argumentó el ministro israelí de Vivienda, Uri Ariel, del partido Habait Hayehudí (Hogar Judío), que representa a los intereses del movimiento colono.

La construcción, coordinada con EEUU cuando el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, gestionaba hace varias semanas un acuerdo para reactivar las negociaciones en Oriente Medio, se producirá en zonas ocupadas de Jerusalén y en los grandes bloques de asentamientos que Israel aspira anexionarse en un eventual acuerdo.

Cuatrocientas están previstas en Guiló (sur), 210 en Har Homá (sureste) y 183 en Pisgat Zeev (norte), todos ellos barrios de Jerusalén habitados por judíos pero definidos como "asentamientos" por el derecho internacional.

La legislación israelí sin embargo los sitúa dentro de su jurisdicción soberana desde que en 1980 se anexionó la parte este de la que considera su "capital eterna e indivisible", reclamada por los palestinos como capital de su futuro estado.

En colonias de Cisjordania Israel construirá 117 viviendas en Ariel, 149 en Efrat, 92 en Maaleh Adumim y 36 en Beitar Ilit.

El diario Yediot Aharonot informó el pasado julio de que la construcción de estas viviendas sería "tolerada" por EEUU para ayudar a Netanyahu a esquivar las críticas del ala más derechista de su gobierno, y permitirle cumplir algunas de las demandas que exigía el líder palestino, Mahmud Abás, entre ellas la liberación de los 104 presos que cumplen condena desde antes de los acuerdos de Oslo (1993).

El primer grupo, de 26, está previsto que salga de prisión entre el martes según fuentes palestinas, y el miércoles según las israelíes, pero siempre antes del reinicio de las conversaciones.

La comisión ministerial responsable se reunió esta noche en Jerusalén -sin la presencia de un convaleciente Netanyahu, operado de una hernia umbilical- para decidir sus nombres.

Catorce serán trasladados a la franja de Gaza y los doce restantes a Cisjordania; ocho de los condenados terminaban de cumplir sus condenas en los próximos tres años, dos de ellos en el plazo de seis meses, informó la oficina del primer ministro.

Por su parte, Abás manifestó en una reunión esta tarde con el ministro de Presos, Issa Qaraqe, que la liberación de estos y otros presos "aumentará las posibilidades de lograr la paz".

Mientras tanto, y a la espera de ver si Washington condena o no las nuevas construcciones en territorio ocupado, la respuesta palestina a ese anuncio no se hizo esperar.

"Israel intenta impedir que se celebren las negociaciones del miércoles", afirmó el negociador Mohamed Shtaye en un comunicado.

Miembro del Comité Central de Al Fatah, que vertebra la OLP, Shtaye condenó "en particular" la construcción que tendrá lugar "en y alrededor de Jerusalén Este ocupada".

Las negociaciones seguirán a una ronda de contactos en Washington los pasados 29 y 30 de julio entre los jefes negociadores israelí y palestino, Tzipi Livni y Saeb Erekat, para debatir la forma y plazos del nuevo intento negociador.

El objetivo declarado de Kerry es abordar todas las cuestiones en litigio sin excepción, comenzando por las fronteras y las medidas de seguridad, para alcanzar un acuerdo definitivo en nueve meses.

Para Shtaye, sin embargo, "Israel continúa usando las negociaciones de paz como una cortina de humo para sus actividades de construcción en los asentamientos" y exhortó a la comunidad internacional a que "ponga fin a la impunidad de Israel".

El cese de la construcción en los asentamientos judíos, según aparece en la Hoja de Ruta de 2003 junto con otras demandas a las dos partes, ha sido desde hace cuatro años condición sine qua non de Abás para negociar con Israel.

A finales de noviembre de 2009, bajo fuertes presiones de EEUU, Netanyahu declaró una congelación parcial de estas actividades durante diez meses, lo que permitió la reanudación del diálogo en septiembre del año siguiente durante tres breves semanas, las que aún quedaban de moratoria.

El pasado julio, Abás accedió a entrar de nuevo al diálogo con sólo un compromiso verbal no oficial de frenar el ritmo edificador y de hacerlo en los asentamientos más grandes, según informaciones publicadas en distintos medios pero que no han sido confirmadas abiertamente por ningún portavoz oficial.

Por Elías L. Benarroch

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel