AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

viernes, 01/08/14 - 05: 41 h

política (general)

Jáuregui teme que el Gobierno planteará bajar las pensiones nuevas

lainformacion.com

miércoles, 26/12/12 - 11:06

[ ]
El diputado socialista y ex ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, a quien Rubalcaba ha encargado la revisión ideológica del partido, ha asegurado, en una entrevista con Europa Press, que teme que el Gobierno va a plantear bajar las pensiones nuevas, aplicando medidas como computar toda la vida laboral para calcular la cuantía o eliminando las prejubilaciones, ya que la Seguridad Social es deficitaria con menos de 17 millones de cotizantes. Sin embargo, explica que hay otras fórmulas para mantener el sistema y recuerda que en otros países se pagan con impuestos.
Jáuregui teme que el Gobierno planteará bajar las pensiones nuevas

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El diputado socialista y ex ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, a quien Rubalcaba ha encargado la revisión ideológica del partido, ha asegurado, en una entrevista con Europa Press, que teme que el Gobierno va a plantear bajar las pensiones nuevas, aplicando medidas como computar toda la vida laboral para calcular la cuantía o eliminando las prejubilaciones, ya que la Seguridad Social es deficitaria con menos de 17 millones de cotizantes. Sin embargo, explica que hay otras fórmulas para mantener el sistema y recuerda que en otros países se pagan con impuestos.

Además, propone que haya un pacto en la Unión Europea para aplazar el cumplimiento del objetivo de déficit entre dos y cuatro años. Jáuregui, que es muy crítico con la gestión de Mariano Rajoy durante este primer ejercicio de gobierno del PP --"lo de la herencia recibida es una vergonzosa manipulación de la realidad y un artilugio de mal pagador", asevera sobre el presidente--, cree, sin embargo, que es necesario adecuar el estado del bienestar a la realidad económica española, pero considera que debe hacerse desde el "pacto", con una política fiscal distinta y acordando con las CCAA el ajuste del coste de los servicios a los ingresos que se tienen para esos servicios.

El diputado socialista cree que el Gobierno todavía puede, antes de final de año, aprobar un decreto para elevar la edad para las prejubilaciones, pero asegura que para una reforma "más profunda" del sistema de pensiones tendrán que ir al Pacto de Toledo y eso llevará consigo un "cambio de legislación que incluso requiere de pacto social".

El temor que tiene Ramón Jáuregui en relación con la propuesta que pueda llevar el Gobierno es que ésta contenga medidas encaminadas a "bajar la pensión" para los nuevos jubilados. "Me temo que pueden venir con una reforma importante para, prácticamente, eliminar las prejubilaciones; acelerar la entrada en vigor de la edad de jubilación, por tanto, no hasta el 2017, sino para el 2022, reduciendo a cinco años --no diez-- la entrada en vigor y pueden ampliar el cómputo de los años para la base reguladora a toda la vida y no a 25 años", explicó.

Sin embargo, el dirigente socialista considera que el Gobierno está en la obligación de hacer propuestas alternativas de financiación del sistema de pensiones en el Pacto de Toledo si no quiere agotar el fondo de reserva en cuatro años. "Este es un problema fundamental, por debajo de 17 millones nuestra ecuación con los pensionistas es de uno a dos", explicó.

Por ello, cree que "no hay más remedio" que buscar otras fórmulas para sostener el sistema y recuerda que en otros países existe una "fiscalidad directa para las pensiones". Se trata, según dijo, de un "ingreso fiscal distinto" que se recauda a través de otras "figuras" fiscales o las "mismas con otros tipos". En su opinión, estos ingresos deberían proceder de todos los ciudadanos, no sólo de los trabajadores y puso como ejemplo el IVA o las emisiones de CO2, pero no quiso precisar ninguna figura impositiva en concreto.

Señaló, a este respecto, que los modelos de financiación de la Seguridad Social en otros países "son diferentes" al español, donde sólo se financia con cotizaciones de los trabajadores en activo. "Hasta ahora --explicó--, eso ha funcionado porque lo que se cotiza va a pagar a los pensionistas, pero cuando eso no llega, hay que buscar otros ingresos y no hay más que dos opciones: o elevar la cotización y eso encarece el empleo y perjudica la contratación, o buscar otros ingresos. ¿Qué ingresos?, fiscales. ¿Con qué figuras?, otras, o las mismas con otros tipos".

Jáuregui dice que esta opción es algo que podría estudiar el PSOE, pero no quiere aventurar la postura porque no sabe qué va a decir el Gobierno en concreto. "Los márgenes son los que he dicho y lo que digamos, no lo sé", añadió.

VERGONZOSA MANIPULACIÓN APELAR A LA HERENCIA RECIBIDA

El portavoz socialista en la Comisión Constitucional del Congreso se mostró muy crítico con el primer año de Rajoy y considera que la apelación continua que hace éste de la "herencia recibida" para justificar sus recortes es una "vergonzosa manipulación de la realidad" y un "artilugio de mal ganador".

Admite que cuando el popular llegó al Gobierno tenía una "gobernación difícil", pero recuerda que podría haber sido "peor" si se hubiera intervenido a España en el verano de 2011, algo que evitó el Gobierno Zapatero. "Estuvimos al borde", señala. En su opinión, Mariano Rajoy "engañó" a los españoles, que han vivido un año de "mentiras" por los incumplimientos del Ejecutivo.

No obstante y al ser preguntado si considera que da por liquidado el estado del bienestar con las medidas adoptadas, dice ser "más prudente" en este aspecto porque piensa que es necesario "adecuar" el estado del bienestar en España a la "realidad" económica del país, sobre todo, dijo, cuando han caído un 30 por ciento los ingresos fiscales.

NI GRANDEZA PARA LIDERAR, NI JUSTICIA EN LOS REPARTOS

En su opinión, el estado del bienestar tiene "remedio" pero con pactos. Eso, dijo, implica "asumir" una política fiscal distinta, donde se puedan "contemplar otros ingresos"; un acuerdo europeo para flexibilizar la consolidación fiscal, aumentando entre dos y cuatro años la consecución del objetivo de déficit del 3 por ciento, es decir, situarlo entre 2016 y 2018; y pactar con las CCAA, que son quienes prestan los servicios, la manera en la que se adecuan éstos a los ingresos que hay para esos servicios.

Sin embargo, cree que el Gobierno no ha llevado bien estos tres pilares y ha hecho "muchos engaños": "Hoy te cojo por aquí, mañana un decreto ley, ahora te meto el copago en esto, ahora en la farmacia, luego la ambulancia,...". En este sentido, Jáuregui considera que no ha habido "grandeza política" en el Gobierno para pactar, convencer y liderar y "no ha habido justicia en los repartos".

No obstante, Ramón Jáuregui afirma que en Europa hay "muchas de las respuestas a nuestros problemas" y una de ellas puede ser la relajación en el cumplimiento del objetivo de déficit. Algo a lo que hasta ahora Alemania se había resistido, pero que, según explicó, podría cambiar porque afirma que el año próximo "van a gobernar en Europa Hollande, Bersani y un socialdemócrata en Alemania". "Pienso que puede cambiar la política europea si tres países centrales de la Unión los gobiernan los partidos socialistas", aseveró.

En cualquier caso, el dirigente del PSOE no cree a Rajoy cuando éste dice que 2013 será el último año de la crisis. "No, el tampoco se cree a sí mismo, no lo sabe ni él", espetó. En su opinión, el próximo año "va a ser muy malo" y no vislumbra que se pueda empezar a crear empleo hasta la primavera de 2014 y eso, "yendo muy bien las cosas".

NO VE ESTALLIDO SOCIAL PERO HAY UN "DEBILITAMIENTO"

Además de estimar que 2013 seguirá siendo un año de "recesión", considera que se está produciendo un "debilitamiento social" y que los "colchones" para "amortiguar la crisis" que tiene la sociedad española "se están agotando".

No obstante, no es temeroso de una "revuelta social" porque cree que la gente "está más asustada que otra cosa". Sin embargo, insistió en que el "horizonte es muy difícil" porque el Gobierno no tiene "capacidad de convicción, de vertebrar el país, de liderarlo, de pactar y convencer".

(EuropaPress)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel