AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

viernes, 25/07/14 - 06: 38 h

política

Praga, en alerta por las inundaciones que arrasan Centroeuropa

lainformacion.com

lunes, 03/06/13 - 16:33

[ ]
Praga, en alerta por las inundaciones que arrasan Centroeuropa

PRAGA (Reuters) - Grupos de voluntarios apilaban sacos de arena para evitar que la crecida del río anegara el lunes el centro histórico de la capital checa, después de que las inundaciones en Europa central obligaran al cierre de fábricas, desplazaran a miles de personas de sus hogares y mataran al menos a seis personas.

Cinco personas murieron el fin de semana en la República Checa, donde se registraron las peores inundaciones en una década, mientras que en Austria un trabajador de la limpieza murió por un deslizamiento de barro cerca de Salzburgo y otras tres personas estaban desaparecidas.

Las inundaciones, que también afectaron a partes de Alemania, Eslovaquia, Hungría y Polonia, hicieron que las acciones de las aseguradoras Munich y Hannover Re bajaran alrededor de un 3,5 por ciento, al anticiparse los mercados a las reclamaciones de los propietarios perjudicados una vez que pasen las riadas.

El fabricante de automóviles Volkswagen cerró temporalmente su planta de Zwickau, en el estado alemán de Sajonia, debido a que la inundación impidió a los trabajadores llegar a la planta, y dejó partes de la ciudad alemana de Passau, en la confluencia del Danubio con otros dos ríos, totalmente inundadas.

La última vez que el centro de Europa se inundó de forma similar fue en 2002, cuando 17 personas murieron en la República Checa, y los daños estimados fueron de 20 millones de euros.

Las autoridades de Praga, la capital checa catalogada por Naciones Unidas como Patrimonio de la Humanidad, dijeron que no preveían que el desbordamiento del río Vltava, que atraviesa el centro, alcanzara los niveles de 2002.

Sin embargo, no quisieron asumir riesgos, y cerraron el metro en las calles cercanas al río, mientras los militares pusieron vallas metálicas móviles, defensas contra las inundaciones que fueron encargadas después de la catástrofe de hace 11 años. En otros lugares, los voluntarios construyeron muros con sacos de arena.

CAFÉ SUMERGIDO

El Puente de Carlos, un lugar muy visitado por los turistas que data del siglo XIV, estaba cerrado. Troncos de árboles flotaban en el agua marrón sucia. Un camino junto al río, que está por debajo del nivel de la calle, por lo general llena de ciclistas y personas que se sientan en los cafés, estaba el lunes totalmente anegado.

"Salimos de Inglaterra ayer con sol y calor. No esperábamos esto, ni siquiera tenemos nuestros impermeables", dijo la turista británica Alison Tadman, que llegó a Praga con su marido, Adrian, para celebrar su 47 cumpleaños.

Ella y su marido se habían refugiado en un restaurante McDonalds.

"Estamos muy decepcionados", dijo.

Algunas de las peores inundaciones se produjeron en torno al río Danubio, que nace en Alemania y serpentea varios países, entre ellos Austria, Eslovaquia y Hungría en su camino al mar Negro. El río estaba crecido por las fuertes lluvias del fin de semana.

En Alemania, el ministro del Interior visitó los lugares afectados el lunes y la canciller Angela Merkel pensaba acudir a la zona el martes, dijo el portavoz del Gobierno Steffen Seibert.

La forma en la que su Gobierno responda a la emergencia podría influir en el resultado de las elecciones generales en septiembre. "Es perfectamente normal que la líder de un gobierno vaya a la región y vea por sí misma lo que está pasando", dijo.

La navegación fue detenida en partes del río Danubio y del Rin en Alemania - dos arterias importantes para los envíos de cereales, carbón y otros productos básicos - a causa de la subida de las aguas.

Miles de personas que viven en zonas bajas de Austria y la República Checa, tuvieron que ser evacuadas de sus hogares. El primer ministro checo, Petr Necas, declaró el estado de emergencia el domingo para la mayor parte del país.

El riesgo del lunes era que las inundaciones podrían seguir el curso del río Danubio aguas abajo a otros países europeos a lo largo de su recorrido.

En Hungría, cuya capital Budapest está construida a orillas del Danubio, los medios estatales citaron a Gyorgy Bakondi, responsable de la Autoridad Nacional de Desastres, diciendo que 400 personas estaban trabajando en las defensas contra las inundaciones.

Dijo que los niveles de agua del río podrían alcanzar o incluso superar la altura de las inundaciones de 2002.

(Reuters)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel