AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

miércoles, 22/10/14 - 03: 59 h

seguridad ciudadana

Brasil endurece la ley que castiga a los conductores ebrios al volante

lainformacion.com

viernes, 21/12/12 - 17:29

[ ]

Las autoridades de tránsito de Brasil comenzaron a aplicar hoy nuevas normas que endurecen la fiscalización y las penas aplicadas a las personas que conducen bajo los efectos del alcohol.

Río de Janeiro, 21 dic.- Las autoridades de tránsito de Brasil comenzaron a aplicar hoy nuevas normas que endurecen la fiscalización y las penas aplicadas a las personas que conducen bajo los efectos del alcohol.

La reforma a la llamada "Ley Seca", que eleva la intolerancia de las autoridades con los conductores ebrios, fue publicada hoy por el Diario Oficial de la Unión tras haber sido sancionada la víspera por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

La reforma entra en vigor en momentos en que se prevé un aumento de los viajes por carretera por las vacaciones de Navidad.

La "Ley Seca", aprobada en 2008, ha reducido significativamente el número de accidentes de tráfico y de víctimas de los siniestros, según estadísticas del Ministerio de Salud.

Entre las modificaciones introducidas a dicha ley destaca una que permite que el conductor envuelto en un accidente de tráfico sea sometido a todas las pruebas necesarias para comprobar si consumió alcohol o sustancias psicoactivas, como pruebas clínicas o videos.

Hasta ahora, los usuarios se podían negar a realizar la prueba del alcoholímetro, que castiga a aquellos conductores con más de 6 decigramos de alcohol por litro de sangre, por lo que los policías tienen ahora más opciones para demostrar que un conductor está embriagado.

La Policía, según las nuevas reglas, podrá retirar el carné de conducir y la documentación del automotor, así como llevarse el vehículo a un depósito del Departamento de Tráfico.

Las multas por la conducción bajo efecto del alcohol pasarán de 957,65 reales (460 dólares) a 1.915,30 (más de 920 dólares) y, si el conductor reincide en el plazo de 12 meses, el valor llegará al doble y el responsable perderá el carné durante un año.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel