AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

viernes, 18/04/14 - 14: 12 h

senado y cámara de diputados

La oposición rechaza en el Congreso unas cuentas que deprimen el crecimiento y aumenta la desigualdad

lainformacion.com

jueves, 20/12/12 - 11:33

[ ]
La oposición ha expresado este jueves, en el último Pleno del Congreso del año, su rechazo a los Presupuestos de 2013 que, a su juicio, deprimen el crecimiento y aumentan las desigualdades sociales, tal y como han ido explicando los portavoces que, con la excepción del PP y UPN, han avanzado su voto en contra de las enmiendas del Senado, con cuyo debate concluye la tramitación parlamentaria de este proyecto.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La oposición ha expresado este jueves, en el último Pleno del Congreso del año, su rechazo a los Presupuestos de 2013 que, a su juicio, deprimen el crecimiento y aumentan las desigualdades sociales, tal y como han ido explicando los portavoces que, con la excepción del PP y UPN, han avanzado su voto en contra de las enmiendas del Senado, con cuyo debate concluye la tramitación parlamentaria de este proyecto.

El socialista Joan Rangel ha acusado a los 'populares' de haber convertido el debate "de la ley más importante del año" en un mero "trámite" en el que "han batido el récord" de no admitir casi enmiendas de la oposición. "Se han refugiado en su mayoría absoluta para imponer su particular receta, que se llama recortes", ha acusado.

Tras pronosticar que las cuentas serán "autoenmendadas más pronto que tarde" porque "se basan en previsiones irreales", ha acusado al Gobierno de optar por una vía de "reducción del déficit público a toda cosa y a costa de todos". "A una minoría privilegiada se la protege y amnistía, y a la mayoría se la carga de tributos y repagos. Su receta para 2013 es más de lo mismo: sólo reducción del déficit sin dar un impulso a la economía", ha acusado.

"Falta equidad y el reparto del esfuerzo es injusto. Su política económica se ceba en los débiles y protege a los fuertes, privatiza los beneficios y socializa las pérdidas. Nosotros vamos a construir una alternativa clara y fuerte para dar respuesta a tanta gente que lo está pasando mal", ha afirmado a renglón seguido.

"NO HAN DEJADO TÍTERE CON CABEZA"

Tras acusar al PP de haber "metido la tijera en todo lo que prometieron no tocar", Rangel ha advertido de que se están "gripando los motores que pueden permitir impulsar la economía", tales como la educación o la investigación. "En un año no han dejado títere con cabeza: lo que estaba mal ahora está muchísimo peor y lo que estaba bien, o lo estropean o lo hacen de pago", ha acusado.

"Se olvidan de que el reto, además de ajustar con mesura, es hacer crecer la economía con un patrón que incremente la competitividad por el conocimiento y no a costa de los salarios. Tenemos el riesgo de convertirnos en la maquila de la Europa rica. Ustedes están acelerando la desigualdad en la sociedad", ha zanjado.

Por su parte, el portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Alberto Garzón, ha señalado que las cuentas están "secuestradas por la troika" y "se basan en la fe de que las reformas funcionen" para acabar creando "empleos de miseria y un empobrecimiento de la sociedad".

"Buscan cambiar el modelo de crecimiento, lo que conlleva un cambio de modelo de sociedad porque al PP le sobran los derechos laborales, la sanidad pública, la educación pública y todo lo que obstaculice que España se parezca cada vez más a los países que son competitivos sólo por la vía de los bajos salarios", ha criticado, advirtiendo de las movilizaciones apuntan a "un escenario muy peligroso de estallidos sociales".

Por último, ha calificado los ingresos de "poco creíbles", por lo que conllevarán "nuevos recortes" el próximo año, y ha lamentado que no se aproveche la investigación como palanca para modernizar la economía y se opte en su lugar por la austeridad.

REPARTO DEL DÉFICIT

Pere Macías (CiU) ha solicitado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que "recapacite" y reparta entre las comunidades autónomas el margen de consolidación fiscal que logró con una "buena gestión" con la UE, cuando se flexibilizó el objetivo.

"El Gobierno español tenía a través de estos Presupuestos la posibilidad de administrar (dicho margen), pero lo que consiguió no lo ha ofrecido a las comunidades autónomas", ha añadido, para apostillar que "esto es un error".

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha recalcado que votará nuevamente en contra de "unos malos presupuestos" que sólo sirven para "consolidar la crisis, no para combatirla". Además, ha señalado que son "tan falsos como las promesas del PP" e "injustos" al recortar partidas como la sanidad o la educación. Asimismo, ha acusado directamente a Montoro de creer que la crisis es como la de tiempos de Aznar y le ha reprochado que crea que "con aguantar las cosas se van a resolver".

También ve "preocupante" haber convertido el fondo de liquidez autonómica (FLA) en permanente "sin un debate previo". En este punto, ha pedido al Gobierno que explique qué nivel de exigencias se establecerán para beneficiarse del fondo. "¿Para qué va a ser ese fondo, para financiar la independencia de Cataluña? ¿Va a dar un euro más a una Cataluña que ha dicho que no va a cumplir con el déficit?", ha preguntado.

DISCRIMINACIÓN PARA LAS COMUNIDADES

Por parte de Amaiur, Iker Urbina ha criticado que se destinen "grandes partidas a pagar al rey, al ejército y a los banqueros" mientras se lleva "a la ruina" a los ciudadanos, y ha exigido al Gobierno que deje a los vascos "decidir en paz cómo gastan su dinero y qué políticas fiscales son las adecuadas, sin ingerencias del Tribunal Constitucional ni de abogados del Estado ni de nadie".

Teresa Jordá (ERC) ha pedido que "no se recorte en sanidad o educación" sino "en viajes institucionales, en tarjetas de crédito de altos cargos, en trenes que no llevan pasajeros o en F1". En su opinión, los Presupuestos "son la plasmación de una ideología neoliberal" y hacen que los ciudadanos paguen la crisis.

Ana Oramas (CC-NC) rechaza las cuentas porque "alejan a Canarias" y hacen a sus ciudadanos "menos iguales al resto de españoles", y ha criticado que el PP, en un año, haya "aumentado esta brecha" al cancelar o reducir las partidas que benefician al archipiélago en temas como transporte, turismo o aguas.

Joan Baldoví, de Compromis-Equo, cree que el debate "es una película que ya hemos visto" en la que al final "ganarán los malos porque las cuentas no van a favor de los buenos", al suponer nuevos recortes en materias básicas. Asimismo, ha pedido al Gobierno que abandone el "mantra aburrido" de la reducción del déficit y negocie una moratoria con Bruselas.

La diputada de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha reiterado su rechazo porque, a su juicio, las "raquíticas" enmiendas del Senado "no han solventado" ni las "dudas sobre la viabilidad de las previsiones" ni la "convicción de que son las cuentas más antisociales" porque "piden más a quienes menos tienen". También se ha quejado del "déficit" con las comunidades, "especialmente" con Navarra.

Enrique Álvarez Sostres, de Foro Asturias, ha expresado su "frustración" con unas cuentas que "ningunean a Asturias" e "ignoran todas las necesidades" del Principado. "No nos maree otro año con promesas de amor presupuestario para pasillear y no quedar en nada", le ha espetado al ministro Montoro.

ES LO QUE TOCA

Por su parte, el portavoz del PP, Antonio Gallego, ha defendido las cuentas argumentando que "si no hay equilibrio el Estado del bienestar saltaría por los aires", y que sólo con este proyecto se evitará que uno de cada cuatro euros se destinen a pagar la deuda, condicionando así la política económica del Gobierno.

Gallego ha cargado las tintas contra el PSOE, sacando a colación no sólo su defensa de la austeridad en 2011, sino también el "caramelo envenenado" recibido en forma de herencia. En este sentido, ha pedido "cordura, sentido común y reflexión", y recuperar el "sentido de Estado".

Tras defender que la economía ya muestra señales positivas, Gallego ha pedido a CiU que no dé "lecciones" económicas cuando Cataluña acumula la mayor deuda "con diferencia" entre las comunidades autónomas.

Por su parte, el diputado Carlos Salvador (UPN) ha puesto en valor la voluntad de acuerdo de su formación y ha cuestionado si es útil la "carrera" que algunos grupos han emprendido "para ver quién le hace más oposición al Gobierno". "Nosotros trabajamos para construir y otros, me temo, para destruir", ha zanjado, tras reiterar su apoyo a los Presupuestos.

(EuropaPress)

Destacamos

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel