ESPECIAL RESULTADOS ELECCIONES 26j Pinche aquí y vea los datos del escrutinio

Científicos españoles descubren que el empleo de antagonistas de la sustancia P podría evitar la progresión de tumores

MADRID, 03 (EUROPA PRESS)

Científicos del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl) de la Universidad de Salamanca han descubierto que la utilización de antagonistas de la sustancia P podría evitar la progresión de tumores.

Así lo han atestiguado los expertos tras probarlo el uso de esta molécula en el sistema nervioso de roedores, y ver que "favorece la proliferación de las células tumorales", explican en declaraciones realizadas a DiCYT. "Los antagonistas se unen a los receptores de la sustancia P en las células tumorales y los bloquean", sostienen.

En este sentido, los investigadores señalan que con ello "se logra inducir la muerte de dichas células tumorales y, por lo tanto, evitar la progresión del cáncer". No obstante, reconocen que este hallazgo aún no se ha probado en seres humanos.

Uno de los científicos que ha participado en este estudio ha sido el miembro del Incyl, el doctor Rafael Coveñas, que mantiene que las células tumorales "sintetizan la sustancia P y la liberan al exterior, pero esta molécula también llega a partir de las terminaciones de los nervios, porque se encuentra distribuida por todo el sistema nervioso". Además, asegura que esta molécula "es un neurotransmisor con funciones importantes, como transmitir el dolor".

En los casos de cáncer, la sustancia P "se une a los receptores NK1, que se encuentra en la membrana plasmática de las células, y esto se traduce en un aumento de la actividad mitogénica". Por tanto, en este punto se halla "el comienzo de la división celular y la multiplicación de las células tumorales", afirma.

Ante esta evidencia, los investigadores han realizado este trabajo, por el que han descubierto que los antagonistas "inducen un proceso de apoptosis o muerte celular", manifiesta Coveñas. Además, "ejercen una acción antiangiogénica y antimigratoria", lo que evita la metástasis, subraya.

Una de las sustancias antagonistas que se ha probado en el trabajo del Incyl ha sido el aprepitant, un compuesto químico que "ya se emplea con personas para el tratamiento de náuseas y vómitos", expresa. Debido a ello, y a que ya ha demostrado su seguridad, "se reducirían los plazos para su aprobación", concluye el galeno.