Discapacidad. Famma reclama que los recortes en sanidad no afecten a quienes padecen cardiopatías congénitas


La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, FAMMA-Cocemfe Madrid, se sumó este jueves a las celebraciones del Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas para reclamar políticas sanitarias que, lejos de mermar la atención médica y la calidad de vida de quienes padecen estas dolencias, sirvan para que estas enfermedades sean diagnosticadas de forma precoz, dado que ello posibilita incrementar la esperanza de vida de quienes padecen una cardiopatía congénita.
Famma expresó en un comunicado que “la crisis económica no puede usarse continuamente como excusa perfecta para desmantelar con políticas de recortes y austeridad las medidas sanitarias encaminadas a brindar la mejor asistencia sanitaria a los pacientes, en este caso a los que sufren una cardiopatía congénita”.
En palabras de Javier Font, presidente de Famma, “las partidas económicas destinadas a diagnosticar esta enfermedad, así como su tratamiento, no pueden ser mermadas por las políticas de austeridad, que sólo buscan cuadrar balances económicos pero que obvian las posibilidades de supervivencia y necesidades de personas afectadas por esta y otras dolencias”.
En España, se estima que nacen al año unos 4.000 niños con una lesión de corazón y en el mundo se calcula que la tienen 8 de cada 1.000 niños.