AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 02/08/14 - 12: 10 h

epidemias y plagas

Cebos con olor a galletas de mantequilla...frente a roedores

lainformacion.com

sábado, 25/05/13 - 14:10

[ ]

Valencia, 25 may (EFE).- La empresa que realiza los tratamientos de control de plagas para el Ayuntamiento de Valencia utiliza con éxito un novedoso cebo con veneno aromatizado con olor a galletas de mantequilla, que permite actuar mejor al raticida porque es detectado a mayor distancia por los roedores.

ROEDORES INVESTIGACIÓN

Valencia, 25 may (EFE).- La empresa que realiza los tratamientos de control de plagas para el Ayuntamiento de Valencia utiliza con éxito un novedoso cebo con veneno aromatizado con olor a galletas de mantequilla, que permite actuar mejor al raticida porque es detectado a mayor distancia por los roedores.

Se trata del último sabor que han incorporado a los venenos después de utilizar anteriormente otros aromas como jamón, barbacoa o queso y leche fermentadas para atraer y eliminar a los roedores.

El responsable de la empresa encargada de estos controles, Noé García, ha explicado a EFE que esos aromas hacen más "apetecibles" los venenos y por tanto, "más eficaces". Con este último atrayente han notado "un mayor efecto".

Aunque Valencia siempre ha tenido "niveles bajos" de población de roedores, este tratamiento desarrollado por el departamento de I+D de Lokímica mantiene bajos esos niveles (tres roedores por habitante).

La empresa también ha desarrollado una pionera técnica de control de cucarachas que combina el insecticida tradicional de amplio espectro con el uso de un cebo de gel alimenticio con una materia activa que atrae a las larvas recién nacidas, para que lo coman nada más eclosionar y mueran antes de poder poner huevos.

Ello ha permitido reducir un 40 % el nivel de la población de estos insectos en el alcantarillado de la ciudad respecto al año pasado.

De hecho, según la empresa, la población de cucarachas en Valencia está en los niveles más bajos de la última década, lo que coincide además con la disminución del número de llamadas recogidas por el teléfono de atención al ciudadano: se ha pasado de 183 avisos en cinco meses de 2012 a 111 en el mismo periodo de este año.

Este tratamiento "pionero" empezó a aplicarse al final del año pasado y, según sus creadores, su eficacia "asombra hasta a quienes llevan décadas dedicándose al control de plagas".

En Valencia, la cucaracha negra (Blatta Orientalis) ha sido desplazada por la roja (Periplaneta Americana), que vuela, nada y se reproduce seis veces más que la especie anterior.

"Con el tratamiento insecticida, los adultos morían pero los huevos quedaban inalterables. Con el gel conseguimos que cuando eclosiona el huevo, las larvas van a alimentarse de él y mueren y así rompemos su ciclo", ha explicado García.

En Valencia hay cinco brigadas formadas por dos técnicos, además de un biólogo, que "de manera continua y rotatoria" hacen un control de cucarachas y roedores por la ciudad durante todo el año, lo que permite su descenso, a pesar que el clima favorece su presencia.

"Una cucaracha que matas en invierno son quinientas que matas en verano porque no se reproduce", ha resaltado el experto, quien ha augurado que en 2014, la población será tan baja que "ya no será necesario el insecticida y se podrá controlar sólo con el gel".

Valencia es la primera gran ciudad donde la empresa ha aplicado esta nueva técnica de control, desarrollada por ellos bajo el nombre de "doble efecto", y tras comprobar su efectividad, ya empiezan a aplicarla en otras como Alicante o Murcia.

Según Lokímica, la crisis ha aumentado un 25 % las actuaciones de las brigadas en obras abandonadas, locales cerrados o solares en construcción -antes podía haber una actuación al mes y ahora es a la semana-, mientras que se ha detectado que las comunidades de vecinos evitan los tratamientos en el interior de las fincas para ahorrar.

El Ayuntamiento de Valencia destina al control de plagas 420.000 euros, según fuentes municipales, y para la concejala de Sanidad, Lourdes Bernal, "se controla de una forma más eficiente y ágil el seguimiento de plagas".

Bernal ha recordado a EFE que existe una brigada de "acción inmediata" que actúa en menos de 48 horas y que se usan productos de última generación, con "atención especial a zonas donde viven personas con síndrome de hipersensibilidad química y colegios".

Ha destacado que las nuevas tecnologías van a aumentar "un 100 %" el rendimiento del servicio correctivo y ha subrayado que Valencia se encuentra en un umbral de plagas "seis veces por debajo" de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). EFE

(Agencia EFE)

Destacamos

Lo más visto en Salud

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel